PEÑAROL

Guillermo Varela: “Entendamos que hay un tiempo para los actuales dirigentes que se acabó”

El candidato a presidente de Peñarol por la Lista 129 marcó su postura y reflexionó: "Peñarol está ahí, lo que hay que sacar es la vieja práctica y los viejos practicantes".

Guillermo Varela, candidato a la presidencia de Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.
Guillermo Varela, candidato a la presidencia de Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.

La derrota ante Colo Colo en Chile fue la que terminó de convencer a Guillermo Varela de ser candidato a presidente de Peñarol. Se define como “un emprendedor, que acaba de cumplir 52 años y muy hincha de Peñarol”. Con 20 años ya había creado su primera empresa vinculada al software gracias a una formación en análisis de sistema y programación y esos emprendimientos fueron los que lo llevaron a presidir la Cámara de la Economía Digital del Uruguay. Hoy, candidato por la Lista 129, considera que “el mundo cambió, el fútbol cambió, pero Peñarol todavía no”.

-¿Por qué ser presidente de Peñarol?

-Entendimos que la única forma de producir los cambios es desde el gobierno del club, porque también nos dicen todos los que lo han intentado, que los actuales dirigentes no son muy afectos a dar espacios. Peñarol no ha construido institucionalidad, el grupo oficialista no es un grupo y es difícil definirlo y después la oposición no ha logrado todos estos años convertirse en un lugar real de cambio y de gobierno de Peñarol. No podemos ir como un sublema de lo mismo que estamos criticando, porque nosotros entendemos que los actuales compañeros que dirigen el club agotaron su tiempo y su capacidad y ya está, ya pasaron muchos años, muchos ejercicios y es siempre lo mismo y ves ahora el discurso electoral y es siempre lo mismo, una ausencia absoluta de diagnóstico claro de qué es lo que nos pasa, repiten viejas fórmulas y por eso vamos por el gobierno porque esta es una elección particular donde el presidente no va a tener mayoría, va a tener que negociar, ser abierto y tenemos eso como base en el programa: un trabajo de equipo. Ya no hay presidentes notables, ninguno de los que nos presentamos calzamos los zapatos del contador Damiani o de Cataldi o de Guelfi, entonces si no vamos a una gestión de equipos, de que los mejores estén trabajando sin importar de qué lista son, vamos a fracasar.

Guillermo Varela, candidato a la presidencia de Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.
Guillermo Varela, candidato a la presidencia de Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.

-¿Cómo surge Generación 129?

-Surge primero con contarle a amigos y conocidos que estaba atrás de esto y empezar a recibir enseguida un apoyo sorpresivamente masivo, me empezó a llegar a mi teléfono mensajes de gente que no conozco para decirme 'estamos contigo' y yo con ganas de decirle pero no sabés siquiera quién soy y me respondían 'pero escuché un audio tuyo con lo que querés hacer' y se empezó a formar y juntar gente y ahí descubrí que esa crisis que tuvimos esa noche la habían tenido varios hinchas de Peñarol. Fuimos como un natural captador de esa disconformidad y ese deseo de cambiar por el club y aparecieron muchos profesionales, de la publicidad, del marketing, algunos palquistas que me conocen del Campeón del Siglo y empezaron a aparecer grupos de 10 o 12 socios y cuando quise acordar teníamos mil y algo de socios registrados, 100 personas trabajando, gente que está ahora dedicando toda su jornada a todos los aspectos de Peñarol. El nombre nace por ese peloteo que tuvimos entre los creativos. Queríamos hacer algo de sentido común, porque creemos que lo que le falta hoy a Peñarol es una lógica, un orden, es un descontrol todo. En un momento dicen 'somos una generación de gente que se está acostumbrando a un Peñarol que no es' y el término generación nos cerró por dos lados: primero porque nos identifica a muchos hinchas de Peñarol que no somos de la misma generación de edad, pero sí estamos en este momento del club y después que generar implicaba algo positivo, nos sentimos identificados con el nombre y nos pusimos somos la Generación 129, que son los años que lleva el club, la que nació para provocar un cambio definitivo en Peñarol.

“Ninguno de los que nos presentamos calzamos los zapatos del contador Damiani o de Cataldi o de Guelfi”

Guillermo VarelaCandidato a la presidencia de Peñarol.

-¿Qué es lo que te gustaría implementar?

-El diagnóstico que tenemos nosotros es muy distinto al que tienen mis compañeros, nosotros creemos que Peñarol está muy mal. Creemos que no tiene un proceso de gestión profesional, no es un club profesionalizado en todos sus aspectos, en algunos sí, en otros es muy amateur. Es un club que todavía se maneja por caprichos, por impulsos emocionales, por presiones, entonces no tiene una hoja de ruta clara, comunicada, consensuada y negociada. Es un club que no tiene procesos de ir midiendo su progreso o no, entonces contrata técnicos sin ninguna clase de análisis, los echa sin ninguna clase de análisis, entonces lo nuestro es primero gestionar el club profesionalmente. Segundo hacerlo de cara al socio, rendir cuentas permanentemente con mucha transparencia, cosa que no se hace. Para conseguir información de lo que pasa en el club hay que andar mendigándola y generalmente son medias verdades y se hacen bolas de nieve con información que no era cierta. Nosotros queremos ir por otro lado, queremos poner a los socios como testigos directos y auditores de nuestra gestión y queremos cortar con prácticas que son nocivas para el club, los dirigentes no podemos estar prestando nuestro dinero personal y al mismo tiempo gestionar, es algo ilógico, no es moral y por más que sean todos honestos, también hay que parecerlo. También queremos basarnos mucho en tecnología para que la participación sea evidente, sea clara.

"Queremos poner a los socios como testigos directos y auditores de nuestra gestión

Guillermo VarelaCandidato a la presidencia de Peñarol.

-¿Qué es lo que más te preocupa de la actualidad de Peñarol?

-El descreimiento que empieza a ser crónico. Se está deteriorando la marca Peñarol. Estamos perdiendo de a pedazos nuestro ADN por no defenderlo, por no alimentarlo, por no conocerlo y el club empieza cada vez más a necesitar de sus glorias de los años 60 o 70 porque no es capaz de producir buenos tiempos ahora. No tiene una salida, entonces los dirigentes se pelean entre sí porque cada uno cree que la culpa la tiene el otro, hay una ausencia absoluta de autocrítica, eso perjudica mucho a Peñarol. La gente cree que simplemente resolviendo lo deportivo el resto se acomoda y yo diría que son en paralelo las cosas. Tenemos que organizar la casa, tenemos que ordenar el club, tenemos que respetar a Peñarol y que por sí mismo se saque este manto oscuro que lo cubre. Me preocupa que somos muy dependiente de factores externos, entonces si no vendemos a un jugador la salud del club y hasta la sustentabilidad del club corre peligro. Estamos acostumbrados a correrla de atrás y entonces las decisiones se toman apresuradas y mal y me preocupa que los que deberían encargarse de unir al club están más interesados en su carrera individual y personal que en tender los puentes necesarios para que Peñarol termine de sanarse.

-¿Cómo surge la alianza con Peñarolenses?

-Cuando arrancamos le habíamos propuesto a nuestros votantes que lo que no íbamos a hacer era un pacto con los actuales consejeros y recibimos mucha presión para que eso fuera así. El interés nuestro, primario, es Peñarol entonces las formas de ayudar a Peñarol algunas son más válidas que otras, entonces en ese aspecto nos empezamos a juntar con los grupos que no estuvieran conducidos por un actual consejero, pero no como un juicio de valor, sino porque ya sabemos que ellos no creen en lo que nosotros queremos hacer porque han hecho todo lo contrario. Nos juntamos con varios, pero Peñarolenses fueron los que más dejaron de lado la forma de relacionarnos y se pusieron más a la orden del contenido de lo que queríamos hacer y fueron rápidos en resolver acompañarnos, nos encontramos con un grupo de gente muy capaz, numeroso, que está dedicándole a muchas horas al club y con ellos fue bastante sencillo porque hablamos el mismo idioma, tenemos los mismos objetivos y sumamos fuerza.

"Somos la Generación 129, que son los años que lleva el club, la que nació para provocar un cambio definitivo en Peñarol"

Guillermo VarelaCandidato a la presidencia de Peñarol.

-¿Qué mensaje le darías al socio de Peñarol?

--Independiente de a quién voten le pido participación, que vayan, porque eso es legitimar a los dirigentes. Generalmente el club vota un 50% del padrón y queda la sospecha de qué habría votado el otro 50% entonces que vayan participen porque es un esfuerzo de todo el club y todas las listas. Al socio pensante le digo que no volvamos a comprar de nuevo esta música celestial que se nos vende en las campañas electorales, entendamos que hay un tiempo para los actuales dirigentes que se acabó, no nos podemos permitir tres años más de martirio, de peleas, de improvisación absoluta. Aquellos que tienen un criterio propio y que son capaces de hacer una autocrítica pedirle que nos acompañen con el voto, estamos rodeados de profesionales, vamos a rendir cuentas permanentemente y que confíen en nosotros porque tenemos un buen diagnóstico y hemos hablado con toda la interna del club y todos piden un cambio. Pedirle al socio que sea parte de la generación que intenta construir una nueva forma de entender los nuevos tiempos porque el mundo cambió, el fútbol cambió, pero Peñarol todavía no. Hagamos este cambio necesario sin temores, sin miedos. Peñarol está ahí lo que hay que sacar es la vieja práctica y los viejos practicantes, Peñarol está ahí a la espera de los socios para que vengamos a darle nuevamente brillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados