PEÑAROL

Griezmann, la ilusión mirasol

Ruglio le sugirió al francés que en seis o siete años juegue en Peñarol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Contento. Griezmann muestra orgulloso el carné de socio de Peñarol que le llevó Ruglio.

El consejero aurinegro Ignacio Ruglio aprovechó su viaje a Europa para cumplir con el pedido de Antoine Griezmann, el delantero de Atlético de Madrid. A pesar de que no lo conocía personalmente al francés hasta ahora, había quedado en llevarle su carné de socio auriengro y las dos camisetas, la oficial y la de alternativa. Es más, Ruglio ya le había mandado hace un mes atrás el carné de socia y la camiseta para su hija Mia.

El contacto entre Griezmann y Ruglio comenzó por intermedio del "Cebolla" Cristian Rodríguez, uno de los responsables de que el delantero francés se haya hecho hincha de Peñarol. Cabe recordar que Griezmann jugó en Real Sociedad con Carlos Bueno y en aquel equipo, dirigido por Martín Lasarte, "Charly" no solo le enseñó al entonces juvenil a cabecear y a tomar mate, también le transmitió su amor por la amarilla y negra.

Años después, ya en el equipo colchonero, el "Cebolla" culminó la obra comenzada por Bueno. Ambos se sentaban juntos a ver los partidos del carbonero y el francés no dejaba de preguntarle cosas sobre Peñarol.

Antes de que el consejero de "Sentimiento 1891" viajara a la madre patria, José María Giménez arregló todo para que pudiera ver el entrenamiento del "Atleti" y conociera a Griezmann, quien quedó loco de la vida con la camiseta a rayas con su nombre y el 7, el número que utiliza en el equipo de Simeone, y la de alternativa con el número 9, como había pedido.

Ruglio también le entregó al francés el carné de socio de la institución que le había mandado a hacer. "La idea es seguir en contacto, seguir regando la relación pensando en que dentro de seis o siete años, cuando Griezmann tenga 32 o 33 años, pueda jugar un semestre o un año en Peñarol", contó Ruglio. "Se lo dije y él me contestó que nunca había pensado en convertirse en un hincha fanático de Peñarol al punto de cantar las canciones de la hinchada y que capaz que algún día podía vestir nuestra camiseta; que nunca se sabe".

Ruglio también le llevó una camiseta con su nombre al profesor Óscar Ortega, preparador físico de Atlético de Madrid. "Fue un pedido que me hizo el Patito Aguilera, que cuando Ortega estuvo trabajando en Peñarol lo ayudó a recuperarse de una lesión complicada que tuvo. Por eso le llevé la número 11 que usaba Aguilera", relató Ruglio.

Ayer, el directivo estuvo en el partido que el "Atleti" disputó frente a Alavés y el viernes irá a Sevilla para ver el que jugará de visitante el Betis de Poyet. Allí le entregará la nueva camiseta a Sebastián Cristóforo, exjugador auriengro e hincha de ley. También pasará por Barcelona, siempre buscando establecer contactos para Peñarol.

El sábado, Ruglio estuvo en la ciudad deportiva del Real Madrid, donde se encuentra el estadio Alfredo Di stéfano. Allí Real Castilla se enfrentaba a la Real Sociedad B. Su intención era ver en acción al "Pajarito" Federico Valverde, pero no tuvo suerte. Real Castilla comenzó perdiendo 2 a 0 y terminó venciendo por 3 a 2, pero el "Pajarito" se quedó en el banco y no ingresó.

Ruglio también aprovechó su estancia en la capital española para almorzar con los integrantes de la Peña de Madrid. Luego viajará a Italia, donde visitará a Juventus y dos o tres clubes más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)