fútbol

Griezmann: mucho más que un campeón del mundo

"Siempre hubo una sonrisa de un uruguayo para ayudarme. Si ustedes van a Francia o a España verán que somos muy diferentes a vosotros, a los uruguayos y a los sudamericanos. Y esa diferencia me gusta”, dijo el francés

Antoine
Locura: La que despertó Antoine Griezmann al llegar a Montevideo. Foto: Leo Mainé. 

Antoine Griezmann pisó suelo uruguayo por primera vez en su vida. Y se sorprendió por la repercusión que tuvo su llegada. Tanto por la cantidad de medios que lo esperaban para una improvisada conferencia de prensa en la sala VIP del aeropuerto como con la cantidad de hinchas que lo aguardaban a la salida del lugar.

El delantero francés, que llegó al país que adoptó como suyo para estar presente en el casamiento de Diego Godín que tuvo lugar anoche en Jacksonville, arribó en un vuelo privado que se demoró y se lo notaba cansado. Pero eso no impidió que demostrara su simpatía, así como su felicidad por encontrarse en Uruguay.

“Primero quiero disfrutar de la boda. Diego es el padrino de mi hija y tenía que estar aquí. Espero disfrutar de ese momento maravilloso y único para él. Y luego creo que me ha preparado un buen plan para estos tres días. He tenido muchas peticiones, muy bonitas, pero como me voy a quedar solo tres días no voy a poder cumplirlas. No me va a dar para muchas cosas, pero seguramente volveré”, dijo y agregó que por ese motivo declinó la invitación a ser declarado ciudadano ilustre de Montevideo, así como a recorrer el Campeón del Siglo.

“Prefiero venir en otra oportunidad con dos semanas bien largas para hacer muchas cosas”, añadió. Es que debe estar de regreso en Madrid el 30. Y viajará de vuelta a España junto al capitán celeste.

Griezmann definió a Godín como “el mejor padrino posible” para su hija Mía de tres años. Y aclaró que su esposa Erika no lo acompañó en el viaje porque está esperando el varón. Antoine y Erika se conocieron en San Sebastián cuando él jugaba en Real Sociedad. Allí donde era dirigido por Martín Lasarte y donde Carlos Bueno le enseñó a cabecear, a tomar mate y lo hizo hincha de Peñarol. “Desde mi 18 años cuando empecé a jugar en el fútbol profesional tuve a Martín Lasarte y a Carlos Bueno y luego cada año tuve siempre un uruguayo. Y eso me ayudó en los momentos difíciles. Siempre hubo una sonrisa de un uruguayo para ayudarme. Si ustedes van a Francia o a España verán que somos muy diferentes a vosotros, a los uruguayos y a los sudamericanos. Y esa diferencia me gusta”.

A propósito de sudamericanos, Griezmann reconoció que el técnico colchonero Diego Simeone, ha sido también muy importante para él. “Me ayudó mucho. Al principio me costó mucho adaptarme a su filosofía, a defender y a correr. Tuve que trabajar mucho, pero con la ayuda de Godín y de otros compañeros, me convertí en otro jugador que hoy puede aspirar a otras cosas”.

AGRADECIDO. Tras la final de la Copa del Mundo de Rusia, frente a Croacia, Griezmann brindó la conferencia de prensa con una bandera uruguaya sobre los hombros. Su actitud cayó muy bien por estos lares, pero si un futbolista uruguayo hubiera hecho lo mismo con la bandera de otro país, la reacción hubiera sido muy diferente. Ayer se refirió a lo que pensaron los franceses sobre el asunto. “Me dijeron algo sí, como también cuando no celebré el gol que le hice a Uruguay, pero son cosas que no pienso antes, simplemente lo hago. Soy así. Tengo mucho aprecio por este país y por las personas que me ayudaron al principio de mi carrera. Simplemente, salió de mí”.

Más adelante admitió su sorpresa por el recibimiento. “Cuando Diego me dijo de atender a la prensa en el aeropuerto me sorprendió un poquito. Me gusta mucho recibir todo este cariño de la gente y ojalá yo pueda devolverles lo mismo. Uruguay es un país que me encanta y tenía muchas ganas de conocerlo. Son solo tres días, pero volveré”.

Al final, fue consultado sobre la elección de Kylian Mbappé como mejor jugador francés del 2018 por la revista “France Football”, por delante suyo y del defensa Raphaël Varane. “Yo tuve que votar y lo puse primero. Ha hecho un gran año. Mete goles, hace la diferencia y creo que se lo merece”. Es más, Mbappé, Greizmann y el portugués Cristiano Ronaldo son los nominados para la elección del Mejor Jugador del Año en la décima edición de los premios Globe Soccer que se entregarán el próximo 3 de enero.

Puede que no sea el ganador, pero para los uruguayos ya lo es. Afuera lo esperaban decenas de hinchas. Y él se detuvo a sacarse fotos y a firmar cuanta camiseta y pelota le alcanzaron. Firmó camisetas del “Aleti”, de Peñarol y también alguna tricolor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)