ARBITRAJE

La gremial de árbitros demandará a Hugo De León por injurias tras sus declaraciones

El exfutbolista calificó a los árbitros de "enemigos" de Nacional y llamó a escracharlos a través de las redes sociales.

Árbitro
Foto: archivo El País.

Luego de que Hugo De León calificara a los árbitros de "enemigos ocultos" de Nacional y llamara a escrachar a través de redes sociales a quienes cometan errores, la gremial de árbitros resolvió hacer una denuncia penal en su contra por "injurias".

El presidente de la Asociación Uruguaya de Árbitros de Fütbol (Audaf), Marcelo De León, dijo esta mañana en declaraciones al programa 100% Deporte de Sport 890 que el exfutbolista es "un referente de Nacional con más peso en la opinión pública (que el presidente José Decurnex)" y provoca que "se haya creado una bola de nieve que genera que la gente rompa cada vez más barreras".

Entrevistado en los programas Las Voces del Fútbol (Radio 1010) y Último al Arco (Sport 890), Hugo De León afirmó que los jueces son un "enemigo oculto con el que Nacional lucha desde hace dos años y medio" y llamó a "pasearlos por las redes sociales a los que cometen errores, hay que poner las fotos de ellos, que los reconozcan en la calle".

Marcelo De León confesó que luego de los dichos del exjugador recibió "amenazas e insultos de todos colores" y se "ataca a la moralidad de todo el arbitraje". "Yo lo único que defiendo es la libertad del trabajo y creo que a nadie le gustaría que lo traten de delincuente. Porque si están diciendo que hay tráfico de influencias, que la cancha está en repecho, estás diciendo que el árbitro está arreglado", manifestó.

El presidente de la gremial de árbitros dijo que el línea Martín Soppi, que en el partido entre Fénix y Nacional de la fecha 10 del Apertura no validó un gol para los tricolores, recibió amenazas contra su familia. "A través de redes sociales se llegó a su familia. Se publicó información de él y de su familia como si fuera un trabajo de inteligencia", contó.

Asimismo, declaró que tras las pintadas al auto del árbitro Gustavo Tejera, que estuvo a cargo del encuentro entre Nacional y Progreso en el que los tricolores ganaron 4 a 0, "nos sentimos vulnerables". "El mensaje que nos llega a nosotros es que saben dónde vivimos. Estamos acostumbrados a presiones, pero esto nos preocupa por nuestras familias", señaló.

Asimismo, reveló que luego del clásico de 2016 que se suspendió por incidentes en la tribuna aurinegra, "al otro día tenía a 40 hinchas de Peñarol con tambores en la puerta de mi casa".

"El error arbitral está calculado por las comisiones de FIFA y las de Conmebol y es un 5% de fallos en todo el campeonato. Nosotros tenemos errores en todas las canchas, el tema es que Nacional y Peñarol tienen 40 cámaras y ahí resaltan el error", explicó el presidente de la gremial.

A su vez manifestó que "la pasión del fútbol se basa en el error: nuestro, de los jugadores, de los técnicos, de los dirigentes. El problema es que en el árbitro se centraliza el actuar deportivo".

"Una cosa es opinar y otra es decir que somos inmorales. Comparto la libertad de expresión pero no llegando al punto en que te dicen que el fin de semana que viene Nacional va a perder porque somos todos chorros", cuestionó.

"Vamos a hacer una denuncia penal" contra Hugo De León, aseguró. "Esto es una injuria y un ataque a la moralidad. En el ámbito que estamos hoy, no estamos en un estado de situación normal", agregó.

Añadió que "hace poco se detuvo el fútbol por un hecho violento, porque lo que pasó en la AUF fue un hecho violento". Consultado sobre por qué se suspendió la fecha en ese caso y no cuando hubo pintadas de hinchas de Peñarol contra Andrés Cunha, dijo que "no es lo mismo que te pinten el frente a que se te metan al comedor y se sienten con vos".

"Creemos claramente que (Hugo) De León está entrando en un delito. Para el próximo fin de semana genera una alarma que puede tener como consecuencia un hecho de violencia", advirtió el presidente de Audaf.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)