FÚTBOL URUGUAYO

Grandes refuerzos: pases de sangre

Peñarol tendrá siete “9” y Nacional cuatro “10”: han sido sus preferencias tradicionales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
333

Peñarol contrató a Junior Arias y Gabriel Ávalos, traerá a Gastón Rodríguez, y tenía a Murillo, Affonso, Rossi y Palacios. Siete "9", o delanteros de área.

Nacional incorporó a tres futbolistas que son o pueden jugar de "10": Tabaré Viudez, Martín Ligüera y Brian Lozano; y tiene a Amaral: cuatro potenciales enganches.

Quizá se pudo repartir mejor el esfuerzo económico para cubrir más equilibradamente los distintos roles de un equipo adentro de la cancha, pero una paramétrica histórica indica que Peñarol y Nacional actuaron en consonancia con el legado de la sangre.

José Piendibene, apodado "El maestro" por su talento y armonía concertadora para llegar desde atrás al área rival, fue el gran "9" aurinegro en las dos primeras décadas del siglo pasado. A fines de los 40 y en los 50, Óscar Omar Míguez se constituyó en su gran sucesor por un bagaje técnico pleno de ingeniosas jugadas individuales, como la chilena, el "mondonguillo" (hoy la rabona) y el taco, a las que no era ajena su astucia para definir frente al arco contrario. En la década del 60, irrumpió el ecuatoriano Alberto Spencer, goleador velocísimo y ágil por los piques, saltos y cabezazos que descargaba como rayos. En los 70 reinó Fernando Morena, "pescador" inteligente, infalible y claro, que arrasó con las marcas rivales y las históricas del fútbol uruguayo. Y a fines de los 80, impactó Diego Aguirre, oportuno e incisivo como un cirujano, y autor de un gol heroico, milagroso, que vale mil en el alma de la hinchada.

La marca registrada de Nacional, en cambio, es otra: el entreala izquierdo, el "10", el enganche, desde que en los 20 y 30 a Héctor Scarone, un prestidigitador fino, preciso y hábil al que Europa consideró "el mejor jugador del mundo", lo llamaron "El Mago".

Entre los 30 y 40, Roberto Porta fue el más conspicuo continuador de la saga con su fútbol "de potrero", intuitivo, desfachatado. Atrás del "Tano", ya en los 50, tras los pasajes rutilantes de los elegantes argentinos Rinaldo Martino y Héctor Rial, siguió Héctor "Ciengramos" Rodríguez, un diminuto y gambeteador que desairaba a sus rivales con los amagues y las moñas más inesperadas. A fines de los 60, Ildo Maneiro fue el entreala izquierdo cerebral, pensante, y a la vez práctico, al que sucedió la potencia y la técnica exuberantes de Juan Ramón Carrasco. Y ya en el siglo XXI, tras los distinguidos pasajes de Ángel "Matute" Morales y Marcelo Gallardo, la corona cayó sobre las sienes del Álvaro Recoba, por el poder y la magia de su pegada.

Obvio, Peñarol tuvo "10" extraordinarios, pero quizá sólo Juan Alberto Schiaffino, Ruben Paz y Pablo Bengoechea petenezcan a esa casta; y en Nacional hubo "9" que hicieron época, fantásticos, espectaculares: Atilio García, Luis Artime, Hebert Revetria, Waldemar Victorino, Sebastián Abreu.

Sin embargo, cuantitativamente, esas fabulosas excepciones confirman la regla; la tendencia es la contraria, que Peñarol y Nacional siguieron en el período de pases, donde el primero contrató dos "9", tiene seis y seguro tendrá siete; y los tricolores trajeron tres "10", con los que ahora tienen cuatro. Es que para uno y otro, esos roles son una debilidad: tal vez el legado de la sangre.

PEÑAROL.

José Piendibene.

“El maestro” jugó 459 partidos entre 1908 y 1928; hizo 280 goles. Campeón uruguayo 1911, 1918,1921, 1924 (FUF), 1926 (C. Provisorio) y 1928

Óscar Omar Míguez.

“Cotorra” jugó en Peñarol entre 1948 y 1959: en 137 partidos, hizo 107 goles. Campeón uruguayo en 1949, 1951, 1953, 1954, 1958 y 1959. Comandó “La máquina del 49”: Ghiggia, Hohberg, él, Schiaffino y Vidal.

Juan E. Hohberg.

Jugó entre 1949 y1960, y en 193 partidos hizo 283 goles. Campeón uruguayo en 1949, 51, 53, 54, 58, 59 y 60; y la Libertadores en 1960. Fue “8”, y “9”. Vigoroso, potente, “Verdugo” por goles clásicos.

José Sasía.

El “Pepe”, guapo, bravo, jugó en Peñarol entre 1961 y 1965. Fue campeón uruguayo en 1961, 1962 y 1964, campeón de la Libertadores en 1961 y también de la Intercontinental en 1961.

Alberto Spencer.

Jugó de 1960 a 1970. En 243 partidos, 326 goles. Campeón urug. 1959/60/ 61/ 62/ 64/65/67 y 68; Libertadores 1960/61/66, e Intercontinental 1961/66. Máximo goleador de la Copa:54.

Fernando Morena.

Jugó en 1973/79, 1981/83 y 1984. En 196 partidos oficiales 221 goles. Campeón de Libertadores e Intercontinental 82. Máximo goleador de: Peñarol (440); Camp. Uruguayo (230); un Uruguayo (36 en 1978); uruguayo en Libertadores (37).

Diego Aguirre.

“La fiera”, jugó en Peñarol entre 1986 y 1987, y en 1992. Salió campeón uruguayo en 1986 y de la Libertadores en 1987. Su gol en la final de Santiago ante América lo elevó al lugar más alto del podio de la gloria.

NACIONAL.

Álvaro Recoba.

El “Chino” jugó en Nacional entre 1996 y1997, y desde 2011 a 2015. Disputó 117 partidos y metió 38 goles, y fue campeón uruguayo en 2011/2012 y 2014/2015. Hizo goles memorables y, además, claves en los clásicos.

Juan R. Carrasco.

“JR” jugó en Nacional entre 1973 y 1978, en 1984, 1987 y desde 1994 a 1997. Fue campeón uruguayo en 1977 y sus goles, más que por la cantidad, impactan en la memoria por la clase y los taponazos con los que los anotó.

Ildo Maneiro.

Jugó en Nacional entre 1965 y 1973. Fue campeón uruguayo en 1966, 1967, 1969, 1970, 1971 y 1972, y de la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental en 1971.Quizá representó una transición hacia el volante mixto moderno.

Héctor Rodríguez.

“Ciengramos” jugó en Nacional entre 1956 y 1962. Fue campeón uruguayo en 1956 y 1957. Integró un lujoso ataque juvenil: Héctor y Raúl Núñez, Acosta, él y Escalada. El 18 de agosto de 1957 hizo tres goles en un clásico.

R. Martino - H. Rial.

R. Martino jugó en Nacional en 1950 y1952, en 40 partidos hizo15 goles. Campeón uruguayo1950 y 1952. H. Rial jugó en 1952/53/ 54; en 51 partidos, 20 goles. Campeón en 1952. (Se lo llevó Real Madrid y fue 5 veces campeón de Europa).

Roberto Porta.

El “Tano” jugó en Nacional en 1928/1931 y 1937/1947. Fue campeón uruguayo en 1939, 1940, 1941, 1942, 1943 y 1946. Con su juego pícaro, junto a Atilio García, fue clave en el Quinquenio de Oro tricolor: 1939/1942.

Héctor Scarone.

Jugó en 1916/26, 1927/31 y 1934/39. En 391 partidos, 301 goles. Campeón urug. 1916/17/18/20/22/ 23, 24 y 34. Es el futbolista que jugó más en Nacional: 20 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)