AUF

Grandes proyectos

Eduardo Abulafia se presenta por tercera vez como candidato a la presidencia de la AUF con ideas modernas para Uruguay y la FIFA

Eduardo Abulafia, candidato a presidente de la AUF. Foto: Marcelo Bonjour
Eduardo Abulafia, candidato a presidente de la AUF. Foto: Marcelo Bonjour

Eduardo Abulafia se presentará por tercera vez como candidato a la presidencia de la AUF. Espera que la tercera sea la vencida, pero también asegura que será la última. Vuelve a presentarse porque está convencido que puede llevar a cabo los cambios que tanto se necesitan en el fútbol uruguayo.

La primera vez que se postuló fue en 2006. En aquel momento Eugenio Figueredo era el presidente y tanto desde el gobierno como desde la opinión pública se daban señales de la necesidad de un cambio en la AUF. Hubo una reunión de clubes, pero a la salida todos apoyaron a Figueredo. Todos menos Defensor Sporting, Danubio y Liverpool. Entonces Abulafia fue al domicilio de Figueredo y le dijo que se presentaría a la elección.

Luego se sumaron otras voluntades y Figueredo terminó dándose cuenta que no tenía los votos. Los clubes que originariamente respaldaban a Figueredo, optaron por José Luis Corbo, que fue el vencedor. Tras la elección, Abulafia se dijo que no iba a volver a presentarse, pero ocho años más tarde, en 2014, lo hizo. Fue tras la salida de Bauzá propiciada, entre otros, por los propios clubes. En ese momento entendió que eso no estaba bien y se presentó contra Valdez, que le ganó en segunda vuelta.

“Hace tiempo que estoy convencido que hay que asumir la responsabilidad de la modificación estructural y completa del fútbol uruguayo. Como digo en mi proyecto es impostergable un cambio radical, con un nuevo modelo que sea posible, viable y sustentable con la realidad del país. No es hora de seguir realizando diagnósticos, es hora de aportar soluciones. Eso me ha hecho presentarme en estas tres veces”, explicó.

TABÁREZ.

“Tenemos un modelo con dos caras: de un lado la selección y del otro el fútbol local”, dijo quien pretende mantener, ampliar y potenciar el proyecto de selecciones. En ese sentido, Abulafia cree que Tabárez debe continuar en su cargo. “Se ha ganando el respeto y la confianza de todos los uruguayos como para decidir lo que quiere hacer. Si soy electo voy a ir a hablar con él para expresarle mi voluntad de que siga como técnico de la selección. Si él entiende que es otra la opción, lo escucharé, pero quiero que continúe con el mismo trabajo que está realizando ahora. Tabárez se ganó el derecho a decidir”.

A lo primero que Abulafia va a echar mano si resulta presidente de la AUF es a la estructura política. “Un Consejo Ejecutivo que trabaje permanentemente con los presidentes de los clubes. Deben reunirse por lo menos una vez al mes con todos los presidentes, más tres presidentes de la B. Y entre todos ir elaborando lo que se va a llevar adelante y en cada reunión debe brindarse un acta de lo que se habló en la anterior y entre una reunión y otra se le entregará un informe a los clubes para que estén enterados de todo”, explicó.

“El problema económico lo vamos a atacar fuertemente, con ideas diferentes, garantías y proyectos. Quiero que la AUF sea una fuente constante de ideas y proyectos”, dijo Abulafia quien ya tiene varios para presentar a FIFA y Conmebol.

CAMPEONES.

“En este nuevo modelo que va a haber 48 selecciones a partir del Mundial 2026, o del 2022, queremos presentarle a la FIFA la idea que las ocho selecciones campeonas del mundo estén clasificadas de antemano. Con eso tendremos asegurada la participación en varios mundiales con su contrapartida económica correspondiente”, afirmó quien está convencido que esa idea va a prosperar.

“Creo que lo van a llevar. Lo vamos a hablar primero con Argentina y con Brasil. Le va a servir a los ocho países que ya van a estar clasificados y los clubes de las cinco ligas europeas que es donde jugan los futbolistas de los ocho países campeones del mundo se van a sentir protegidos. Van a tener menos traslados y menos exigencias. Y queremos proponer jugar un campeonato entre esas ocho selecciones campeonas en las mismas fechas FIFA en que se jueguen las Eliminatorias. Y venderlo a Asia, a Oriente y al mundo todo. Y eso va a generar recursos impresionantes. Estoy seguro que Brasil y Argentina lo van a aceptar. Que Italia, que quedó afuera del Mundial, lo va aceptar, lo mismo que los otros países. Y el resultado económico tanto por los mundiales a los que ya vamos a estar clasificados, como por ese campeonato de campeones que se jugará durante dos años puede ser una fuente de ingresos muy buena para todos, especialmente para Uruguay”, señaló quien también tiene otras cosas en mente.

Por ejemplo, que además de la Copa Libertadores y la Sudamericana se juegue un Campeonato de Campeones entre los ganadores anuales de cada federación. Y que el que gane se enfrente al campeón de la Champions. Otra idea es que el campeón de la Libertadores Sub 20 juegue una final con el campeón de la UEFA Sub 20.

SIN DESCENSO.

“Tenemos que adecuarnos a lo que dice FIFA y para FIFA el fútbol se divide en profesional y amateur. El futbolista amateur para FIFA es un aficionado. Si un club que milita en la Segunda División Profesional desciende a una liga amateur, pierde todo su patrimonio. El futbolista pasa a ser amateur cuando el club invirtió en su formación. Hay que mantener la categoría de profesional. No puede haber descenso, no a una liga amateur. Quizás pueda haber una tercera división profesional. Lo que tenemos que cuidar es al club de fútbol cuyo principal patrimonio son los futbolistas”, explicó.

“Hemos trabajado mucho sobre los derechos federativos de los clubes. Sobre los futbolistas formados en sus instituciones. Marcamos claramente los vacíos legales que hay. Y los grandes perjudicados son los clubes. Deben tener un valor agregado por lo que han invertido por fuera del derecho de formación”, agregó Abulafia, quien tiene la certeza que esa idea se puede llevar a cabo. Para conseguirlo cree necesario armar dos fideicomisos. “Uno que se nutra con los derechos de televisión, con un porcentaje de lo que genera la selección, del merchandising y de otras acciones de marketing. Esto garantizará que los futbolistas cobren sus salarios. Le dará seguridad a ellos de cobrar y a los clubes de competir siempre. Si los clubes no cumplen con los compromisos, que van por la vía civil, pueden llegar a perder la categoría. Debemos garantizar que el fútbol funcione”.

Para que todo esto se lleve a cabo, propone la creación de un Consejo de Administración, integrado por cinco profesionales y separado del poder político. “Este Consejo elaborará un presupuesto de la AUF, del año y de la gestión de cuatro años que será entregado a los clubes que deberán aprobarlo. Y se les presentará un balancete mes a mes. Y a su vez, los clubes van a tener que entregar sus balances a ese consejo. Y en función de los números de cada uno es lo que pueden gastar”, dijo Abulafia, quien insistió en que él no es el candidato del gobierno. Y que su única relación fluida es con la Secretaría Nacional del Deportes. Admitió, sin embargo, tener ciertos conocimientos personales en algunas áreas, pero “que no aseguran nada”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)