AUF

Las "grandes" discusiones por el futuro del fútbol

Los derechos de TV, el poder de los jugadores, los nombres de los grandes para posibles Ejecutivos de la Asociación

El fútbol en Argentina no seguirá por TV abierta. Foto: La Nación - GDA.

Reuniones, ofrecimientos, discusiones. Intercambio de opiniones con intereses económicos, personales o clubistas en juego. Así se está viviendo la previa de un acto eleccionario dentro de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Para empezar, Peñarol y Nacional se plantaron firmes. Quieren, por encima de todo, tener representación dentro del Ejecutivo de la AUF, mejorar sus ingresos por los derechos de televisión local y, sobre todo, marcar el terreno contra aquellos equipos en desarrollo que procuran "mandar".

Esa frente común de los grandes, por cierto, también ha generado discusiones importantes en las internas de cada uno de los clubes. Porque la política también se vive -aunque traten de disimularlo- intensamente en las reuniones del Palacio Güelfi y en la Sede de la Avenida 8 de Octubre.

Por ejemplo, en Peñarol no se aprobó la iniciativa que tenía Jorge Barrera de que Juan Pedro Damiani fuera el designado para llegar a la AUF. Hoy el primer nombre que aparece es el del exvicepresidente Walter Pereyra. Corre con el número uno y si no acepta aparece Gastón Tealdi con grandes posibilidades de representar a los carboneros.

En Nacional, cuando algunos dirigentes de los clubes menores indicaron que estaban dispuestos a aprobar la presencia de los grandes en la AUF y se quiso tener injerencia en la designación, la respuesta fue contundente. El representante lo designa el propio club.

No pasó desapercibido el hecho de que se bajara de la mesa de consideración el nombre de Ricardo Alarcón.  Palabras más, palabras menos, un directivo tricolor supo remarcar: "Alarcón no va a representar a Nacional".

Por otra parte, si de divisiones se trata, es imposible no mencionar el hecho de que la directiva del club definiría por diferencia de un voto -nada más que eso- el apoyo a Wilmar Valdez. Hoy José Luis Rodríguez está más inclinado hacia el cambio y Eduardo Ache a la permanencia del actual Ejecutivo. El expresidente tendría los votos para hacer valer su postura.

derechos de tv

El arreglo que se viene con Tenfield

El tema de los derechos de TV del fútbol local tendrá un antes y un después: en eso no habrá marcha atrás, porque así se lo hicieron saber Wilmar Valdez y Edgar Welker a Francisco Casal en la reunión que mantuvieron antes del inicio de la Copa del Mundo.

Para afirmarlo de manera contundente: no habrá más prórroga del contrato a cambio de una mayor entrega de dinero. El camino a recorrer es el de una sociedad. Y la sociedad tendrá que iniciarse de manera inmediata, aunque Tenfield espera que eso ocurra a partir de 2026.

Si bien será una negociación dura y extensa, el camino de la sociedad parece inevitable. La fuerza que están teniendo los jugadores, en la defensa de sus derechos de imagen, empujará con fuerza sostenida hacia ello, lo que no implicará la aparición de un socio diferente. En defensa de Tenfield hay un elemento crucial: ni una sola empresa internacional ha golpeado la puerta de la AUF para mostrar interés por el producto fútbol uruguayo.

Será cuestión, entonces, de que Tenfield acepte que eso que está planteando para 2026 (un piso de 30 millones anuales y una sociedad de 65% para AUF y 35% para la empresa por los ingresos que superen ese monto) se concrete a la brevedad, en un cambio total del acuerdo vigente.

El camino hacia ello es inevitable, sobre todo porque el poder de los jugadores ha crecido. El Movimiento Más Unidos Que Nunca, hoy al frente de la Mutual Uruguaya de Futbolistas, más la movida fuerte de los jugadores de la selección en la defensa de los derechos de imagen jugará un papel fundamental. Habrá fútbol de ahora en más si la AUF toma el control de los negocios económicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)