VEA EL INTERACTIVO

Los grandes corren como favoritos

Por peso, historia y contrataciones, Nacional y Peñarol no tienen rivales “a la vista”, pero cada equipo cuenta con sus armas prontas para el Clausura. Repasá las principales figuras.

Si no puede ver el contenido, haga click aquí.

Los equipos están prontos. Esperando desde hace meses la orden de largada. Como si estuviesen en las gateras, prontos para iniciar la carrera del Clausura. Una carrera que tiene 15 fechas y en lo previo, cuenta con sus favoritos, con los enemigos, y también con las sorpresas, esas que nunca faltan y están a la orden del día en plena competencia.

Por historia, peso y tradición, los grandes siempre salen como favoritos. Y de cara a este segundo torneo del año, vuelven a salir como los candidatos a ganar la competencia.

Nacional y Peñarol se reforzaron para encarar una doble competencia y no sólo para jugar a dos puntas, sino para intentar hacer historia en la Copa y el Uruguayo.

El tricolor, buscando el bi y el aurinegro, intentando cerrar la temporada con los dos torneos bajo el brazo.

No va a ser fácil, claro. Ya se vio en el Apertura, donde varios equipos se metieron en la pelea y sólo en la recta final fueron quedando relegados.

Fénix y Cerro estuvieron bien arriba. Al final, fue el albiceleste el que exigió, pero terminó relegado a la tercera posición en la tabla.

Hoy, al menos en lo previo, la brecha entre grandes y chicos parece haberse agrandado. Las incorporaciones han sido de primer nivel, y en definitiva, han debilitado a sus rivales.

Danubio y Defensor Sporting, se han acostumbrado a estar bien arriba, a luchar hasta el final, y surgen como los enemigos, aquellos que pueden hacer tropezar a los grandes. "No hay dudas: en el presupuesto estamos lejos con Nacional y Peñarol pero en la cancha somos once contra once y los torneos cortos siempre se hacen parejos. Nosotros perdimos piezas importantes, pero vamos a pelearla. La apuesta de Danubio es el título del Clausura", dijo Pichu González, el entrenador que se quedó sin tres titulares: Torgnascioli, Formiliano y Ricca.

"Hay diferencias en los planteles, pero bueno, siempre fue así. Lo bueno es que los grandes tienen doble competencia y pueden distraerse en el plano local. Ya está más que probado que aquí todos le ganamos a todos y perdemos con todos", sostuvo Juan Tejera, el entrenador que pretende que su Defensor regrese a los primeros planos y se meta en la carrera por el título.

Los violetas también perdieron piezas importantes, pero volverán a la cancha con varios juveniles, productos de la interminable cantera.

Danubio y Defensor Sporting están un escalón abajo de los grandes. Y recorren el mismo camino. Trabajan en las formativas y suben jugadores. Así y todo, siempre la pelean.

Cerro, que de la mano de Eduardo Acevedo se atrevió a soñar con el título del Apertura, mantiene la misma apuesta de cara al Clausura.

Claro, ahora de la mano de un entrenador experiente y capacitado como Gustavo Ferrín: "Yo digo que el fútbol nuestro es muy parejo. Se les puede ganar a los grandes, ya ha pasado y va a seguir pasando, y nada tiene que ver que tengan figuras de renombre", indicó el entrenador albiceleste.

River, el de "JR", de gran debut en la Copa Libertadores, se permite soñar. Por la propuesta y por lo que empezó a generar en lo internacional. Pero esa doble competencia, lo puede debilitar en el inicio.

"Los grandes tienen más plantel, más jugadores, pero está comprobando que no hay diferencias en la cancha, ahí no pesan los nombres", tiró Juan Ramón Carrasco, el responsable del famoso tiki-tiki en el conjunto darsenero.

Fénix, con la propuesta de Rosario Martínez, siempre es un hueso duro de roer, y terminó colándose en el pelotón de los de arriba en el Apertura.

"Los partidos hay que jugarlos. Son 15 fechas, y hay que sumar de a tres. No hay ningún partido perdido ni ganado de antemano. Partidos, son partidos y ante los grandes, por suerte, uno está acostumbrado a tener buenos desempeños", apuntó Rosario Martínez.

Pero la carrera no sólo la corren los de arriba. Los que quieren escapar al descenso, también. Y si alguien sabe de esos campeonatos, es el Tola Antúnez: "Los únicos que le pueden pelear el título a Nacional o Peñarol son Danubio, Defensor Sporting, River Plate, y nadie más. El resto, venimos atrás tocando el bombo... ", indicó el entrenador de El Tanque Sisley, que pese a las limitaciones del plantel, ya supo amargarle la vida a los grandes.

Así están los equipos en la largada. Ansiosos, expectantes, decididos a correr las 15 fechas del Clausura con lo mejor.

Los grandes, como siempre, aparecen como favoritos, pero no son los únicos, hay enemigos y quizás, alguna sorpresa termine metiéndose en la recta final.

WANDERERS.

Bajas - Atrás y adelante.

Wanderers perdió a dos de sus figuras en este período de pases. Titulares indiscutidos y productos genuinos de su cantera. Maxi Olivera, una de las últimas contrataciones de Peñarol, era referente pese a su juventud, y capitán del equipo. Y Kevin Ramírez, uno de sus goleadores, pasó a Nacional. El bohemio perdió peso no sólo en el equipo, sino también en su plantel. Espera por la llegada del Chapita Blanco. ¿Se dará?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados