SEGUNDA DIVISIÓN

Gran triunfo en la hora sobre Boston River

El equipo de Casanova tuvo el mérito de ganar 2-1 tras empezar abajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Festejo aurirrojo. Los futbolistas de Villa Española celebran el gol de Pablo Silva. Foto: Marcelo Bonjour

Villa Española y Boston River llegaban al Estadio José Nasazzi con la imperiosa necesidad de llevarse los tres puntos en juego, en base a la intrincada forma de disputa del Campeonato Uruguayo de la Segunda Divisional Profesional.

La tarde lluviosa no fue obstáculo para que se observara uno de los mejores primeros tiempos, con un ida y vuelta muy interesante y chances de gol en forma constante.

Federico Rodríguez fue protagonista exclusivo del avance de Boston River y antes de los 15 minutos ya había malogrado tres claras oportunidades de concretar .

Villa Española trataba de salir con prolijidad desde el fondo, pero su mediocampo era obligado a retroceder y eso llevaba a un dominio territorial del visitante.

Pasada la media hora, a la salida de un tiro de esquina, Diego Gurri conectó un cabezazo que rozó en Esteban Maga y se transformó en el 1-0 para el equipo del barrio Bolívar. Sobre el final del primer tiempo, luego de un centro medido de Santiago "Bigote" López, el delantero Pablo Silva remató el balón que desvió Adrián Berbia, regresando al área y teniendo la fortuna de rebotarle e ingresar al arco.

El empate era demasiado premio para los aurirojos, que habían sido dominados por un juego simple pero poco contundente de su rival.

El segundo tiempo cayó en un pozo; ya no se observó la pisada, los toques lujosos, los cambios de frente de la primera parte, ya que el ritmo impuesto en el inicio por ambos equipos terminó quebrantando la parte física de la mayoría de los futbolistas.

Boston River siguió teniendo el dominio del balón y el campo y sólo era interrumpido por la velocidad de Bruno Martín Correa cuando obtenía el balón e intentaba llegar con peligrosidad sobre el arco de Adrián Berbia.

Las estrategias de ambos técnicos diferían en el transcurso del partido, ya que mientras Jorge Casanova necesitaba más velocidad en ofensiva (haciendo ingresar al exriverplatense Diego Casas), Sergio Cabrera enviaba al campo a Serafín García y volcaba a Gurri más al área para acompañar a su único punta.

Carlos Techera continuó ganándole el "duelo" a Federico Rodríguez y a falta de tres minutos, Mathías Callero salvó un gol en la propia línea.

Cuando el empate era el resultado que todos comentarían, Fernando Ruocco tomó la pelota, la miró y como si fuera su amiga del alma la acarició suavemente y la dejó guardada para que no volviera a salir. Ya no había más tiempo, el debutante Antonio García daba por finalizado el partido y el "Villa", el equipo del inmortal Canario Luna, lograba otra trascendente victoria en su búsqueda por regresar a Primera División.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)