DESDE EL ARCO

El gran ganador fue el “Cacique”

JOSÉ MASTANDREA

JOSÉ MASTANDREA

Nacional ganó el partido más importante de este semestre: venció 2-0 a San Lorenzo y revirtió el 1-3 que había cosechado en Buenos Aires. Lo escribí antes, cuando aún dolía la derrota en Boedo, porque estaba convencido que Nacional no podía volver a jugar tan mal y estaba en condiciones de dar vuelta la serie. Lo que nadie imaginó fue el equipo que paró el “Cacique” Medina en esta instancia decisiva.

Sin Aguiar, sin Viudez, sin “Papelito” Fernández, y con Alexis Rolín en la zaga. Sorprendió. Y terminó siendo el gran ganador de la noche, no sólo por el triunfo, sino por demostrar (una vez más) que conoce al dedillo el plantel que tiene y que sabe lo que hace, está convencido de sus decisiones y los jugadores le responden en la cancha. Nacional jugó un notable primer tiempo y ganó con claridad.

Tuvo grandes rendimientos individuales (Fucile, Espino, “Chori” Castro, Begessio), pero fue un equipo por sobre todas las cosas. Hubo una gran respuesta en la cancha, con entrega, actitud, desdoble, y un notable apoyo desde las cuatro tribunas, que explotaron y alentaron desde el primer hasta el último minuto. 

Medina se emocionó. Quizás por todo lo que significaba el partido y por su propio desafío en la conformación de la oncena. Fue el gran ganador, el que hizo posible el triunfo y el que mantiene la ilusión de Nacional en la Sudamericana. Y un párrafo aparte para la directiva: acertó en fijar precios populares. Se llenó el Parque, algo que debería suceder siempre. De nada sirve el cemento vacío. El hincha siempre está. Hay que cuidarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º