MÉXICO

Gorocito, cerca de un año en prisión a espera de una sentencia

El futbolista uruguayo ex Racing sigue detenido en México a espera que el caso se resuelva. Su abogado presentó videos que muestran el momento de la pelea y quien lo acusa "nunca se presentó cuando fue llamada a declarar", afirmó la madre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Gorocito en Racing. Foto: archivo El País.

En cuatro semanas el futbolista uruguayo Luis Gorocito cumplirá un año en prisión tras la pelea que tuvo en el estacionamiento de un bar de Aguascalientes, cuando era jugador del Necaxa.

Tras la riña del delantero ex Racing y su compañero Alejandro Molina con cuatro personas, Luis Mariscal López terminó lastimado. Dos meses después, falleció.

La madre y el abogado siguen buscando la liberación de Gorocito mientras esperan por la sentencia del caso.

La pelea.

Sucedió en la madrugada del 16 de agosto cuando Gorocito "estaba con unos amigos del club" en un bar. "Segundos después que me hijo salió del local, bajaron tres muchachos, los de la pelea", contó la madre del futbolista a Ovación.

“Ellos le gritan a Luis y él responde con un '¿qué?' –buscando que se le repita lo dicho al no haber comprendido–. Le dicen 'negro, te vamos a echar del país' y Luis les corresponde los insultos”, agregó.

En el momento que ocurre la pelea, “Mariscal le da cuatro patadas a Luis, la chica le pega con los tacos de los zapatos en la cabeza, lo que le deja lesiones, y los hermanos Alderete le pegan piñasos” cuando el uruguayo estaba en el piso.

“En ese momento los amigos lo tratan de ayudar pero no pueden porque los otros eran cuatro. Cuando Molina y otros compañeros lo ayudan, se forma una riña y después cada uno se va para su coche. Molina acompaña a mi hijo”, contó la mujer.

En cierto momento, “mi hijo y el amigo se bajaron del auto, cuando mi hijo salió lo amenazaron. Molina se enfrentó con Luis Mariscal y con un empujón de Molina fue que Mariscal cayó al piso”, lo que provocó la herida que derivó en su muerte.

“Acusan a mi hijo de querer abusar a la muchacha pero eso no sucedió y no hay pruebas de ello”, dijo. “Hoy tenía que declarar la muchacha, que nunca declaró, nunca se presentó cuando fue llamada a declarar”, añadió.

Luis Gorocito y Alejandro Molina fueron enviados a la cárcel en Aguascalientes.
Luis Gorocito y Alejandro Molina fueron enviados a la cárcel en Aguascalientes.

El juicio.

“Varios testigos declararon a favor de mi hijo pero a nadie le importó, sigue preso”, dijo la madre de Gorocito sobre personas que vieron lo acontecido en el estacionamiento. 

Además, ella denunció que no se trató al jugador de la manera que esperaba: “Jamás se le leyeron los derechos”, aunque acotó que “el cónsul uruguayo siempre estuvo presente”.

Al inicio del juicio “el club (Necaxa) puso un bufet de abogados los tres primeros días. Ellos mostraron un par de videos pero no eran tan claros como los del banco. Pero a la jueza, como le pareció que eran deportistas y corrían con ventaja, decidió dejarlos presos”, contó la madre, quien dijo que después “contratamos a otro abogado, el Dr. Néstor Ortiz, que está con la causa”.

El actual abogado defensor presentó videos del banco Santander, que se encuentra cercano al lugar donde ocurrieron los hechos, y en los que se ven partes de la pelea entre los jóvenes y se distingue al uruguayo por su camisa a cuadros (como en la foto) y los championes blancos.

Mirá el video.

Si no podés ver el video, hacé click aquí.

La madre del jugador también habló de lo que sucede con el juicio: “Todavía no tiene sentencia. Se están mostrando las pruebas y ahora tengo entendido que cambiaron de juez y pedimos una apelación para que ellos puedan salir, pero se la negaron porque en el video no se ve cuando amenazan a mi hijo, sí aparece cuando le pegan”.

“Separaron la pelea en dos términos, la primera cuando le pegan y la segunda cuando él se baja del auto”, sumó.

Su situación actual.

“Yo estuve los dos primeros meses, lamentablemente no me pude quedar más", afirmó la madre del jugador agregando que tiene una hija menor a la que también tiene que cuidar.

Sin embargo, comentó: "Con el trato de la cárcel no me puedo quejar. Está trabajando, está en el almacen. No me puedo quejar porque a mí me trataron con respeto y a él también”. También contó que Gorocito hace poco “estuvo enfermo pero ya está mejor: "Tiene médico y psicólogo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)