NACIONAL

Gonzalo Castro fue el gran ausente en el clásico

Los hinchas tricolores extrañaron al Chory, por algo su historia en Instagram fue tendencia en redes en Uruguay.

Chory Castro
Gonzalo Castro siempre rindió en los clásicos. Foto: archivo El País.

Gonzalo Castro es uno de esos futbolistas que se pueden definir como “jugadores clásicos”. Pero ayer no estuvo porque ya no juega en Nacional y los hinchas lo extrañaron. Por algo la historia que publicó en Instagram temprano, antes del partido, fue tendencia en redes sociales en Uruguay.

“Es hoy y el Benja lo sabe”, escribió el Chory en clara alusión a su hijo Benjamín, junto a una foto en la que se veían dos niños ante un tablero de ajedrez y un termo y un mate. El termo con el escudo de Nacional.

Es que para el futbolista, nacido en Trinidad hace 36 años, el día de ayer no fue fácil. Vivir el clásico de afuera como un espectador más fue doloroso para él. Por eso declinó la invitación de Ovación para conversar después del partido y contar cómo lo había vivido. “La verdad que prefiero no hacerlo. Ya bastante con sufrirlo de afuera”, fue la respuesta del Chory, que siempre rindió en los clásicos. Jugó 22 de ellos en sus dos etapas como tricolor. Entre ambas ganó nueve títulos, entre ellos cuatro Campeonatos Uruguayos.

Basta con recordar las últimas actuaciones del Chory en partidos frente a Peñarol. En la temporada 2019, en la que el equipo dirigido por Álvaro Gutiérrez se quedó con el Campeonato Uruguayo, el futbolista con la 11 en el pecho, fue determinante.

Anotó dos goles en la victoria de los tricolores frente a Peñarol 3 a 0 por el torneo Intermedio. El primero con un remate cruzado y el segundo un golazo de afuera del área. Remató de más de 30 metros tras un despeje de Kevin Dawson y la pelota se clavó en el ángulo.

Repitió en la final del torneo Clausura, dejando a su equipo con el Uruguayo servido en bandeja. En ese partido, que los albos vencieron 2 a 0, el Chory abrió el marcador con un latigazo. Y luego fue sustituido: muchas veces no estaba en la cancha más de 70 minutos, pero le alcanzaba para desnivelar, hacer jugar a su equipo y lo más importante, marcar goles frente al tradicional adversario. Algo que ya lo caracterizaba antes de emigrar a España donde jugó once años a primer nivel.

En el clásico correspondiente al Intermedio de la temporada actual, Castro también fue figura aunque no anotó. Bien podría haber sido el jugador del partido, de no ser por la gran actuación de Facundo Torres y de que finalmente el clásico se lo llevó Peñarol gracias al gol agónico de Ariel Nahuelpan.

Por eso, los hinchas que hicieron todo lo posible para que la directiva de Nacional cambiara la decisión de no renovarle el contrato, ayer lo extrañaron en el empate a cero en el CDS.

salida

No se pudo ir por la puerta grande

El contrato de Castro finalizaba a fin de diciembre y no se le renovó al igual que a otros 9 futbolistas que terminaban su vínculo y participaron en el acto de indisciplina que tuvo lugar en el hotel de la burbuja.
La movida en redes fue fuerte para que se cambiara la decisión. “Fue unánime la decisión de no considerar ninguna excepción, porque se borraría con el codo lo que se hizo con la mano”, dijo entonces  el presidente Decurnex.
En una entrevista en el programa Último al Arco de la 890, Castro reconoció días después que le resultó muy difícil decirle a su familia que no le habían renovado el contrato y asumió el error del grupo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados