VEA EL VIDEO

La goleada más triste

Real Madrid venció por 10-2 a Rayo Vallecano pero no la pasaba bien hasta que el rival sufrió dos expulsiones. Luego tomó impulso y lo pasó por arriba.

Si no puede ver el video haga click aquí

El Real Madrid logró hacerse ayer un hueco en la actualidad informativa española, algo que parecía todo un reto el mismo día de las elecciones generales del país y la conquista del Mundial de Clubes del Barcelona, gracias a la brutal goleada sobre al Rayo Vallecano. Un contundente 10-2 sobre el que hay que remontarse a 1960 para encontrar precedentes.
Si estará feo el ambiente en la “Casa Blanca” que ni siquiera una goleada histórica de este calibre es capaz de generar optimismo entre los hinchas. En el inicio se volvieron a escuchar cánticos pidiendo la dimisión del presidente, Florentino Pérez, pero el más señalado fue otra vez el técnico, Rafael Benítez. La pelota comenzó a rodar y parecía que el tanto de Danilo a los 3’ precedería a una tarde tranquila, pero no lo fue. Apenas 10’ después el Rayo ya lo había dado vuelta y el Santiago Bernabeu volvió a estallar, previendo una nueva derrota. La visita comenzó a perder el partido tras la absurda tarjeta roja que generó Tito, pero el juez terminó de sellar su destino con una expulsión mal señalada minutos después que dejó a los del barrio de Vallecas con nueve ante un Real que quería, y debía, calmar a sus hinchas. La “BBC” respondió y arrasó con 4 goles de Bale, 3 de Benzema y 2 de Cristiano Ronaldo que en otros tiempos hubieran sido motivo de regocijo, pero no en estos.

El del Real es el ejemplo perfecto de las vueltas que da el fútbol: hace justo un año era el merengue el que levantaba el título de campeón mundial y hoy vive días tristes. Florentino Pérez decidió cesar a Ancelotti en junio alegando que no ganó ningún título, desoyendo la voluntad del vestuario, que pidió su continuidad, y la de la hinchada, que nunca vio en Benítez nada que el italiano no tuviese. Ese fue el motivo por el cual, el día de la goleada clásica, los reproches del Bernabeu saltaron directamente hacia el palco. La apuesta individual del presidente es la que le deja entre la espada y la pared: si echa ahora al DT y coloca a Zidane en su lugar, cosa que ocurrirá más temprano que tarde, sería su admisión pública del error. Por eso está tratando de aguantar lo máximo posible a Benítez, insistiendo en que “es la solución”.

Justo por esto se le preguntó al capitán, Sergio Ramos, que contestó con acidez: “Si el presidente lo dice será por algo. Aquí todos somos peones y él es el rey”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)