NACIONAL

La goleada sufrida ante Wanderers dejó preocupación

Hay confianza en el trabajo del técnico Eduardo Domínguez, pero saben que hay que cambiar la pisada en forma urgente.

Nacional vs. Wanderers
La derrota ante Wanderers en el Parque Central incrementó la sensación de que el equipo precisa mejorar. Foto: Marcelo Bonjour

La confianza se mantiene, porque en la directiva y en la gerencia deportiva de Nacional hay convencimiento pleno de que la elección realizada, cuando se concretó el acuerdo con Eduardo Domínguez, fue la más acertada. Entusiasmó su proyecto y su visión sobre el desarrollo futuro que debería tener el club, ciertamente muy emparentado con el plan elaborado por Iván Alonso.

Ahora bien, es imposible que la goleada sufrida en el Gran Parque Central frente a Wanderers no genere preocupación entre los directivos.

Podría establecerse, además, que el 4-1 dejó una marca fuerte, porque la propia trascendencia que tiene Nacional en el fútbol uruguayo implica que el marcador de esa magnitud genera un costo. Y ese saldo negativo podría incrementarse si mañana el resultado del partido ante Racing no colabora para generar un cambio de aire.

Por encima de lo que puedan decir las redes sociales, es un hecho que tomar una distancia mayor de la cima del Torneo Apertura generará una tormenta más grande.

Además, lo que también ha generado cierta preocupación es el hecho de la insistencia de una línea de juego que no está emparentada con el estilo que el propio Domínguez tuvo en sus trabajos anteriores en Huracán de Parque Patricios y Colón de Santa Fe.

Quizás por eso mismo es que también se considera que los marcadores adversos, más los flojos rendimientos de algunos futbolistas, repercutirán en otras determinaciones del DT.

Aparece factible un retorno a la fórmula del 4-2-3-1, para que la base del doble volante central que el argentino supo manejar en primera instancia le entregue otra consistencia al mediocampo.

Allí podría concretarse una dupla entre Joaquín Arzura y Mathías Cardacio o, quizás, hasta entre el mediocampista argentino y Felipe Carballo.

Además, se especula con la aparición en el once de Álvaro Pereira, uno de los jugadores que más transmite desde el punto de vista anímico.

Por otra parte, se aguarda con ilusión que los goles de Gonzalo Bergessio regresen con fuerza. Para ello, Domínguez tendría que incluirlo desde el vamos ante Racing. Y, en ese caso, formar el ataque con Octavio Rivero, lo que muchos creen es la fórmula ideal.

Lo que está claro es que hay confianza en Domínguez, pero todos son muy conscientes que se precisa un giro importante en los resultados, porque Nacional no es un club para aguantar tantos sacudones seguidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)