DANUBIO

El gol de Luciano Nequecaur se gestó "durante un mes"

El delantero franjeado llevaba más de un año sin anotar y le dio el primer punto al equipo de la Curva de Maroñas en el Torneo Apertura.

El festejo de Luciano Nequecaur en el duelo entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
El festejo de Luciano Nequecaur en el duelo entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Martín García estaba en la busca de un “9” en la pretemporada y había uno que le gustaba mucho y que estaba jugando en Portugal: su nombre era Luciano Nequecaur.

Por estos lados no era un apellido que sonaba, y eso que es bastante particular, pero el argentino terminó arribando a Danubio pese a que la gestión no fue sencilla.

Frente a Cerro Largo ingresó en el segundo tiempo y no pudo revertir el resultado negativo de 0-1. Ante Wanderers fue titular, pero de todas maneras no se pudo encontrar con el gol.

Paciencia era la que había que tener con el delantero, la misma paciencia que tuvo Martín García para concretar su arribo a un conjunto franjeado que estaba necesitado de gol.

“Estuvimos casi un mes o un mes y medio para traerlo y de a poquito va respondiendo”, afirmó el entrenador del equipo de la Curva de Maroñas tras el encuentro y ahí estuvo la paciencia del “Tato”.

Luciano Nequecaur disputa la pelota ante Jesús Trindade. Foto: Marcelo Bonjour.
Luciano Nequecaur disputa la pelota ante Jesús Trindade. Foto: Marcelo Bonjour.

Había luchado cada pelota que le habían tirado arriba tanto contra Robert Herrera como contra Gary Kagelmacher, dos hombres que se hacen muy fuertes por arriba. Ganó faltas y también amarillas, pero la noche tuvo su primer momento clave.

Centro al área danubiana y cabezazo de Vadócz que pegó en la mano de Luciano Nequecaur. Nada que reprocharle a Leodán González que cobró de forma correcta la infracción y lamento para el argentino que en su afán por despejar le dio la pena máxima al rival.

Pero la noche no había terminado y el atacante tuvo su revancha. Le ganó la espalda a Herrera y a Giovanni González y puso un cabezazo que batió a Kevin Dawson y que significó mucho tanto a nivel personal como a nivel grupal.

Ese tanto, que llegó en el primer minuto de descuento fue el primero de Nequecaur en Danubio, el primero del equipo franjeado en el Torneo Apertura y significó el primer punto de los de Martín García en el certamen.

Por haber sido ante un grande, como visitante y además en la hora, es un envión muy importante para un equipo que comenzó mal y que está en la zona baja de la tabla del descenso lo que preocupa y ocupa al técnico franjeado.

“Nequecaur es un gran jugador, pelea mucho, aguanta bien de espalda y en el área es letal”, aseguró el “Tato” de un delantero que demoró en llegar, pero que paga con goles, goles que se gestaron durante “un mes”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados