JOSÉ MASTANDREA - desde el arco

Un gol: de Diego Aguirre a Munúa

El valor que hoy tiene el gol de visitante cambió el juego. Al menos, la postura que deben tener los equipos cuando salen a jugar sus partidos de ida.

Parece que a algunos entrenadores les cuesta entender el valor superlativo de ese gol en cancha ajena. Diego Aguirre lo interpretó a la perfección con aquel Peñarol de la Copa Libertadores 2011. Llegó a la final con cinco derrotas a cuestas, derrotas que se dieron en un marco especial, diferente, porque el aurinegro perdía 2-1.

Ese gol de visitante le aseguraba el pasaje a la siguiente ronda. Y así fue sorteando rivales y obstáculos. Un gol afuera, le aseguraba gran parte de la clasificación. Obligaba a sus rivales a ganarle por tres o más goles. Hoy, Gustavo Munúa tiene claro el tema. Salió a buscar un gol ante Oriente Petrolero y marcó tres. Llave cerrada. Ojalá, todos los demás entrenadores uruguayos lo entiendan. Un gol de oro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)