MERCADO

El valor del gol: los clubes europeos gastan cada vez más millones en sus delanteros

Barcelona al Benfica, las cifras de los grandes equipos de fútbol de Europa están cada vez más lejos de América del Sur

Joao Félix
Joao Felix. El "Aleti" pagó una fortuna por él.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Un mundo que no habla en millones, sino en decenas y hasta centenas de millones, un idioma monetario totalmente alejado del que conocemos en América del Sur y aún más lejano que el de Uruguay. Por este motivo, a menudo nos encontramos con cifras que se nos hacen imposibles de imaginar a la hora de hablar de un jugador. Y estas cifras crecen cuando se trata de un delantero.

El mercado todavía está a la espera de cuatro posibles traspasos que perfectamente pueden competir por meterse entre los más caros de la historia. Neymar participa de la pretemporada del PSG pero la prensa europea especula que fue ofrecido a tres grandes continentales. Mauro Icardi sabe desde desde enero que tiene los días contados en el inter y Paulo Dybala, aunque quiere seguir en Juventus, también puede salir.

Faltan algunos días para que se termine el período de pases pero ya se produjeron pases carísimos, sorprendentes y en muchos casos inesperados. La idea es comprar goles y eso es lo que han buscado los equipos.

Millones.

El gran pase de este período ha sido, al menos hasta el momento el de Antoine Griezmann. El francés dejó el Atlético de Madrid para marcharse al Barcelona por 120 millones de euros. Pese a que tuvo una de sus temporadas más flojas (21 goles en 48 partidos), los catalanes confían en que unirlo a Messi y Suárez sea garantía de goles y títulos.

Antoine Griezmann vistió la camiseta del Barcelona en el partido frente al Arsenal. Foto: AFP.
Antoine Griezmann vistió la camiseta del Barcelona en el partido frente al Arsenal. Foto: AFP.

En la vereda de enfrente, el Real Madrid gastó 160 millones de euros en dos delanteros que hagan olvidar la última temporada: 100 millones por el belga Eden Hazard y 60 por el serbio Luka Jovic. El primero viene de ser campeón de la Europa League con el Chelsea luego de una temporada en la que anotó 16 goles y dio 15 asistencias solo en la Premier League. El segundo, con solo 21 años se despachó anotando 27 goles entre la Bundesliga y la Europa League con el Eintracht Frankfürt.

El Atlético de Madrid tampoco se quedó atrás a la hora de sacar la billetera: el equipo de Simeone pagó 126 millones de euros al Benfica por João Felix, el delantero portugués de 19 años que en su primera temporada en primera división anotó 20 goles.

El último día del período de pases en Inglaterra, se produjo otro traspaso millonario. El belga Romelu Lukaku dejo atrás los 15 goles que convirtió la última temporada con el Manchester United y pasó al Inter italiano por 65 millones de euros más 10 en bonos.

A futuro.

Varios clubes europeos han apostado sus millones a incorporar delanteros jóvenes. Inglaterra es el mejor ejemplo de ello. El Arsenal gastó 80 millones de euros por el marfileño de 25 años Nicolas Pepé, que convirtió 23 goles en su última temporada con el Lille. El brasileño Joelinton, de 22 años, le valió al Newcastle un desembolso de 44 millones para incorporarlo a sus filas luego de un año con siete goles y cinco asistencias en 28 partidos con el Hoffenheim. Y el West Ham adquirió los servicios del francés de 24 años Sebastien Haller del Eintracht Frankfürt (20 goles el último año),, por 40 millones.

Foto: Prensa Lille.
Foto: Prensa Lille.

También el Milan italiano decidió hacer una inversión importante en un jugador joven. Los italianos le pagaron 30 millones de euros al Lille por el portugués de 20 años Rafael Leao.

Sorpresas.

Una de las revelaciones del fútbol italiano en la temporada 2017/2018 fue el delantero Moise Kean, de Juventus. El italiano de 19 años, saliendo como recambio en los segundos tiempos, anotó seis goles y dejó una muy buena imagen en sus primeros partidos con la selección de Italia. Todo pintaba para que esta temporada fuera la de su confirmación en el primer equipo de la vecchia signora, pero llegó el Everton y se lo llevó por 33 millones de euros.

Algo similar ocurrió en tierras catalanas. El rendimiento del brasileño Malcolm, de 22 años, cayó muy bien en su primer año en el Barcelona, pese a que el entrenador Ernesto Valverde no lo utilizaba de titular. Parecía que esta temporada iba a tener más minutos, pero los blaugranas lo dejaron irse al Zenit de Rusia por 40 millones de euros, monto idéntico por el que lo habían adquirido al Bordeaux francés.

Goles sudamericanos.

Luego de dos temporadas excelentes en el Celta de Vigo con 17 y 13 goles anotados, el delantero uruguayo Maxi Gómez pasó al Valencia por 14,5 millones de euros más el pase de Santi Mina. El argentino Darío Benedetto cambió su país por Francia y se fue al Olympique de Marsella por 14 millones. El colombiano Luis Muriel, que estuvo en Fiorentina cedido por el Sevilla, pasó al Atalanta por 15 millones. El brasileño Carlos, que el último semestre estuvo en el Monaco a préstamo del Napoli, se fe al Benfica por 17 millones.

Maxi Gómez en su presentación en el Valencia. Foto: Efe.
Maxi Gómez en su presentación en el Valencia. Foto: Efe.

Armado silencioso.

Aunque no coparon las tapas de los diarios deportivos, hay dos equipos que se armaron con delanteros de poderío para afrontar sus torneos locales y la competencia internacional.

El Borussia Dortmund gastó 71 millones de euros por 42 goles: 10 que hizo Julian Brandt con le Bayer Leverkusen, 13 de Thorgan Hazard con el Borussia Mönchengladbach y 19 de Paco Alcácer, que estaba cedido por el Barcelona, en el propio Dortmund.

El Sevilla español, en tanto, invirtió 27.5 millones de euros en dos delanteros de ligas emergentes que superaron las 30 anotaciones en una temporada: el israelí Moanes Dabour (37 goles con el Salzburgo) y el holandés Luuk De Jong (32 goles con el PSV).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)