JAQUE AL FÚTBOL

El gobierno le pegó varios palos a la AUF

Si no hay cámaras la policía seguirá sin ingresar a los estadios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Custodia. El gobierno fue firme: sin cámaras, habrá policía en las canchas solamente para los árbitros. Foto: Gerardo Pérez

Muchas fueron las posturas que se tomaron en relación a la seguridad en los escenarios deportivos: bombos con parches transparentes, banderas más cortas, entradas solo para socios y más, pero ninguna fue la solución necesaria.

El gobierno la encontró, y fue la instalación de las cámaras de reconocimiento facial adentro del EstCentenario, el Campeón del Siglo y el Parque Central, pero esta salida no se concretó en la práctica y aún hoy aparece como lejana, principalmente por la falta de recursos que maneja la AUF, para llevar a cabo tan importante inversión.

Fernando Cáceres, Secretario Nacional del Deporte, criticó duramente a la AUF, ya que acusa que ésta asumió distintos compromisos, que no fueron cumplidos. Además, el jerarca dijo que la Secretaría Nacional del Deporte sí cumplió con lo establecido trayendo desde Inglaterra un especialista para disertar sobre el control de las barras bravas y que tan solo el 27% de los clubes pensaba asistir, porcentaje que llegó al 50% por la intervención de la Secretaría Nacional del Deporte.

Jorge Vázquez, Subsecretario del Interior, expresó que la AUF "sólo ha dado dilatorias", y que no asume la inversión de comprar las cámaras de identficación facial que había prometido adquirir hace dos años atrás. "Hemos tenido muchas reuniones y cada vez que hablamos del tema la AUF nos dice que están trabajando incansadamente en el tema seguridad; y nos consta, pero trabaja en soluciones que ya han fracasado y en las que se insiste, como comprar las entradas con cédulas de identidad", dijo Vázquez.

En relación al inicio del próximo Uruguayo Especial, Vázquez explicó que "(el gobierno) nunca dijo que no puede comenzar el 6 de agosto. Esa es una decisión de la AUF. Lo que le dijimos es que no puede haber partidos de alto riesgo y para bajar ese riesgo es esencial el sistema de detección facial", argumento que reiteró con frecuencia dejando en claro que esto no es un capricho del Ministerio del Interior, sino que es un proceso por el cual se pueden obtener datos para evitar que los violentos puedan volver a ingresar a los estadios y alejar aún más a las familias.

En referencia al ingreso de la policía, se aclaró que hasta que no se coloquen las cámaras solicitadas, los oficiales acompañarán solamente a los jueces y al personal de recaudación, para posteriormente quedarse en la zona exterior de los escenarios. La seguridad dentro de ellos será responsabilidad de las empresas privadas, aunque el Director de la Policía Nacional, Mario Layera aclaró, "como lo expresa la Ley en todo todo el territorio nacional, si para dar seguridad a una actividad pública, privada o de una persona individual es necesario intervenir, se hará. Por lo tanto, si la seguridad privada se viera superada, la policía será llamada para intervenir".

En el final de la conferencia, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, planteó que se podrían colocar cámaras al menos en uno de los escenarios y disputar allí todos los partidos de alto riesgo, lo que disminuiría los costos y sería una solución rápida. Ahora habrá que esperar cuáles serán los próximos movimientos, ya que la pelota quedó en la cancha de la AUF. El Ministerio del Interior "le pegó" varios palos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)