ENTREVISTA

De la gloria, al olvido... Nunca es tarde

Álvaro Apólito es el capitán y goleador de Huracán Buceo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En casa. Con el “fitito” 600 de la familia, en su casa de toda la vida. Apólito entrena de mañana y trabaja de tarde. Foto: Ariel Colmegna

No me di cuenta de lo que había logrado. Capaz que no tuve tanta suerte…. Pero también reconozco que hay responsabilidad de mi parte. Pensé que había llegado, que ya estaba… pero no imaginé que todo lo que había logrado lo podía perder, y lo perdí".

Álvaro Apólito (28) resume en pocas palabras lo que pudo ser y no fue. Porque debutó en el Primero de Nacional cuando recién había cumplido los 19 años, y tenía todo a favor. Era un jugador nacido en las divisiones formativas del club, con notables condiciones técnicas, hábil, veloz, goleador, un futbolista con preparación y con una proyección de futuro enorme. "Me la creí", dice mientras carga a Tadeo, su hijito de tres años.

Hoy, después de casi diez años de aquel debut en primera división, volvió a estar en las marquesinas de los medios: hizo el primer gol de Huracán Buceo en su regreso al fútbol, un gol en la Segunda B Nacional, la tercera categoría de la AUF.

Atrás quedaron aquellos días de gloria con la casaca de Nacional en el pecho. Después, un breve pasaje por Cerro, a préstamo, que no sirvió para asentarse. "No aproveché las oportunidades que tuve, no me di cuenta de dónde estaba ni de lo que tenía", dice mientras prepara su ropa para ir a uno de sus trabajos de la tarde, entrenar a los Sub 14 de la Scuola Italiana, y después, al Carrasco Polo, a entrenar otras dos categorías. "No puedo vivir del fútbol, y hago lo que me gusta", agrega.

Nacional, Cerro, Juventude de Caxías, Sud América, un impasse en su carrera porque "no sabía lo que quería", y nuevamente al ruedo en 2014, para vestir la camiseta de Huracán de Paso de la Arena, y el año pasado, la de Central Español.

"Cuando me llamó Ramiro (Roascio) no lo dudé. Él ya me conocía porque fue profe en Huracán de Paso de la Arena, y yo lo conocía a él. Sabía su forma de trabajar y lo que quería. Me dijo: venite que armé un equipo para ser protagonistas y fue así, porque desde el primer día de trabajo se vio que éste iba a ser un equipo protagonista. Ni siquiera parece un club de la C, trabajamos como cualquier club de Primera o de la B, tenemos todo, y la propuesta en la cancha es ambiciosa. Y no lo digo por los seis goles del otro día, ha sido así desde que se empezó a trabajar", apunta el goleador "tricoplayero".

"Yo me siento bien, me gusta sentir que soy importante en el grupo, en el plantel, eso está bueno, te motiva, y más en mi caso que ya tengo una trayectoria y estoy en una edad madura como para poder hablarle a los demás. Eso juega a favor", dice.

El regreso de Huracán Buceo lo volvió a poner en el tapete. Ya en aquel primer partido contra Bella Vista en el Nasazzi, cuando ambos clubes se presentaron ante sus hinchas. El nombre de Álvaro Apólito se destacó por sobre los demás. "Sí, mucha gente me llamó después de ese partido, no sabían dónde estaba ni lo que hacía. Ahí me di cuenta de la trascendencia de Huracán, de lo que mueve", apunta en la tranquilidad de su casa.

Es de la generación de Bruno Fornaroli, otro goleador nacido en la cantera tricolor, y fue contemporáneo de Luis Suárez: "soy más chico, pero cuando yo estaba en Tercera él recién había sido ascendido al Primero, y claro, compartimos trabajos y entrenamientos. Es un fenóemeno", dice quien estuvo en esa selecta nómina de jugadores con proyección de futuro y no pudo plasmarlo en cancha.

"Hoy estoy espectacular, con muchas ganas, con muchas fuerzas, motivado. La llegada de Tadeo me cambió la vida", dice, y agrega: "tengo 28 años, y siento que estoy en plenitud. Quiero rendir, tratar de lograr el ascenso con Huracán, lograr ese objetivo que nos trazamos. Hay un buen plantel, se armó un lindo grupo y la propuesta futbolística entusiasma. El domingo hicimos seis goles pero tuvimos como diez chances más… vamos a ver… sabemos que el torneo es duro, que hay muchos equipos que se armaron para ascender, y que va a ser difícil, pero confiamos en lo que hicimos, en el trabajo que hemos hecho hasta ahora, ojalá se pueda dar. El camino es largo….", dice el delantero.

Álvaro Apólito. Un nombre que surgió de Nacional, de una camada de cracks, y se fue diluyendo con el tiempo.

Pasaron casi diez años de su debut en primera división, de los aplausos y los elogios. Hoy es el capitán y referente de Huracán Buceo, un club que, como él, intenta recuperar sus días de gloria. Nunca es tarde.

El debut en Nacional y sus goles.

Nacional 1 Juventud 0. Uruguayo 2008. Esa tarde en el Charrúa, hizo su debut en Primera Álvaro Apólito. También debutaron, Martín Cauteruccio, Diego Rodríguez y Luis Oyarbide, todos de la cantera. Dirigía Gerardo Pelusso.

El primero en Huracán y su regreso.

nDomingo 28 de mayo de 2017. Huracán Buceo regresa al fútbol y en su debut, el primer gol lo anotó Álvaro Apólito, capitán del equipo. Una tarde soñada para los hinchas tricoplayeros y para el goleador que busca revancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados