FÚTBOL

Gloria: la app que busca ayudar a que los jugadores se den a conocer

Crean una plataforma para facilitar el acceso a los nuevos talentos del fútbol mostrando sus videos y sus cualidades dentro del campo.

Victoire Cogevina Reynal y Matías Castello, responsables de Gloria.
Victoire Cogevina Reynal y Matías Castello, responsables de Gloria.

La historia de Victoire Cogevina Reynal combina glamour -su padre era un diplomático griego y su madre fue piloto comercial- con la pasión futbolera más típica: a todos lados lleva un tupper con césped arrancado de la cancha de Racing de Avellaneda el día que el club de sus amores fue campeón luego de muchos años.

Por la profesión de su padre le tocó nacer en Boston, pero se presenta como “bien argentina”. También reconoce su atrevimiento para meterse en territorios tradicionalmente masculinos: trabajó con su madre en la representación de jugadores (manejó por ejemplo la imagen de Nicolás Lodeiro) y después decidió llevar a Silicon Valley una idea relacionada con el fútbol e insistió “200 veces” hasta convencer a los inversores.

“Queremos que los jugadores, sean hombres o mujeres, con solo un teléfono celular puedan hacerse conocer por cualquier equipo y lograr una oportunidad profesional”, asegura esta joven de 28 años, al presentar la app Gloria, centro de una reciente alianza con la Superliga Argentina.

Victoire fundó la agencia SR All Stars junto a su madre, Shalimar Reynal. La hija, que nunca tuvo la licencia FIFA de agente, era la encargada de imagen y relaciones públicas de los jugadores, como en el caso de Lodeiro.

uruguayo

Elogia los valores de Nicolás Lodeiro

Victoire Cogevina trabajó con la imagen y redes sociales de Nicolás Lodeiro. “Genial como cliente. Un gran jugador con valores de familia y profesionales que se ven muy poco. Fue un placer trabajar con él”, comenta. “La idea con los jugadores era generar contratos para que pudieran usufructar su imagen y sus ingresos también llegaran desde afuera de la cancha. Les aconsejábamos hasta cómo cortarse el pelo, aunque con Nico no era necesario”, dice, riéndose.

“Mi madre me crió sin pensar en mi sexo. Yo era alguien que trabajaba y que tenía que hacer las cosas bien, pero si era mujer o no, no era algo que importara. Crecí mirándola, ella fue piloto comercial de aviones, todo un ejemplo”, cuenta. “Cuando arrancamos, todos nos decían que estábamos locas. Estoy acostumbrada a que me digan loca: cuando alguien empieza algo le dicen así. ¿Cómo un hombre le iba a dejar a una mujer que manejara su carrera?”, decían”, recuerda.

“Pero nos dimos cuenta de que había una necesidad de un servicio diferente al que los agentes daban hasta entonces, más integral, de pensar en el bien común de la familia del jugador, su mujer e hijos, y en toda la carrera del jugador, y no solo cómo lograr una mayor comisión. Los jugadores empezaron a darse cuenta de eso. Hablamos mucho tiempo con sus mujeres. Como mujer e hija de un embajador que se mudaba mucho, igual que los futbolistas, lo sabíamos y ellos lo valoraban. El seguimiento era personal, estábamos para ellos las 24 horas, los siete días”, cuenta.

Los responsables de Gloria junto al inversor Alexis Ohanian.
Los responsables de Gloria junto al inversor Alexis Ohanian.

UNA APP. “La idea de Gloria fue mía, o más bien fue del mercado, porque había una gran necesidad para hacer lo que estamos haciendo hoy. En la agencia recibíamos muchos pedidos de chicos que querían seguir una carrera en el fútbol profesional pero desgraciadamente no brindábamos ese tipo de servicio, por ende no los podía ayudar. Era tal el volumen de pedidos que empecé a pensar qué se podía hacer para eso con la tecnología. Porque cuando uno da un servicio persona a persona, con la tecnología se puede multiplicar”, explica.

Su convicción era que si quería hacer algo tecnológico, debía ir a Silicon Valley. Por eso en septiembre de 2018 se mudó de Miami a California. Y lo primero que encontró fue que pese al gran negocio que representa el fútbol, en Silicon Valley lo ignoraban.

“Un día escribiré sobre cómo fue llegar allá. No me imaginaba todo lo que me iba a pasar. Primero que nada era poder entrar a las oficinas, tener reuniones allá. Eso fue mucho más difícil de lo que imaginé. Luego, ya adentro, comencé a dar clases de fútbol. Tenía que explicar todo con mis propias diapositivas. Era muy gracioso, mostraba la pirámide de la organización: arriba la FIFA, luego las confederaciones continentales, al final las federaciones nacionales. Todos quedaron súper enganchados, porque el fútbol es un negocio que toca a más de 3.000 millones de personas. A muchos se les abrió la cabeza en eso”, relata.

Claro que ella llevaba una idea, no un producto. Por eso comenzó a trabajar en los aspectos técnicos con Matías Castello, argentino crecido en Luxemburgo, hijo de un exarquero de Racing y con el valioso antecedente de un alto cargo en Facebook. “Con él armamos un equipo muy fuerte. Probamos, probamos, probamos... Nos dijeron que no más de 200 veces. Hasta que Alexis Ohanian, el marido de Serena Williams, fundador tech muy importante, creyó en nosotros. Allí entró la primera inversión y luego se agregaron otras”, cuenta.

Así nació Gloria, una aplicación por la cual cualquier futbolista puede subir sus datos y videos con sus acciones de juego para hacerse conocer en el vasto mundo de la pelota. En estos primeros días de 2020 comienzan a testearlo. “En el fútbol hubo muchos fracasos tecnológicos porque el producto no estaba bien pensado para el usuario. Yo siempre digo que el fútbol es una experiencia off line, no es on line. Por eso es difícil convencer a alguien que disfruta del fútbol off line para traerlo on line; tiene que valer su tiempo”, dice.

Victoire en la cancha de Racing de Avellaneda, donde aprendió a querer el fútbol.
Victoire en la cancha de Racing de Avellaneda, donde aprendió a querer el fútbol.

ACUERDOS. La información del jugador será accesible para ligas o federaciones que estén asociadas a Gloria. A fines de 2019 se estableció la primera alianza, con la Superliga Argentina, cuyos resultados representarán la primera evaluación del producto. El siguiente paso será llegar al resto de las asociaciones de la Conmebol, con Uruguay incluido por supuesto.

“Hay 211 federaciones en la FIFA, más que países en la ONU, y queremos estar presentes en los 211 mercados que existen hoy en el fútbol. La liga es la prioridad, la federación por detrás, según el país. No habrá conexión con agentes. Tenemos mucha responsabilidad con una base de datos de los jugadores, mayormente menores de edad. Hay que cuidarlos. Me siento responsable de brindar esos datos a gente responsable también. Por eso hacemos convenios y las ligas tienen que mostrar que cumplen con reglas y requisitos para ser parte del programa. Si el agente tiene un jugador, que se anote en Gloria, porque le sirve para mostrarse, potencia el trabajo del agente. Mi madre es agente y no quiero sacarle el trabajo... Pero ella puede poner a sus jugadores dentro de la aplicación y nosotros le multiplicamos la visibilidad, vía la tecnología”, asegura.

La app tendrá un costo que Victoire asegura mínimo e que incluso contará con subsidios si el jugador no puede afrontarlo. Y el sistema servirá a todos los jugadores de fútbol, sin importar el sexo. Sin embargo, ella piensa que en el fútbol femenino “existe más oportunidad y apertura de mente para adoptar algo así”. “El fútbol masculino viene funcionando de una manera desde hace más de 100 años y es más mañoso. Hay una red muy manual de descubrir jugadores. Se corre la voz de que en aquel pueblo hay un chico que juega bien y allí van a verlo”, comenta.

Cogevina asegura que el mercado es enorme, pues hay más de 300 millones de futbolistas en el mundo. Solo en Argentina son cuatro millones, de todas las edades y todas las categorías. “Gloria es abierto para todos, es lo más importante. Podés tener 27 años y haber jugado profesionalmente o semiprofesionalmente, y querer buscar una nueva oportunidad en el fútbol. Quizás no tenés agente y no sabés como conectarte y mostrarte. Gloria quiere ser esa herramienta y alcanza con solo un teléfono. Lo digo porque me pasó: en la calle me paró un muchacho de 27 años, arquero, que me sigue en Instagram, y me dijo que espera que salga Gloria para subir mis videos. Me emocionó mucho”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados