PEÑAROL

Gargano y Urretaviscaya le miran el lado positivo a la cuarentena por coronavirus

Los jugadores de Peñarol ganan tiempo para recuperarse de sus respectivas lesiones de ligamentos cruzados en semanas de incertidumbre.

Walter Gargano. Foto: Gerardo Pérez.
Walter Gargano. Foto: Gerardo Pérez.

En tiempos de coronavirus, de incertidumbre, de pánico, de miedo y también de reflexiones, el mundo busca respuestas a una situación cuyo fin no parece estar a la vuelta de la esquina.

El deporte es una de las miles de actividades que hoy están detenidas a lo largo y ancho de todo el mundo y el fútbol no escapa a todo esto.

Mientras muchos clubes no saben qué hacer con los contratos y salarios de sus jugadores, algunos futbolistas están de licencia pero aproximándose a días de mucha incertidumbre.

El fútbol uruguayo no escapa a ninguna realidad. El parate de la actividad fue es un golpe al mentón, pero de nada sirve lamentarse: hay que mirar hacia el futuro.

El lamento de Jonathan Urretaviscaya tras la variante en el Peñarol-Deportivo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.
El lamento de Urretaviscaya tras la lesión que sufrió en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.

Y si de mirar para adelante se trata, en Peñarol hay razones para poder verle el lado positivo a esta complicada situación.

Mientras muchos futbolistas entrenan por su cuenta tratando de mantener un estado físico acorde para que cuando vuelva todo a la normalidad estén en condiciones, hay dos jugadores que este parate lo aprovechan de una manera más que particular.

Walter Gargano y Jonathan Urretaviscaya no estaban en los planes de Diego Forlán en el inicio de la temporada y tampoco lo iban a estar en el primer semestre de 2020.

Pero con toda la situación que se generó debido a la pandemia de coronavirus que sacude al mundo, el “Mota” y el “Rayo”, a su manera, ganan tiempo. Tiempo que puede valer oro en el proceso de recuperación de dos complicadas lesiones, pero no nuevas, para dos futbolistas de jerarquía.

Lesión de Walter Gargano en el clásico
Walter Gargano y su desconsuelo por otra lesión de ligamentos cruzados. Foto: Gerardo Pérez

Gargano sufrió la rotura de ligamento cruzado anterior de su pierna izquierda en el clásico del Torneo Clausura, el domingo 17 de noviembre. El jueves 21 fue intervenido quirúrgicamente y de ahí en más comenzó la recuperación que en principio le demandará hasta seis meses, por lo que se esperaba que a fines de junio o inicios de julio, pudiera regresar a las canchas.

Urretaviscaya por su parte, sufrió rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha el sábado 8 de febrero en el amistoso entre Deportivo Maldonado y Peñarol en el Campus Municipal.

Si bien la del “Mota” había sido una baja clave para el carbonero en el cierre de la temporada 2019, la ausencia del “Rayo” en el comienzo de la 2020 también lo fue.

Es que “Urreta” había sido el primer refuerzo pedido por Diego Forlán ni bien asumió la conducción técnica del equipo y luego de varias conversaciones con Rayados de Monterrey, Peñarol logró el préstamo por seis meses.

“Se está recuperando de manera notable y sin lugar a dudas que este parate es tiempo ganado, por lo menos para Jonathan que por suerte tiene en su casa los medios para poder entrenar y seguir con el proceso de recuperación”, le contó a Ovación Gastón Fernández, representante del futbolista de 30 años.

Jonathan Urretaviscaya en el partido entre Peñarol y Belgrano de Córdoba. Foto: Marcelo Bonjour.
Jonathan Urretaviscaya en el partido entre Peñarol y Belgrano de Córdoba. Foto: Marcelo Bonjour.

Por otra parte, el “Mosquito” remarcó que “si bien el tema de poder ir a una clínica se complica por esta situación, el entrenamiento individual es indispensable y Jonathan lo puede hacer en su casa porque tiene varios aparatos que por ahí otros jugadores no tienen y en ese sentido se gana mucho tiempo, aunque para jugar aún falta y está todo el tema del contrato y el préstamo”.

Esa es una situación no menor para Peñarol, el jugador, su representante y Rayados de Monterrey ya que el préstamo se vence a fines de junio y todas las partes ya comenzaron a hablar de manera informal para ver cómo sigue la situación, aunque todo está en medio de grandes signos de interrogación ya que aún no se sabe cuándo volverá la actividad oficial.

Lo cierto es que más allá de ese aspecto, Jonathan Urretaviscaya y Walter Gargano pueden mirarle el lado positivo al parate de la actividad y ganar tiempo en la recuperación de sus lesiones con el objetivo claro: volver a las canchas.

"CEBOLLA"

Le puede jugar una buena pasada el parate

Cristian Rodríguez es otro de los jugadores de Peñarol que en los últimos meses ha tenido varias lesiones que lo vienen dejando al margen. Si bien el capitán hizo toda la pretemporada junto al plantel luego de superar la molestia que lo marginó de la definición del Campeonato Uruguayo 2019, su estado físico no era el mejor y Diego Forlán lo fue llevando de a poco en los primeros encuentros del 2020.

Tal fue así que el “Cebolla” apenas jugó en dos de los cinco partidos que disputó el carbonero hasta el momento: 28 minutos frente a Defensor Sporting y 27 contra Danubio, anotando un gol. Si bien “Cachavacha” dijo que no iba a exigir mucho al capitán, las ganas de jugar del “Cebolla” siempre están, pero en estas semanas el futbolista de 34 años también podrá ganar tiempo para ponerse a punto desde lo físico y poder rendir en la cancha como antes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados