TORNEO APERTURA

Ganó otro round

Peñarol sigue en la pelea y no se baja del ring del Apertura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna.

Terminó el partido en el Campeón del Siglo y los jugadores de Peñarol levantan los brazos al cielo, como aquellos boxeadores que son dados ganadores en una pelea. Y el partido de anoche ante Danubio, lo fue.

Porque el CDS se pareció a un ring gigantesco en donde dos peso-pesados peleaban por la corona. Fue una lucha tremenda de principio a fin, con un ida y vuelta intenso, con llegadas de los dos, pero sin profundidad, solo hasta las áreas, por eso el primer tiempo terminó con los dos en guardia, cambiando golpe por golpe, pero sin pegada.

En el complemento cambió el viento. Porque Peñarol encontró un gol al inicio. Una salida en falso de Federico Cristóforo propició el gol de los aurinegros. Centro pasado y abierto, el arquero danubiano salió lejos y la pelota le quedó demasiado larga. Nández estaba al acecho, la robó, eludió con amague al meta de Danubio y después definió con mucha clase, por arriba, donde ninguno de los defensas que estaban en el arco pudieron llegar. Entró en el ángulo.

Ese gol no bajó la intensidad. Todo lo contrario. Siguieron cambiando golpe por golpe, ataque por ataque, y el clima se hizo pesado en la cancha con duelos fuertes, pero leales.

Peñarol bancó la ofensiva de Danubio, y el franjeado los ataques aurinegros.

Hasta que llegó una jugada clave, polémica. Porque en cancha se vio un “borbollón” en el área después de una notable contención de Guruceaga ante cabezazo de Malrechauffe. Rebote, van los zagueros de Peñarol al piso junto a Juan Manuel Olivera y la pelota rebota en la mano de “Cachila” Arias cuando llegaba y resbalaba con sus pies hacia adelante.

En esa misma jugada, se reclama penal del “Cebolla” a González, pero el aurinegro no lo tocó. La mano, fue desestimada por Fuentes.

Jugada clave porque la protesta de Malrechauffe determinó su expulsión. Ya estaba amonestado, y Danubio quedó con 10 hombres en cancha.

Peñarol se armó mejor. Pero el clima ya estaba caldeado de antes, y el partido se hizo tremendamente disputado en todos los sectores del campo de juego.

Peñarol, con ventaja numérica y en el marcador, llegó más que Danubio, pero sin gran profundidad.

Tuvo más chances, está claro, pero fueron desperdiciadas. Una de Nández, otra de Junior Arias, y otra del “Cebolla”, pero sin puntería.
De hecho no hubo más atajadas de Cristóforo ni de Guruceaga pese a ese ida y vuelta que no bajó en intensidad.

Danubio buscó el premio hasta el final. No tuvo pegada, ni siquiera en tiros de pelota quieta cerca del área.

Peñarol resistió el asedio rival y se paró bien para el contragolpe, pero no pudo liquidar el partido con ese segundo gol que hubiese sido un alivio.
Terminó ganando, es cierto, sigue en la pelea y no se baja del ring del Apertura. Vale.

A Ramos le gustaría jugar “lindo”, pero le importan los puntos-

”Ganamos un partido muy importante. Fue muy duro. Danubio juega bien, corre y mete”, dijo Leonardo Ramos tras la victoria de su equipo.

“Estamos muy felices con este plantel. Lo tenemos de memoria, jugamos siempre con el mismo plantel y se están entregando al máximo. Tenemos una gran unión con los futbolistas. Nuestro trabajo no se vería si ellos no lo desplegaran en el campo de juego. Son muy buenas personas, grandes profesionales y muy buenos jugadores, si no estarían en Peñarol”, dijo alabando a sus jugadores.

“Por la forma en que juega Peñarol, y por como se entrega, es muy difícil no recibir amarillas”, aclaró sobre las siete tarjetas que recibieron anoche sus jugadores. “Tenemos que apuntar al torneo local, es por lo que vamos”, respondió sobre si iba a rotar al equipo. “Tenemos 25 jugadores y todos pueden jugar, aunque hoy se dice de memoria la oncena. Nunca hemos hecho pruebas, siempre jugamos los partidos con el mismo objetivo, el del triunfo. Lo he dicho muchas veces, me gustaría jugar lindo, pero lo que importa son los tres puntos”, enfatizó.

Al final las escaramuzas entre los futbolistas que ya se habían dado en el partido, se repitieron rumbo al vestuario. Ramos le restó importancia.
“No vi nada porque me había ido derecho al vestuario. No se lo que pasó. Cuando me enteré ya iba cada uno para su lado”, finalizó el técnico.

PEÑAROL 1-0 DANUBIO

Estadio: Campeón del Siglo.

Árbitro: Jonathan Fuentes. Asistentes: Mauricio Espinosa y Daniel Castro. Cuarto árbitro: Adrián Pereira.

Peñarol:
G. Guruceaga, H. Petryk, Y. Quintana, R. Arias, L. Hernández, N. Nández, M. Novick (66' M. Boselli), G. Pereira, C. Rodríguez, M. Affonso (78' L. Cavallini) y J. Arias (84' M. Mier). DT: L. Ramos.

Danubio:F. Cristóforo, A. Peña, L. Fernández, D. Malrechafuffe, L. Olaza, J. Gravi (63' C. Grossmüller), G. Zarfino, R. Fernández, Diogo (74' A. Arroyo), I. González y J. Dos Santos (59' J. M. Olivera). DT: G. Machado.

Gol: 47' N. Nández (P).

Amarillas: 12' H. Petryk (P), 18' M. Novick (P), 28' J. Dos Santos (D), 28' I. González (D), 28' N. Nández (P), 53'D. Malrechafuffe (D), 62' Y. Quintana (P), 64'D. Malrechafuffe (D), 74' G. Pereira (P), 76' R. Arias (P), 91' C. Grossmüller (D), 93'G. Guruceaga (P).

Roja:64' D. Malrechafuffe (D).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)