PEÑAROL

Ganó como el hincha más lo disfruta

El aurinegro se quedó con la tabla Anual venciendo de atrás, con un gol en la hora y con un hombre menos.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

"Qué lindo es ganar así, a lo Peñarol!". Esa fue la frase más escuchada en el vestuario visitante del Franzini. Es que el mirasol se quedó con la tabla Anual como le gusta a los hinchas: de atrás, con un gol en la hora y con un hombre de menos. Y no fue la primera vez en el torneo en que el equipo de Diego López consigue una victoria de esa forma.

El doctor Horacio Decia fue el primero en regresar de la cancha y fue abrazado por los privilegiados hinchas y allegados que allí se encontraban. Parecía que el médico hubiera jugado y hasta anotado un gol.

“¡Qué regalo de cumpleaños que te hicieron!”, le gritaron al “Negro Tito”, el histórico funcionario del club que lleva 49 años trabajando en la institución y ayer celebraba su cumpleaños.

El arquero Gastón Guruceaga festejaba como en los tiempos en que era titular.

Cuando empezaron a aparecer los futbolistas, que en un partido no apto para cardíacos ganaron la tabla Anual, el festejo aumentó. El “Lolo” Fabián Estoyanoff regresó de la cancha gritando: “¡Qué lindo es ser de Peñarol!”.

El presidente Jorge Barrera pasó de abrazo en abrazo en su trayecto hacia el vestuario, donde iba a saludar a los campeones. El titular carbonero también celebró el haberle ganado a Defensor Sporting a lo Peñarol.

“Terminamos definiendo el partido a lo Peñarol. Esto es la rebeldía, las ganas, la entrega. Es que cuando Peñarol está en la cancha no hay adversidad que no pueda ser superada. Lo mismo que nos pasó en el partido con Progreso”, dijo Barrera compartiendo la sensación de los hinchas sobre la forma en que vencieron.

Peñarol ya había ganado de esa forma en la fecha anterior, cuando no podía anotarle a Progreso y recién cuatro minutos después de la hora Maximiliano Rodríguez consiguió, tras habilitación de Estoyanoff, el gol de la victoria. O en el clásico, cuando Lucas Viatri empató a pocos minutos del final. O cuando perdían con Cerro 2 a 1 y Viatri igualó a los 88’ y Maxi logró el triunfo en los descuentos. No es casualidad: de los 25 goles anotados por Peñarol en el Clausura, 14 fueron después del minuto 75.

“Demostramos que tanto los 11 titulares como los que les toca entrar están concientizados de su obligación. Esta es una victoria de los jugadores, del cuerpo técnico, de la hinchada y de nosotros los dirigentes que teníamos muy claro que el objetivo en lo local era el bicampeonato. Y hoy estamos donde queríamos estar. Estamos a un paso de conseguirlo”, agregó el presidente.

Barrera reconoció que sufrió bastante durante el partido, sobre todo porque se enteró que Nacional ganaba en el Saroldi y ellos iban perdiendo en el Franzini. “Estos últimos partidos han sido un electrocardiograma permanente. Voy a hablar con el médico que me mandó unos estudios para decirle que ya los superé ampliamente. Sufrí sí, pero nunca dejé de creer en el equipo. Terminé abrazándome con el que tenía al lado. Hoy vamos a festejar. Los manyas hoy estamos de fiesta. Hoy estoy feliz, pero espero estarlo menos que el domingo que viene”.

Contrariamente a lo de Barrera, el técnico Diego López aseguró, en improvisada conferencia de prensa, que no sabía nada de lo que pasaba con Nacional en el Saroldi.

“Ganar así siempre es lindo. Y te da una inyección extra para afrontar el partido que viene con Nacional. Le agradezco a los jugadores. Esto es de ellos, que sacaron adelante un partido con mucho carácter y ganas. Con lo que les quedaba, porque a algunos jugadores les quedaba poco”, dijo el “Memo” y luego se refirió a Lores el autor del gol del triunfo. “Me da mucha alegría por él, que en el partido pasado terminó bajoneado. Hoy tuvo la chance y la aprovechó”.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)