Copa Libertadores

Ya ganó un clásico, de pura suerte

Nacional puede viajar hasta 26.964 kilómetros menos que Peñarol en la fase de grupos de la Libertadores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Viajero Frecuente Peñarol

El primer clásico del 2016 "se jugó" en Asunción el martes pasado y "lo ganó" Nacional en el marco del sorteo de los grupos de la próxima edición de la Copa Bridgestone Libertadores, pues el azar determinó que los tricolores le sacaran una apreciable ventaja a su tradicional adversario.

En efecto, si bien no puede decirse que los rivales que tendrá el actual campeón uruguayo en el grupo 2 son más accesibles que los que debe enfrentar Peñarol en el 4, hay una gran diferencia entre ambos que tiene que ver con la extensión de los viajes que deberán realizar para jugar de visitantes y, por consecuencia de lo anterior, con los desembolsos que harán por la compra de pasajes.

Esto último, quizá,puede que no resulte tan significativo si se tiene en cuenta que cada club recibirá US$ 1.360.000 por su participación en la fase de grupos; pero lo anterior puede incidir en forma directa sobre el aspecto futbolístico, por el cansancio que suponen los traslados a mayores distancias, y también porque ese superior desgaste suele pagarse ante la exigencia que impone la doble competencia, justo en un tramo de la temporada donde los equipos se aprestan a definir el título de campeón en la actividad de entrecasa.

En ese sentido, Nacional deberá viajar a San Pablo, Rosario y Santiago, o sólo los dos primeros destinos si el cuarto equipo del grupo es River Plate uruguayo; y, como un viaje de ida y vuelta a la ciudad brasileña es de 3.120 kilómetros, uno a la argentina es de 1.200, y un eventual tercero a la capital chilena sería de 2.680, los tricolores recorrerán 4.240 kilómetros si uno de sus rivales es el conjunto darsenero, o 6.920 como máximo.

Peñarol, en cambio, irá a Medellín, en un viaje de ida y vuelta de 14.234 kilómetros a Lima, en uno de 6.620; y a Caracas, en otro de 10.350, que bajarían a 420 si el tercer rival es Huracán, pues el partido sería en Buenos Aires.

De modo que en el mejor de los casos, Nacional deberá trasladarse 4.240 kilómetros, y Peñarol 21.274; y, en la peor de las hipótesis, los tricolores recorrerán 6.920 kilómetros y los aurinegros 31.204: entre los dos extremos, hay una diferencia de 26.964.

Puede parecer superfluo, pero no lo es: a San Pablo, Rosario y Santiago, se puede viajar el día previo al partido, y a Medellín, Lima y Caracas, hay que ir 48 horas antes para llegar y tener un buen descanso; y así, entonces, es como luego deben aplazarse los compromisos locales y se recarga el calendario de entrecasa.

POR LAS NUBES...

Dólares - Brecha hasta de 27.525.

Si Nacional juega contra Palmeiras, Rosario Central y River Plate, por una delegación de 25 personas gastará US$ 21.450 en pasajes, y si Peñarol juega con Atlético Nacional, Sporting Cristal y el Caracas, desembolsará US$ 48.975 por el mismo concepto: la diferencia sería de US$ 27.525.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º