PABLO migliore

"Las ganas de quedarme están; sé que es difícil"

“Creo que en el transcurso de este tiempo les he demostrado que no soy de ponerme un casette sino de decir lo que pienso”, dijo el arquero argentino. Y es verdad. Ayer, admitió que intentaron mantener un estilo, pero que los altibajos sobre todo de efectividad les pasaron factura.

—Llegó el final, ¿cómo están?

—Bien, ojalá podamos conseguir un triunfo para jugar las finales, que es nuestro objetivo. Nos habíamos propuesto llegar a estas instancias primeros, capaz que con una mayor amplitud, pero River también ha hecho bien su trabajo y es bueno para la competencia local.

—Parece que por fin encontraron el buen funcionamiento ahora en estas últimas fechas.

—Hemos tenido altibajos, más que nada en cuanto a la efectividad. Hemos tratado de mantener un estilo de juego, una línea, pero a veces no tuvimos la efectividad que queríamos y eso nos pasó factura.

—¿La defensa también ha mejorado? Al menos han recibido menos goles en la recta final.

—Sí, hemos encontrado solidez, más allá de los cambios que se han hecho sobre todo por las amarillas o alguna que otra lesión. El equipo ha encontrado un funcionamiento y sabe lo que tiene que hacer. El jugador que entra también lo sabe y eso no destiñe el juego.

—Hablando de cambios en la defensa, ¿le sorprendió la ovación que recibió Macaluso cuando entró el domingo?

— No porque es un jugador muy querido por la gente. Por ahí no tiene un juego muy vistoso, pero tiene una entrega que lo identifica con la hinchada. Fue muy bueno para nosotros y para él que la viene remando y peleándola desde su lugar.

—Recuerdo que no se fue bien tras el torneo Apertura, incluso se dijo que no volvía. ¿Cómo vive este final?

—En el campeonato pasado no hicimos las cosas de la mejor manera. Nos abocamos a la Copa, descuidamos el campeonato local y después no llegamos a hacer pie. Y justo Nacional hizo un torneo impensado para todos. Además, cuando hay años electorales, no todas las partes están unificadas, tirando para el mismo lado. Cada uno trataba de arrimar agua para su molino y es entendible. Hoy no hay tantas polémicas ni tanta política, se habla más que nada de lo futbolístico. También es cierto que cuando el equipo gana las cosas están más tranquilas. El fútbol son momentos; hoy nosotros estamos pasando uno bueno y lo tenemos que aprovechar. Me pone contento que lleguemos a estas instancias con posibilidades de llevarnos todo.

—Está por terminar su contrato. ¿Quiere quedarse?

—Las ganas están, pero está muy difícil. Hay que ser realista, más allá de lo que uno quiera. Que pueda seguir es difícil.

—¿Por qué? ¿Cree que no tuvo un buen rendimiento?

—No se trata de rendimiento, el contrato se termina y hay que ser realista. Más allá de que hagas las cosas bien o mal. Hoy me debo pura y exclusivamente a Peñarol y a tratar de conseguir el objetivo que es para lo que me trajeron, pero creo que es difícil que siga.

—¿Lo dice por las buenas actuaciones de Guruceaga?

—Lo de Gastón no me sorprende. Entrenó mucho para llegar bien al Mundial. Es un sueño para él y ojalá que las cosas se le sigan dando de esta manera. No es por Guruceaga, ni por nadie. No hago un balance de lo externo, sino solo de lo mío. De lo que a mí me pasa y de lo que siento. Creo que en este tiempo les he demostrado que no soy de ponerme un casette sino de decir lo que pienso. Y lo que siento hoy es que es complicado que pueda seguir en Peñarol. No siento que haya cumplido una etapa, pero si cumplo el objetivo, es como dejar la puerta abierta.

LOS DE FIFA.

"Una de mafiosos"

Pablo Migliore tiene su propia marca de ropa, denominada "Una de mafiosos". Las remeras y musculosas de la colección están estampadas con personajes de la mafia como Don Corleone, Tony Montana y Pablo Escobar, entre otros. Ayer, al final de la conferencia de prensa, el arquero aurinegro admitió que por estos días había pensado en estampar algunas de las prendas con los personajes de la FIFA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º