TRICOLORES

Lo que gana y lo que pierde Nacional con la transformación del plantel

Martín Ligüera ya habló de un "fútbol resultado" y quedó claro que los fichajes tuvieron como principal requisito dotar de personalidad y jerarquía al plantel.

Matías Zunino es un mediocampista que aporta gol
Matías Zunino es un mediocampista que aporta gol. Foto: Marcelo Bonjour.

Se fueron algunos que tenían que salir, y otros que no estaban en los planes pero que igual se fueron. Vinieron los que estaban programados desde antes de realizar el cambio de técnico, pero con la aprobación total del nuevo conductor. Nacional, que ha perdido algunos corredores (o si quieren piernas jóvenes), terminó tomando la decisión de formar un equipo más aguerrido. Que vaya al frente y gane las batallas, porque como lo dijo Martín Ligüera, lo que se busca ahora es un equipo que apuesta por encima de todas las cosas al fútbol resultado.

El concepto, vertido sin problemas por el entrenador ante la pregunta de Ovación, fue dejado en claro en el primero contacto con los futbolistas, cuando sin darle vueltas al asunto indicó que ganar el Torneo Clausura es lo único importante y que para lograr ello habrá que dar pelea en cada partido, en cada metro del césped de todas las canchas en las que toque jugar.

Para que no haya ningún fiasco deportivo e intentar de verdad alcanzar el tricampeonato uruguayo, lo que se hizo es potenciar al equipo en un rubro de enorme trascendencia: personalidad. No hay que ser muy estudioso de las características de los jugadores que llegaron para darse cuenta que Diego Polenta, Mario Risso, Diego “Torito” Rodríguez y Matías Zunino están claramente identificados como jugadores de jerarquía y temple, ganadores, y también de gran poder de contagio para que el equipo termine construyendo un bloque monolítico.

datos

Un probable once para el primer partido del Clausura

El equipo irá asomando lentamente, pero no es descabellado considerar que el primer once lo podrían formar Sergio Rochet; Ángelo Gabrielli (debe confirmar sus aptitudes), Mario Risso, Nicolás Marichal (Diego Polenta quizás no llegue para el primer partido), Camilo Cándido; Matías Zunino, Diego “Torito” Rodríguez o Joaquín Trasante, Felipe Carballo; Brian Ocampo, Gutiérrez o Cantera y Leandro Fernández.

Pero, además de este aspecto, hay otras virtudes deportivas que también asoman como decisivas a la hora de resolver los fichajes. No puede pasar por alto un rubro de gran peso: los goles.

En ese sentido, realizando una comparación entre los jugadores que ya no están y los que vinieron, el gran abanderado es Zunino. Nacional recuperó a un mediocampista que en su carrera deportiva suma 35 goles, mientras que se fueron del club Emiliano Martínez y Gabriel Neves que juntos en Primera división marcaron cinco tantos. Es cierto que tienen un menor recorrido profesional que Zunino, pero también es clarísimo que ambos pisaban menos el área que el futbolista que se supone que ocupará el carril derecho del mediocampo de Ligüera.

Diego Polenta es un zaguero con gol
Diego Polenta es un zaguero con gol. Foto: Marcelo Bonjour.

Y si la llegada de Zunino potencia este aspecto, ni que hablar que también hay una superación con la resolución de abrir las puertas para el retorno de Diego Polenta.

El excapitán tricolor lleva convertidos en su carrera 14 goles. Guzmán Corujo, ya fuera del club, suma seis. La diferencia es tan grande que sumando los tantos de Corujo y Mathías Laborda (5) tampoco se alcanza el registro del “Patrón”.

Esa mejora es aún mayor con la participación de Mario Risso, porque se trata de un zaguero que viene de convertir dos tantos con Plaza Colonia en el Apertura (demostración de que está vigente) y llegó a 9 en su carrera.

Risso, además, eleva el juego aéreo del club y levanta la estatura del fondo. Aunque una zaga con Risso y Polenta será más lenta que la de Corujo-Marichal, el equipo ganará más en el juego de la azotea con la estatura de Risso (1.93). Aunque Polenta (1.85) mide un centímetro menos que Nicolás Marichal (1.86), Corujo pierde por cuatro (1.89) con el exfutbolista de los “Patas Blancas”.

También, hay que decirlo, hay un rubro que el Nacional versión 2021 de Ligüera perderá contra su antecesor, la juventud, pero gana en experiencia por la edad y en competencias internacionales.

Veamos. Se fueron, ya sea en forma definitiva o en préstamo, Corujo (25), Martínez (22), Neves (24), Pablo García (22), Renzo Orihuela (20) y Vega (29) y vinieron Polenta (29), Risso (33), Zunino (31) y Diego Rodríguez (31). El promedio de edad del equipo titular se acrecienta, pero también en temple para afrontar los vaivenes que suelen aparecer en cualquier recorrido deportivo.

Diego Rodríguez, un mediocampista con temple y ganador
Diego Rodríguez, un mediocampista con temple y ganador. 

Por ejemplo, el “Torito” jugó partidos de copas internacionales con cuatro equipos y salió campeón en la Sudamericana en 2017. Risso jugó copas con tres equipos y fue subcampeón de la Sudamericana en 2015.

Zunino (con 4 equipos) y Polenta (con tres) también afrontaron competencias internacionales en distintas partes del continente, lo que deja al descubierto la adaptación generada para retos de alta exigencia mental y física.

La otra variante que podrá apreciarse en el nuevo Nacional, aunque en este caso dependerá del rendimiento que tenga el fichaje, es que ahora parece que se podrá darle al equipo una solución para el caso de que el gran goleador Gonzalo Bergessio no esté en cancha. La recuperación para el fútbol uruguayo de Juan Manuel Gutiérrez puede traer la mejor de las recompensas porque se trata de un jugador que conduce sus incursiones con balón dominado y le gusta ser bien directo y rápido en la búsqueda del arco. Para el fútbol resultado es clarísimo que resulta bueno tener un atacante que sea capaz de resolver de forma individual o asociada. Y Gutiérrez lo sabe hacer.

Zaga: gana centímetros y mejor juego aéreo
Con Mario Risso (1.93) y Diego Polenta (1.85) hay más altura que la que se tenía con Guzmán Corujo (1.89) y Nicolás Marichal (1.86). Hay, además, mejor juego aéreo ofensivo y defensivo. Se pierde en velocidad, porque además de la juventud Corujo (25), Marichal (20) contra Risso (33) y Polenta (29), son más rápidos

Mediocampo: consigue un jugador con gol
Matías Zunino incrementa la cuota de gol de Nacional porque es un mediocampista que pisa mucho más el área adversaria que Emiliano Martínez y Gabriel Neves. Además de haber hecho algún gol decisivo (final contra Peñarol) Zunino tiene una cuota de definición más elevada que los dos mediocampistas que se fueron.

Personalidad: la gran apuesta del cambio
El fichaje de Diego “Torito” Rodríguez se sumó a la iniciativa de darle al equipo otra estructura y otra tónica. Risso, Polenta, Zunino y el “Torito” son jugadores con experiencia y temple, preparados para afrontar las dificultades que suelen presentarse en los partidos y en los torneos. Nacional construyó un equipo sobre esa base.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados