MUNDIAL DE CLUBES

Gallardo explicó la eliminación en el foco de sus futbolistas

El "Muñeco" dio explicaciones psicológicas, emotivas pero también las deportivas tras la derrota por penales contra Al Ain que le negó la final del mundo. De todas formas aclaró que "el festejo de lo logrado no se mancha por esta derrota".

Marcelo Gallardo junto a los suplentes de River
Foto: Reuters

Uno de los golpes más duros en la era de Marcelo Gallardo recibió River Plate este martes, eliminado en la semifinal del Mundial de Clubes con el humilde Al Ain y arrebatado de la posibilidad de jugar la final por el título. Posterior al juego, el "Muñeco" analizó el juego y las carencias de su equipo.

"Lamentablemente no pudimos conseguir el objetivo de ganar que era el deseo de todos nosotros", comenzó diciendo. "El gran tema era cómo hacer para enfocarnos. Después de semejante logro enfocarnos en este partido sin sufrir, combatir internamente con esa problemática. Ganas y entusiasmo había", explicó.

Además, no se negó a admitir que "en los papeles el rival era menor, pero en la cancha tenés que demostrarlo. Los partidos se ganan jugando y con una determinación diferente".

"Es normal" que después de un éxito como el que logró River al ganar la Copa Libertadores, dijo. "Es por eso que el entrenador tiene que intentar que eso no nos invada. Fue muy fuerte lo que se logró y todos estábamos en una situación de felicidad y alagarabía que había que tratar de separar y meterte de lleno en este partido".

De todas formas, "era un partido peligroso. En los momentos favorables no lo pudimos sostener ni definir. En esos ratos de desatención nos terminan empatando y en los penales siempre puede ir para cualquiera", comentó.

Además, en lo futbolístico analizó: "Nosotros sabíamos lo que ellos iban a tratar de hacer, como la pelota quieta. íbamos a tener que defendernos, pero no nos defendimos bien. Iba a ser a contragolpe, con uno de los jugadores más peligrosos del equipo como Caio".

Pero por la diferencia de calidad "el partido dependía de nosotros, de la calidad que nosotros tuviéramos en el juego. Si bien es una fortaleza reponernos ante la primera piña (por la remontada) no lo pudimos sostener, por desatenciones y malas decisiones".

"Es una responsabilidad general que tiene mucho que ver con lo que estábamos viviendo. Es una de las peleas internas que uno tenía. Era difícil para uno también", admitió.

"Las derrotas siempre dejan enseñanzas. El festejo tiene que seguir, porque lo que se logró es histórico. ¿Queda manchado por esta derrota? No, porque el deseo de todos era llegar a la final y tener la chance, pero ahora hay que seguir", cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)