COPA LIBERTADORES

El futuro de Peñarol se ve más negro que amarillo

El cambio de técnico no ha producido mejoría en el rendimiento ni en los resultados: Saralegui dirigió cuatro partidos, ganó uno, empató dos y perdió el restante.

Facundo Pellistri
Facundo Pellistri sufre la derrota ante Colo Colo. Foto: AFP

Noche del 5 de septiembre de 2020. Mario Saralegui hace su reestreno como técnico de Peñarol (inicia su tercer ciclo) ante un Campeón del Siglo vacío por la pandemia. Luego de una semana convulsionada por la decisión del presidente Jorge Barrera de cesar a Diego Forlán, se renueva la esperanza en Peñarol.

El técnico llega, mete mano en el equipo, deja básicamente a los mismos futbolistas titulares que venían jugando pero los pone en posiciones diferentes y mucho más adecuadas a los perfiles de los futbolistas. Con ello saca un buen triunfo por 3-2 sobre Liverpool. El hincha carbonero empieza a recuperar la ilusión, pese a que sobre el final el equipo terminó metido en su arco y sufriendo.

¿Falta de gol? Cosa del pasado. Se habían convertido tres tantos en los primeros 39 minutos. Incluso defensivamente el equipo había respondido mejor, más firme.

Cuatro días más tarde, el miércoles 9, los fantasmas volvían a aparecer en el horizonte. Empate 0-0 ante River Plate en el Saroldi con un conjunto sin conductor, sin fútbol, sin profundidad.

Sábado 12. Una semana después de aquel partido que parecía haber roto el maleficio del mal comienzo, polémica decisión de Saralegui de alinear un equipo alternativo para cuidar a los titulares para el partido de anoche ante Colo Colo. Otro empate sin goles en este caso ante Montevideo City Torque, que hizo más por llevarse la victoria.

Definitivamente las dudas se habían reinstalado en Peñarol. ¿Más de lo mismo? Sí, más de lo mismo que quedó plasmado en la derrota 2-1 de este martes ante Colo Colo en Santiago de Chile. Un muy buen primer tiempo, eso sí, pero que no supo capitalizar. El mirasol tuvo para sacar una diferencia decisiva ante el Cacique en los primeros 45’ y otra vez falló en la definición.

Luego de cuatro partidos Peñarol ganó uno, empató dos y perdió el restante. El futuro se ve más negro que amarillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados