CLÁSICO SUSPENDIDO

El futuro: ¿se juega el clásico o pierde los puntos Peñarol?

“Si no sale el fallo, no hay fútbol el próximo fin de semana”, adelantó el presidente de la Mesa Ejecutiva. Nacional no quiere jugar el clásico sin público, Peñarol no quiere perderlo en los escritorios y Danubio considera que se debe suspender el Uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El estadio Centenario en la previa a la suspensión del partido entre Peñarol y Nacional. Foto: Fernando Ponzetto - El País

“El campeonato tiene que terminar. Nacional no está de acuerdo con jugar el clásico a puertas cerradas”, dijo José Luis Rodríguez, el presidente de Nacional, tras la suspensión del encuentro clásico debido a los incidentes en la Tribuna Ámsterdam.

“Así no se puede seguir, hay que suspender el campeonato”, indicó Oscar Curutchet, presidente de Danubio, en una opinión más que jugada. "Nacional va a ganar el partido en los escritorios y eso nos perjudica porque nos sacaría dos puntos, sin jugar, a falta de dos fechas. Esto nace de una mala decisión del Tribunal de Disciplina", agregó el vicepresidente Leonardo Goicoechea a Sport 890.

Los dos equipos que están en la definición tienen posiciones encontradas, pero más allá de la opinión de los dirigentes, hay que esperar la resolución de la AUF.

Wanderers, otro de los animadores del Uruguayo, también marcó su postura a través de su presidente Jorge Nin: "Hay que intentar que esto que pasó no afecte la deportividad del campeonato y que los partidos se ganen en la cancha y no en los escritorios. Más allá de que Wanderers está involucrado en la lucha del campeonato, creemos que el partido entre Nacional y Peñarol debe jugarse”.

“Wanderers es muy respetuoso de los reglamentos. Si el reglamento dice que el partido se tiene que suspender y darles los puntos a Nacional obviamente que vamos a acatar. Wanderers es reglamentarista. Lo que uno intenta a priori es que los partidos se jueguen en la cancha. Yo vengo de la Liga Universitaria e históricamente la postura que teníamos siempre era la de tratar de que la pelota decidiera los resultados deportivos”, añadió.

Wilmar Valdez, presidente de la AUF, recalcó que "sería un error" suspender el torneo.

El informe confidencial del árbitro pasará a la Comisión de Disciplina, y ahí se inicia el proceso dentro del ámbito asociacionista, y deberá tener un fallo en pocos días ya que no se puede fijar la próxima fecha sin que se termine de disputar la decimotercera etapa.

En ese sentido, el reglamento general de la AUF, dice que “en el caso de los partidos suspendidos antes de su comienzo, los puntos A: - el club responsable- perderá los puntos que iban a estar en juego, en favor de su oponente. B: si los responsables fueren ambas instituciones, éstas perderán los puntos que iban a estar en disputa en el partido suspendido antes del comienzo.

Peñarol pretende que el partido se juegue y quiere que la Mesa Ejecutiva se reúna (hoy lunes) y defina. “Peñarol quiere jugar el partido (el miércoles) que haya deportividad”, indicó Juan Pedro Damiani a la salida del Estadio Centenario visiblemente consternado.

Jorge Casales, presidente de la Mesa Ejecutiva, explicó este lunes a la mañana en Canal 12 que “si no sale el fallo, no hay fútbol el próximo fin de semana”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados