COPA SUDAMERICANA

Los futbolistas de Nacional están con la sangre en el ojo

Los jugadores de Alejandro Cappuccio están enchufadísimos y aceptando que el equipo tiene que mostrar personalidad.

El plantel tricolor tiene claro que unidos podrán sacar la serie adelante
El plantel tricolor tiene claro que unidos podrán sacar la serie adelante.

A conciencia. Así están trabajando los futbolistas de Nacional el nuevo choque clásico por la Copa Sudamericana. Con las pilas bien cargadas y asumiendo que no estuvieron a la altura del reto deportivo en el partido de ida. A tal punto que no ha sido necesario que el técnico Alejandro Cappuccio realizara un diálogo diferente ni apelara a mensajes tocantes.

Todo está aceptado. Digerido. Lo reflejan las charlas entre los jugadores y los dirigentes y hasta los contactos con los funcionarios de Los Céspedes. Allí, según supo Ovación, lo que sale a luz es la aceptación de que los defectos fueron tantos y tan importantes que esa historia no se puede volver a repetir.

Además, convencidos que el equipo se armará de otra forma, porque si bien no hay una definición absoluta los futbolistas ya tienen claro que a la cancha irá una integración con mayor vocación ofensiva, lo que ellos se han comprometido a entregar es un nivel de juego de mayor intensidad y vitalidad. En pocas palabras, de lo que se habla es de entrar a jugar al 150%. Enterrar la mala imagen ofrecida en el Gran Parque Central y salir a dar pelea en cada pan de césped del Campeón del Siglo.

negocio redondo

Matías Viña puede ser la mejor venta de la historia

Las negociaciones que el presidente de Nacional José Decurnex sigue realizando con Palmeiras y Roma, por la transferencia del lateral izquierdo Martías Viña, cuya ficha corresponde a los tricolores en un 42,5%, entregará al club un resultado económico muy importante. Al punto tal que existen grandes posibilidades que termine convirtiéndose en la negociación más importante de la historia del club. Para que eso sea posible, la gestión de Decurnex fue decisiva en la aceptación de que a los tricolores les corresponde también un porcentaje de los bonus acordados (2,5 millones de euros más) y también tener una plusvalía en una futura transferencia que haga la Roma.

Los estimula a actuar de una forma totalmente diferente, el hecho de que todos los mensajes que están recibiendo desde el exterior hablan de una serie casi liquidada o de una puerta a la que le falta un empujón más para cerrarse.

Eso ayuda para que tengan claro que tienen en sus pies la gran oportunidad de sacar rédito del gol que metió Gonzalo Bergessio en el minuto 94 del partido de ida. Porque ese gol entregó una chance que parecía perdida cuando Peñarol se había puesto 2-0 arriba.

Sabiendo de antemano que hay que estar fuerte de cabeza y jugar el clásico con actitud, rebeldía, fútbol e inteligencia, cada tarea desarrollada por estas horas, según confiaron fuentes tricolores, están revelando que todos quieren dar un gran golpe de personalidad.

Dicen que Bergessio, D’Alessandro, Corujo, Rochet, Leandro Fernández, entre otros, se están convirtiendo en verdaderos líderes de un grupo que tendrá la gran posibilidad de dar vuelta una serie y de conseguir una clasificación histórica de visitante.

En el laboratorio
Al once ofensivo le podrían realizar algunos cambios
Alejandro Cappuccio

Alejandro Cappuccio viene preparando en la Ciudad Deportiva de Los Céspedes un equipo tricolor con mayor poder ofensivo que el que abrió el fuego de los octavos de final ante Peñarol en el Gran Parque Central. A esa oncena, que en principio es de Rochet; Méndez, Corujo, Laborda, Cándido; Ocampo, Carballo, Trasante, Trezza; Fernández y Bergessio, le podrían realizar dos cambios. Ambos serían para tratar de jugar más y mejor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados