FÚTBOL INTERNACIONAL

Los futbolistas de Brasil jugarán la Copa América pero suspendieron al presidente...

El titular de la CBF fue acusado de acoso "sexual y moral" por una funcionaria

Rogerio Caboclo
El presidente de la CBF Rogerio Caboclo fue suspendido por un mes, a seis días del inicio de la Copa América.

A seis días del comienzo de la Copa América en Brasil, el fútbol de ese país es un volcán a punto de estallar. Si bien los futbolistas de la selección verdeamarilla decidieron, según la prensa, jugar el torneo, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) quedó sin presidente, con la suspensión de Rogerio Caboclo, denunciado por acoso sexual.

Caboclo fue denunciado el viernes por una funcionaria de la CBF, cuya identidad está siendo protegida, que lo señala de varios episodios de asedio sexual y moral desde abril de 2020, según el portal Globo Esporte.

“La CBF informa que la tarde de este domingo recibió la decisión de la Comisión de Ética del Fútbol Brasileño suspendiendo temporalmente (por un plazo inicial de 30 días) al presidente Rogerio Caboclo del ejercicio de sus funciones”, indicó en un comunicado.

El directivo, que defiende su inocencia, dejará a días de la Copa, blanco de críticas por realizarse en un país duramente golpeado por la pandemia. Caboclo, de 48 años, será reemplazado por el vicepresidente Antonio Carlos Nunes de Lima, precisó la CBF.

La salida del mandamás, que se expone a multas, expulsión o veto para participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol, además de posibles repercusiones penales, es la culminación de una semana muy tormentosa para la 'Selecao'.

Mientras tanto, los jugadores brasileños decidieron disputar la Copa América, que comienza el domingo, pese a su insatisfacción con el traslado de sede a un país en que la pandemia de la covid-19 sigue fuera de control.

La decisión de los jugadores de la Canarinha fue anticipada yer por diferentes portales deportivos de Brasil, que no citan fuentes y según los cuales los jugadores divulgarán un manifiesto hoy tras el partido con Paraguay en Asunción por las eliminatorias mundialistas.

Versiones de prensa indican que la suspensión de Caboclo mejoró el ambiente en el seno de la Canarinha, ya que el dirigente amenazaba con destituir al técnico Tite por respaldar la posición de los futbolistas

El entrenador   negó haber sido amenazado de destitución y dijo que, pese a que hay presiones, sigue trabajando.  La versión del fin de semana decía que Tite sería cesado por exigencia del presidente brasileño Jair Bolsonaro debido a su apoyo a los jugadores y reemplazado por Renato Gaucho, partidario de Bolsonaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error