HACIENDO HISTORIA

¿Cómo era el fútbol uruguayo hace 100 años?

Hace un siglo Uruguay fue campeón de América en Chile, Nacional ganó la Copa Uruguaya y falleció de pulmonía José Pérez, delantero titular de Peñarol y la Selección.

El plantel de Uruguay que se preparaba para enfrentar a Chile por la Copa América.
El plantel de Uruguay que se preparaba para enfrentar a Chile por la Copa América.

Ya estamos en los años 20 del siglo XXI, por lo cual se empieza a cumplir una centuria de los llamados Años Locos, era de optimismo desatado tras el final de la Primera Guerra Mundial, un conflicto tan atroz que se creyó irrepetible. Muchas innovaciones comenzaron a popularizarse, como la heladera, la radio o el automóvil, e hicieron la vida más cómoda. Pero también se sembró la semilla de los fascismos, lenta cuenta regresiva hacia la Segunda Guerra, mucho peor que la Primera.

Imaginar el Montevideo de hace un siglo resulta difícil: no existía la Rambla Sur, ni los palacios Legislativo, Salvo o Municipal. Se estaba comenzando a pavimentar las calles con hormigón y asfalto. El tango recién se empezaba a cantar y Carlos Gardel construía su fama, aunque todavía no el mito. Pero en la década de 1920 se estaba gestando el país del futuro, con elecciones casi todos los años, decisivo avance hacia la total democratización.

De la misma forma, el fútbol uruguayo era en 1920 estrictamente barrial y formalmente amateur, pero se encontraba en los albores de una nueva era. Había motivos para ser optimistas: Uruguay ya había sido dos veces campeón sudamericano, en Buenos Aires y en Montevideo, y había perdido otro título en un desempate contra Brasil en Río de Janeiro. Diez años más tarde sería tricampeón del mundo (dos medallas de oro olímpicas y una Copa del Mundo), la actividad tendría como centro un enorme estadio (el Centenario, por supuesto) y se estaba por hacer oficial el profesionalismo.

¿Cómo era el fútbol hace un siglo exacto? La Copa Uruguaya tuvo 12 participantes: Nacional, Peñarol, Central, Wanderers, Charley, River Plate, Dublín, Reformers, Belgrano, Universal, y dos recién ascendidos, Liverpool y Uruguay Onward. Si bien la mayor parte de esos clubes venía de los tiempos del “fútbol heroico”, la competencia ya giraba en torno a los dos grandes, que volvieron a definir entre ellos el título. River (el viejo, no el actual) estaba en proceso de desaparición, pues su estructura esencialmente amateur no podía enfrentar a equipos que pagaban a escondidas a sus jugadores. En ese año 20 salió último y en el 21 no participó.

El principal escenario era el estadio del Parque Pereira, construido para la Copa América de 1917, aunque ya en 1921 sería desarmado para instalar la Pista Oficial de atletismo. También estaba el Parque Central con sus instalaciones de madera. Ese año sería el trágico escenario del duelo entre José Batlle y Ordóñez y Washington Beltrán. Peñarol era local en Las Acacias, si bien la lejanía del campo lo llevó muchas veces a optar por el Parque Pereira. Ya existía Belvedere, aunque de Wanderers. River tenía su Parque Lugano, en Suárez y Lucas Obes. Central jugaba en el Parque Fraternidad, en Garibaldi entre camino Aldea (hoy avenida Italia) y 8 de Octubre. Charley era de Piedras Blancas. Y había numerosos campitos por toda la ciudad.

Nacional resultó campeón con dos puntos de ventaja sobre Peñarol. Impactó su potencia goleadora: marcó 85 goles en sus 22 encuentros. Se destacaron Héctor Scarone, Ángel Romano y Pascual Somma, entre otros. El albo también conquistó la Copa Aldao al vencer a Boca Juniors 3 a 0 en el Parque Central.

El plantel de Nacional que superó a Boca Juniors en la Copa Aldao.
El plantel de Nacional que superó a Boca Juniors en la Copa Aldao.

Peñarol tuvo al arquero récord del amateurismo: Juan Legnazzi mantuvo su valla invicta durante 922 minutos por el Campeonato. Pero en diciembre sufrió una tragedia: José Pérez, apodado el Botija, puntero o entreala titular con la aurinegra y la celeste, falleció de pulmonía, luego de jugar bajo la lluvia ante Central cuando ya estaba enfermo.

El torneo abundó en incidentes y reclamos (debe recordarse que los resultados se podían protestar ante la Liga). El mayor escándalo se registró cuando varios futbolistas de Reformers agredieron al árbitro Ramond. Lito fue campeón de Intermedia, tras apasionante disputa contra Misiones y Rampla Juniors, y ascendió a Primera. En sus filas estaba un muy joven José Nasazzi. Colón ganó el torneo de Tercera Extra y subió a Intermedia. Fue 1920 también el año de la fundación de Bella Vista, que ya en 1923 estaría en Primera, con Nasazzi como figura.

El seleccionado uruguayo, como era costumbre, disputó varios clásicos con los argentinos. Se logró en agosto un importante triunfo de visita en Sportivo Barracas: 3-1 por la Copa Newton, con goles de Romano, Somma y Piendibene. Pero el gran éxito del año fue una nueva conquista de la Copa América, esta vez en Viña del Mar. Se le ganó a Brasil 6-0 y a Chile 2-1 y se empató 1-1 con Argentina. Ese 6 a 0 fue la peor derrota de Brasil en su historia, hasta el 7-1 ante Alemania por el Mundial 2014.

El fútbol argentino ya estaba dividido en dos organizaciones y eso repercutía de este lado del Plata. La situación terminaría originando el cisma de 1922. Peñarol, expulsado de la Asociación Uruguaya de Football, impulsaría la Federación Uruguaya, con su propio campeonato. Decenas de clubes pasarían a competir en alguna de las dos ligas, promoviendo una verdadera explosión de partidos y jugadores. Para afirmar su posición, la Asociación encabezada por Nacional se afilió a la FIFA y se inscribió para participar en los Juegos Olímpicos de París. La gran transformación estaba a la vuelta de la esquina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)