CORONAVIRUS

El fútbol bajo sospecha de ser el detonante de la letal pandemia en Italia

Así lo afirma el diario La Repubblica, que pone el duelo entre Atalanta y Valencia por Champions jugado el miércoles 19 de febrero en el ojo de la tormenta.

Atalanta vs. Valencia
Maxi Gómez en el Atalanta-Valencia del 19 de febrero. Foto: AFP

La victoria 4-1 de Atalanta sobre Valencia en San Siro (Milán) del miércoles 19 de febrero por el partido de ida de octavos de final de Champions League comenzó siendo para los italianos (sobre todo para los de Bérgamo, ciudad de los atalantinos) una gran alegría, pero hoy, poco más de un mes después, parece ser una pesadilla.

La concentración de 45.000 personas en el Giusseppe Meazza (denominado "estadio cero" del coronavirus en Italia) y, sobre todo, el gran desplazamiento que hizo toda esa gente para ir y volver a Milán es señalado hoy como el hecho clave de la alta mortalidad que ha provocado el coronavirus en Italia, país que presenta la mayor cantidad muertos por la enfermedad en el mundo.

El diario italiano La Repubblica hizo una investigación y —por más que el paciente uno llamado Mattia (38 años y hoy ya de alta) apareció en Codogno, Lodi (a unos 60 kilómetros de Milán) el 20 de febrero— concluyó que la disputa de ese partido fue el detonante de la mortífera pandemia en el norte de Italia, que ya se ha cobrado la vida de más de 4.000 personas en gran parte debido al alto promedio de edad que hay en esa región italiana.

El encuentro se disputó el 19 de febrero y, según muestra un gráfico que acompaña el artículo, a partir del 26 de febrero comenzó la curva ascendente de contagios, coincidiendo con el tiempo que demora en aparecer los síntomas. Hoy son más de 9.000 las personas contagiadas entre Bérgamo y Milán y son más los casos en la primera de las ciudades, la de mayor contagio en Italia.

Gráfica de La Repubblica
Gráfica de La Repubblica

Esto hace que las sospechas de que el partido Atalanta-Valencia haya sido el principal detonante de la letal pandemia en Italia tengan fundamentos ciertos, principalmente teniendo en cuenta no solo la gran cantidad de gente aglomerada ese día en el Giuseppe Meazza, sino también el recorrido que éstas hicieron luego para volver a Bérgamo y las paradas que realizaron en el camino.

Para reforzar además esta teoría, hay que seguir la cadena de contagios producida luego, porque futbolistas y personal de Valencia (el rival de Atalanta) también dieron positivo de coronavirus unos días después y, a su vez, éstos contagiaron a jugadores de Alavés, que fue su siguiente rival por LaLiga de España.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados