CRISIS SANITARIA

Para el fútbol femenino es más que vacunas: fue una señal que ilusiona a futuro

Dentro del ambiente se destacó que haya sido incluido en la lista de vacunación y se entendió que es "un paso más en la dirección en que todo está yendo".

La vacunación del fútbol femenino en el Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.
La vacunación del fútbol femenino en el Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.

"Está el plantel de Racing, estamos nosotras, hay una cancha que está divina y un par de pelotas debe de haber”. Esa fue la frase que Aída Camaño le comentó a una compañera mientras esperaban unos minutos tras la vacunación.

Es que la capitana de Náutico, al igual que sus colegas, estuvo presente en una de las jornadas de vacunación a las jugadoras del fútbol femenino, mientras espera la resolución de saber si se juega o no la final entre ambos equipos por el título de la Segunda División de la temporada 2020.

“Haberlo hecho en el Estadio Centenario no es lo mismo que hacerlo en una mutualista o una clínica”, contó Camaño. Tanto para ella como para el plantel significó “un regalo” tanto la vacunación como el hecho de hacerlo en el máximo escenario deportivo del Uruguay.

La espera previa a la vacunación del fútbol femenino en el Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.
La espera previa a la vacunación del fútbol femenino en el Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.

“En lo personal cuando nos confirmaron que nos tocaba el turno para vacunarnos fue una alegría porque incluso en mi entorno, en el trabajo y en otros lugares mucha gente ya está vacunada y te daba esa sensación de que no llegaba nunca, entonces se vivió así”, expresó.

Y agregó: “Se vivió más cerca la situación de ver el final de esta pandemia. Muchas no habían tenido la oportunidad de haber quedado en otras instancias anteriores que el MSP había hecho. Entonces si bien no éramos un grupo muy grande de personas, porque en el plantel hay muchas docentes, la ilusión de saber que estás vacunada era muy grande”.

Aunque más allá del hecho, la consideración ya fue bien valorada: “Que el femenino haya entrado en la vacunación lo siento como un paso más en la dirección en que todo está yendo. Hace mucho tiempo que estoy vinculada al fútbol femenino y cuando comencé te diría que capaz que estábamos muy lejos, no de ser igual que el fútbol de hombres porque no es la igualdad lo que se busca, pero sí las posiblidades y cada día tener mejores posibilidades que en ese momento era muy lejano”.

La vacunación del fútbol femenino en el Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.
La vacunación del fútbol femenino en el Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.

“Sentir eso del otro lado es una sensación muy linda. Tal vez no es tanta inversión, simplemente considerar esa otra parte que también existe desde hace mucho tiempo y que se va a haciendo lugar”, expresó Camaño en relación al lugar que se le da al fútbol femenino, así como también se acordó de aquellos que hoy todavía no contaron con la posibilidad de vacunarse: “Ojalá que sea así para las otras divisionales porque hoy uno está contento porque nos tocó, pero hay otros que están a la expectativa”.

“Estoy convencido de que la Conmebol le está dando suma importancia, la importancia que realmente merece el femenino y por eso no solamente se fue por la primera masculina”, agregó en el mismo sentido Matías García, actual entrenador del plantel femenino de Danubio.

Para el estratega franjeado también hubo otro detalle importante: el reencuentro. “Estábamos en la convocatoria jugadoras, cuerpo técnico y dirigentes y la verdad que fue un momento realmente lindo porque desde que nos pararon y que no pudimos entrenar que no nos veíamos. Entonces fue un momento de reencuentro porque no es lo mismo vernos por una computadora o un celular que estar ahí y reírnos un rato porque de todo esto la parte más importante es la psicológica”.

El palco del Estadio Centenario donde los planteles aguardaban su momento. Foto: Francisco Flores.
El palco del Estadio Centenario donde los planteles aguardaban su momento. Foto: Francisco Flores.

“Más allá de ser clubes deportivos, son lugares donde se trabaja la salud física, pero también la mental y es lo que más me preocupa a mí y al resto del cuerpo técnico”, sentenció García respecto a la chance de poder reencontrarse.

“Estábamos todos en una sintonía de alegría en saber que esto es el comienzo del fin, que ya se va a poder volver a los entrenamientos, que ya estamos superando una etapa y que esto se va a terminando para que medianamente se pueda volver a la normalidad”, sentenció García.

Para el fútbol femenino fue más que una simple vacunación y por eso se vivió con mucha algarabía para los planteles de Primera División, que esperan el aviso para volver a entrenar y darle el puntapié a la temporada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados