CELESTE

Fútbol femenino: goles que apuntan alto y que ahora también los disfruta la selección

Esperanza Pizarro y Belén Aquino ya no solo la rompen con sus equipos, pero no son las únicas que ilusionan en el ataque de la Celeste.

Wendy Carballo, Esperanza Pizarro y Belén Aquino tras los amistosos entre Uruguay y Puerto Rico. Foto: Estefanía Leal.
Wendy Carballo, Esperanza Pizarro y Belén Aquino tras los amistosos entre Uruguay y Puerto Rico. Foto: Estefanía Leal.

Antes de vestir la camiseta de Nacional, Esperanza Pizarro viajó a Brasil, entrenó con el Inter de Porto Alegre, no se sintió cómoda y regresó a Uruguay. Tras su gran 2020, los sondeos desde el país norteño se multiplicaron, pero esta vez la situación fue distinta porque su momento en el tricolor la llevó a quedarse en el club.

“Todo el tiempo estás pensando en recambios porque sabés que la podés perder”, expresa Felipe Rebollo, entrenador de Peñarol, respecto a Belén Aquino, otra de las grandes futbolistas con las que hoy cuenta el Campeonato Uruguayo.

Esperanza Pizarro y Belén Aquino celebran uno de los goles en el Uruguay-Puerto Rico. Foto: Estefanía Leal.. Foto: Estefanía Leal.
Esperanza Pizarro y Belén Aquino celebran uno de los goles en el Uruguay-Puerto Rico. Foto: Estefanía Leal.

Nacional y Peñarol las disfrutan, pero tienen que estar atentos porque poco más le puede quedar a ambas en nuestro país y lo hecho en la selección suma mucho.

Más allá de romperla con la camiseta de sus clubes, ambas lograron hace pocos días marcar sus primeros goles con la camiseta mayor en lo que fueron los amistosos de fecha FIFA ante Puerto Rico y eso las destaca también a otro nivel.

En dos partidos, fueron dos goles de cada una demostrando su rendimiento personal, pero también lo que pueden hacer juntas, lo que sin dudas las potencia.

“Tienen un potencial enorme y vienen jugando juntas hace mucho. Se nota que hay química entre ellas y juegan de memoria”, manifiesta Diego Testas, entrenador de Nacional.

Esperanza Pizarro en el juego entre Uruguay y Puerto Rico. Foto: Estefanía Leal.
Esperanza Pizarro en el juego entre Uruguay y Puerto Rico. Foto: Estefanía Leal.

“Esperanza está muy lejos de su techo. Es una gurisa que le encanta aprender y entrena al máximo. No se va de la práctica sin dejar todo. Estudia el curso de entrenadora y eso le cambió la cabeza a la hora de entrenar y entiende mejor el juego. Finaliza con los dos perfiles, tiene buen juego aéreo, es explosiva y en el mano a mano te liquida con el plus de que da una mano en ser la primera defensa por la presión que ejerce sobre las rivales”, agregó Testas.

Rebollo no se quedó atrás al momento de definir a Aquino y aseguró que “Belén es una de las jugadoras donde vos podés marcar un techo alto. Tiene una intensidad que es difícil de encontrar en el masculino y mucho más en el femenino. Por su edad se destaca todavía más. Junto a Esperanza son las referentes en el puesto y marcan la diferencia justamente por tener características diferentes. Belén tiene uno por uno y un poco más de velocidad y Esperanza dentro del área es infalible. Se conjugan y se potencian”.

Carolina Birizamberri celebra el gol anotado en el Uruguay-Puerto Rico femenino. Foto: Estefanía Leal.
Carolina Birizamberri celebra el gol anotado en el Uruguay-Puerto Rico femenino. Foto: Estefanía Leal.

Más allá de Pizarro y Aquino, ambos entrenadores estuvieron de acuerdo en que Ariel Longo, seleccionador celeste, tiene de esos problemas que todo técnico quiere tener porque en ataque cuenta con dos jugadoras de mucho nivel.

Ellas son Carolina Birizamberri y Wendy Carballo, que hoy defienden a River Plate de Argentina e Inter de Porto Alegre respectivamente. Tuvieron minutos ante Puerto Rico y también demostraron estar a la altura de la Celeste, por lo que el ataque de Uruguay genera mucha ilusión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados