ANÁLISIS

El fútbol femenino no es un cuento, escribe sus propias historias y muchas de ellas son para las niñas

La colección “Pequeño futbolista” de Daniel Baldi también apunta a las más jóvenes que sueñan con brillar dentro de la cancha.

La selección uruguaya de fútbol femenino hoy también es una referencia. Foto: Estefanía Leal.
La selección uruguaya de fútbol femenino hoy también es una referencia. Foto: Estefanía Leal.

El fútbol femenino en Uruguay toma cada vez más fuerza y de eso no caben dudas. Sin ir más lejos, Nacional en las últimas horas anunció que todo su plantel es profesional y que las 24 jugadoras del mismo firmó contrato con la institución.

Es habitual ver jugadoras uruguayas que emigran al exterior y que luego vienen a defender a nuestra selección, como ocurrió para los amistosos ante Puerto Rico, así como también pasa a nivel de fútbol masculino.

Se ha convertido en algo habitual observar niñas y adolescentes detrás de una pelota y con el paso de los años, el apoyo de las familias, los clubes y también de la AUF se llegó a tener un torneo como el que hoy se realiza temporada tras temporada y que todavía espera por su inicio en la 2021.

Pero son precisamente las niñas las que hoy en día ya demuestran su pasión en el fútbol, crecen con referentes femeninos a los que anhelan imitar a futuro y, en parte, fomentar que esos sueños se cumplan es algo a lo que Daniel Baldi apunta al incluir el libro ¡Las niñas conquistan la cancha! a la colección “Pequeño futbolista” que todos los domingos, más un cupón y $150, publica un nuevo tomo con El País.

Si bien Enzo es el protagonista principal de la historia, este fascículo transcurre en una situación donde varones y niñas se cruzan en un partido de fútbol y los primeros son sorprendidos por el gran nivel demostrado por las chicas.

"¡Las niñas conquistan la cancha!"

“Lamentablemente perdimos un montón de años en incluirlas en un deporte que podrían haber disfrutado a pleno desde hace mucho”, expresó Baldi en diálogo con Ovación haciendo un análisis de lo que se vive hoy en día.

Entonces, ¿por qué incluir niñas en un libro con estas características? ¿por qué un capítulo donde las niñas se roban el protagonismo dentro de una cancha de fútbol? “Considero que ningún deporte es de varones o niñas, todos están para practicarse. Con el handball a veces sucedía al revés. Cuando yo era chico ‘era de niñas’ y no jugué porque los varones jugábamos al fútbol, pero es un deporte hermoso. Romper con esos mitos es lo más importante y hoy en día ese tipo de pensamientos van quedando anticuados”, agregó Baldi.

“Existe cierto roce con el prejuicio de que la niña pierde su femineidad jugando al fútbol o que el varón masculinidad si hace danza, pero no es así y además se está perdiendo la oportunidad de invitar a que hagan deporte o simplemente lo que les gusta”, sostuvo.

Daniel Baldi, exfutbolista y escritor
Daniel Baldi, exfutbolista y escritor. Foto: Leonardo Mainé

"Pequeño futbolista" cuenta la historia de Enzo y cómo inicia su camino por el baby fútbol. Uno tras otro, los 12 tomos relatan diferentes situaciones que al pequeño le tocan vivir dentro y fuera de la cancha.

“Los personajes femeninos circulan a lo largo de la historia ya que también aparece otra chica con la que se cruzan en un partido de baby fútbol que además de jugar muy bien, Enzo se termina enamorando de ella”, manifiesta.

Casi hago un gol, Llega la Copa América, El partido más importante, Valoremos el trabajo en equipo son algunos de los libros que forman parte de esta colección.

Para Baldi no es algo nuevo el hecho de darle protagonismo a la mujeres dentro del fútbol, pues ya lo había hecho en el lejano 2006 cuando por ejemplo, el Campeonato Uruguayo femenino contaba con apenas ocho equipos y no los 10 que solamente tiene la Primera División hoy en día más los 15 que disputaron el Campeonato Uruguayo de Segunda División 2020, así como también las divisiones juveniles.

“En La Botella F.C., mi primer libro, hay un personaje como Laura, que es la hija del director técnico del equipo y que es de las mejores en un equipo lleno de pataduras. Le encanta el fútbol y de hecho quiere jugar con ellos, pero solo lo puede hacer en las prácticas porque la madre no la deja jugar los partidos”, recordó el escritor.

El fútbol femenino es una realidad. No para de crecer y hoy muchas niñas también nacen con una pelota bajo el brazo y la ilusión de brillar dentro de la cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados