EL FUTURO CALENDARIO

El fútbol podría tener dos campeones uruguayos en 2021

Si la actividad demora en reaundarse, la temporada 2020 irá hasta el próximo año y luego se podría jugar un Uruguayo Especial

Ayudante llevando pelotas de fútbol. Foto: Gerardo Pérez
La agenda del fútbol no puede definirse. Foto: Gerardo Pérez

El túnel puede ser extenso, demasiado largo, incluso, como para permitir que la actividad deportiva en el fútbol uruguayo se desarrolle en su integridad en 2020. Pero todas las hipótesis ya están siendo consideradas por los integrantes del Ejecutivo de la AUF y, naturalmente, en los bosquejos que los integrantes de las Mesas Ejecutivas de Primera y Segunda división van elaborándose casi diariamente y como forma de estar preparados para todos los escenarios.

Lo que sí está bien definido en la sede de la calle Guayabos es que bajo ningún concepto se afectará la seriedad de los torneos. Esto significa que, a diferencia de lo que puede manejarse en algún otro país (como Argentina), es irreal considerar que puedan eliminarse los descensos.

En este caso las afirmaciones que hacen los neutrales son bien claras: “hay un campeonato empezado y es irresponsable cambiar las reglas de juego”.

Eliminar los descensos, por otra parte, podría afectar a los equipos que compiten por ascender, por lo cual esa opción no entra en consideración ni aunque la pandemia del Covid-19 obligue a tener que esperar hasta septiembre para empezar a jugar nuevamente.

Si bien diariamente van surgiendo ideas para instrumentar en caso de que la fecha del 13 de abril no termine siendo el punto final para la determinación del Gobierno de prohibir los espectáculos públicos, lo concreto es que ese marco es el único que sí ya tiene una definición concreta, porque la programación del Campeonato Uruguayo concediendo hasta tres semanas para recuperación física de los planteles está previsto. El problema empieza a suscitarse con la prolongación de las medidas de prevención de propagación del coronavirus.

En ese caso, lo que también está definido es que no se alterará ninguno de los torneos que integran el Campeonato Uruguayo. O sea, habrá Torneo Apertura, Intermedio y Clausura.

Para el futuro, sin fechas concretas porque nadie tiene la certeza del momento exacto en que se podrá volver a jugar, también está visualizándose un calendario del fútbol que se meta en el próximo año.

Si el fútbol puede regresar recién a partir de agosto, es difícil que pueda culminar en diciembre, por lo que será necesario tomar meses del primer semestre de 2021 para completar la actividad.

Así, entonces, será irremediable que se ponga en marcha un nuevo Uruguayo Especial en 2021.

Esa alternativa también está arriba de la mesa o en las computadoras de aquellos neutrales que comienzan a tirar hipótesis porque no quieren ser tomados por sorpresa por las situaciones que se puedan ir generando como consecuencia de la crisis sanitaria que está sacudiendo a todo el planeta.

La única verdad es que todo comenzará a tener luz a partir del instante en el que esté tangible la fecha de la vuelta de los espectáculos públicos.

Hoy no hay una reestructura de la programación definida para empezar a competir a partir de junio o julio, pero sí una alternativa real porque la temporada podría alargarse hasta mayo de 2021. Parar para la disputa de la Copa América y en el segundo semestre jugar el Uruguayo Especial y la Copa Uruguay.

Por ahora son simples hipótesis, pero podría haber dos campeones uruguayos en 2021.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados