el pase del siglo

La fuente de la fortuna del PSG es Qatar

En los últimos cinco años, el club gastó 558 millones de euros en pases buscando la Champions

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los dos responsables. El presidente Al-Khelaïfi (izq.) junto al emir Al-Thani.

Para contratar a Neymar, el París Saint-Germain (PSG) no deberá romper ningún chanchito ni ajustar todos sus gastos, porque el dinero no es su problema. El club pertenece a la Qatar Investment Authority (QIA), un fondo soberano de inversión que maneja los beneficios de la explotación del petróleo y el gas natural de ese pequeño pero muy rico país del Golfo Pérsico.

Por iniciativa del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani, y a través de otro fondo, Qatar Sports Investments, QIA adquirió el paquete accionario del PSG: 70% en 2011 y el resto un año después. Al completarse la operación, el club fue valorado en 64 millones de euros, menos de tres veces el costo de Neymar.

El presidente del PSG es Nasser Ghanim Al-Khelaïfi, amigo cercano de Al-Thani y a la vez titular del QIA. Curiosamente, en el pasado fue tenista profesional, aunque nunca superó el puesto 995 del ranking. También está al frente de la cadena televisión Bein Sports, filial de Al Jazeera, dueña de los derechos de transmisión de varias competencias internacionales.

Desde que asumió, su plan fue colocar al club entre los grandes europeos, por lo cual trajo figuras como Zlatan Ibrahimovic, Ezequiel Lavezzi, Edinson Cavani, David Luiz y Ángel Di María. Según el portal especializado Transfermarkt, en los últimos cinco años el PSG gastó 558,55 millones de euros en transferencias de jugadores. Por otro lado, concedió pases por 93,20 millones de euros.

En este período, el club logró ocho títulos (cuatro ligas, tres Supercopas de Francia, dos Copas de la Liga y una Copa de Francia), aunque la gran meta de la Champions League quedó lejos: chocó repetidamente con el obstáculo del Barcelona. La última vez, el recordado 6 a 1 de los catalanes el 8 de marzo pasado, con un extraordinaria actuación de Neymar.

Hace dos meses, PSG aprobó su presupuesto para la temporada 2017-2018, con una previsión de 220 millones de euros para pases, según el diario Le Parisien. Prácticamente la cifra de la cláusula de salida de Neymar. En aquel momento no se mencionaba el nombre del crack brasileño, pero en una entrevista concedida meses atrás a la BBC Al-Khelaïfi aseguró que su club tenía dinero suficiente para contratar a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Otro hecho significativo es que Qatar Sports Investments mantuvo un acuerdo con el Barcelona entre 2010 y el 1° de julio de 2017, para promover las actividades tanto de la aerolínea Qatar Airways como la Qatar Foundation, dos organizaciones de la QIA, a cambio de 170 millones de euros por ese período.

El PSG nació en 1970 de la fusión de dos clubes parisinos chicos, el París FC y el Stade Saint Germain, procurando darle a la capital del gran equipo de fútbol del que carecía, con el apoyo económico de empresarios locales. Luego pasó por las manos del diseñador Daniel Hechter, creador de la famosa camiseta azul, roja y blanca, y a comienzos de la década de 1990 estuvo a punto de caer en bancarrota. Lo rescató el canal de televisión francés Canal+. En 2006 fue nuevamente vendido a grupos inversores de origen estadounidense, hasta que fue adquirido por los cataríes.

El PSG se convirtió así en parte del imperio QIA, que además es propietaria de la famosa tienda londinense Harrods, del edificio Empire State de Nueva York, la cadena Al Jazeera y posee acciones de aerolíneas como Iberia y Britsh Airways, los bancos Barclays y Credit Suisse, la casa Volkswagen o la productora Miramax de Disney.



SABER MÁS

Un país pequeño, rico y que será sede del Mundial 2022

Cuando Qatar se independizó del Reino Unido en 1971, la Copa del Mundo ya tenía una larga historia. En 2022 será sede de un nuevo Mundial, pese a las críticas recibidas, tanto por la presunta compra de votos para su candidatura como por las duras condiciones de trabajo en la construcción de sus estadios. Es un país de poco más de 11.500 kilómetros cuadrados y unos 3 millones de habitantes, aunque menos de la cuarta parte tiene la ciudadanía. Cuenta con el mayor ingreso per cápita del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)