PEÑAROL

La frutilla de la torta

Gastón Rodríguez se sorprendió con el mensaje de voz que le dejó Juan Pedro Damiani y está más tranquilo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodríguez sabe que es difícil, pero se ilusiona con Peñarol. Foto: A. Colmegna

El miércoles Gastón Rodríguez hizo doble horario con Wanderers. A las seis de la tarde, tras el segundo turno, revisó su celular y se sorprendió. Había una llamada perdida y un mensaje de voz del presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani. "Me sorprendió el llamado sí, me agradecía por todo lo que estaba haciendo, porque dije varias veces que quería jugar en Peñarol, y me dijo que iba a hacer un esfuerzo; y me dejó muy contento", contó Gastón.

De todas formas, y más allá de la ilusión del futbolista, aumentada por la llamada del presidente, la empresa ProFútbol, representante de Rodríguez, analiza ofertas del exterior. Hay dos de Europa y dos de clubes árabes que llaman todos los días. Es más, fueron descartadas otras dos del fútbol brasileño.

"Mis representantes están viendo, no rechazan nada. Tienen que ver cuál es la oferta de Peñarol, pero todos somos conscientes que el precio que puso Wanderers para acá es muy alto. Y eso lo hace muy difícil, pero hay que ver. Capaz que se puede llegar a un acuerdo y terminamos todos contentos".

Estos días no son fáciles para el mejor jugador de la temporada pasada. Entrena a diario con sus compañeros bohemios, pero siente la incertidumbre de no saber cuál va a ser su futuro. "Son momentos bravos, y la verdad que me haya llamado Damiani me dejó muy tranquilo. No es todos los días que te llama el presidente de Peñarol. Hoy sé que se va a trabajar en el tema, si se da bienvenido sea y si no, será en otra oportunidad", afirmó Gastón.

"Lo llamé fundamentalmente para agradecerle. No es común en un mundo tan materialista y profesional como el que vivimos, que un jugador diga lo que él dijo", relató por su parte, Juan Pedro Damiani. "No lo hice para llenarle la cabeza, ni esas cosas que se pueden estar diciendo, era cuestión de agradecerle" insistió el presidente carbonero quien es consciente que la cotización por Gastón es muy alta.

"No tenemos la posibilidad de competir, pero si tenemos la mínima oportunidad vamos a ir por él. Si no le sale nada del exterior, de repente pode haber alguna fórmula como adquirir parte de la ficha, como hemos hecho con otros jugadores", agregó el presidente.

Por estas horas, Peñarol busca un zaguero izquierdo y un lateral derecho, y con esos dos puestos cerrarían las incorporaciones. Sin embargo, desde el club ha dicho en varias oportunidades que se podría agregar un jugador desequilibrante, que sería la frutilla de la torta. Y ese sería Gastón Rodríguez.

Él se ríe de que lo consideren la frutilla de la torta. "No sé si soy la frutilla de la torta, hay muchos jugadores y muy buenos en Peñarol. Que me llamen la frutilla es muy bueno, pero mientras que vaya a Peñarol no me interesa como sea, si soy la frutilla de la torta, el dulce de leche o el postre", dijo Gastón, quien cuando escuchó el mensaje de voz del presidente carbonero, le devolvió la llamada.

"Me atendió enseguida, le agradecí por lo que me dijo, que siempre iba a tener las puertas abiertas de Peñarol, que me quería en Peñarol y que iban a hacer un esfuerzo por llevarme. Le agradecí el llamado y le dije que yo también iba a hacer todo lo posible por llegar al club", contó el jugador de 24 años.

Cada vez que Gastón dijo públicamente que quería jugar en Peñarol, habló de la posibilidad de volver a hacerlo con su hermano Maximiliano, quien llegó el semestre pasado al equipo carbonero. "Mi hermano está tranquilo, sabiendo que se puede dar esa posibilidad de jugar juntos en Peñarol, pero también es consciente que está la chance del exterior y que eso también puede ser muy bueno para mí", reflexionó el delantero.

"Si no se llega a dar y tengo que salir al exterior, lo voy a hacer porque es mi trabajo. Además, en ese caso me iría sabiendo que hicieron el esfuerzo para me quedara", agregó Gastón quien pudo haber pasado a Peñarol el semestre pasado.

En ese momento, hubo muchas reuniones entre los integrantes de la Comisión de Pases y Contrataciones, el gerente Juan Ahuntchain y los representantes del futbolista que pudo haber firmado contrato con los aurinegros por tres años. Peñarol adquiría el 20% de la ficha del delantero bohemio con la posibilidad de quedarse luego con otro 30% (a cambio de 350.000 dólares) y sumar así el 50%. Pero finalmente, no se concretó.

"Vamos a ver, ojalá se puedan poner todos de acuerdo", se ilusiona ahora Gastón, que espera que esta vez el final pueda ser otro, más feliz para él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)