Vea el video

Se fue con la frente en alto

Uruguay dejó el alma en la cancha, pero perdió con Argentina por 2 a 1 y no irá a los Juegos Olímpicos de Río. La Celeste terminó en el tercer lugar consiguiendo el pasaje para el Mundial de Nueva Zelanda 2015 y los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Gracias muchachos. Gracias, gracias y más gracias. El fútbol, las ganas y la actitud volvieron a estar presentes anoche en el Centenario, en ese estadio en el que siempre soñaron jugar y que tuvo el marco que ustedes se merecían.

Ustedes volvieron a dejar bien en claro que el maestro Tabárez tiene razón cuando dice que “el camino es la recompensa”. Acaso, ¿quién no se ilusiona con ver ya a algunos de estos chiquilines al lado de “los grandes”?.

Estos jugadores contagiaron a un país e invitan a soñar en los mejor. Guruceaga, Cabaco, Nández, Arambarri, Pereiro, Amaral, Acosta, y el resto del plantel e incluso los que pelearon hasta último momento para estar acá, han dejado en evidencia que lo que viene atrás es bueno, que hay material para seguir soñando en ser protagonistas y para pelear cosas importantes a pesar de ser un país muy chiquito.

Fabián Coito también volvió a demostrar lo mismo. Desde atrás de la línea de cal, pasó por sub 15, sub 17 y llegó a esta sub 20. Conoce a estos gurises tanto como sus padres. Los agarró de niños y hoy los tiene ahí, como estos hombres que lograron captar la atención y el corazón de más de tres millones de uruguayos.

Ese es el mejor premio que puede tener este grupo. Más allá de haber conseguido la clasificación al Mundial de Nueva Zelanda, y que el título estuvo tan cerca, el mejor trofeo es este. La mancomunión que lograron con los hinchas son campeonatos que no caben en una ninguna vitrina o estadística. Entraron en la historia, no tengan dudas. Todos se acordarán de este equipo y de estos nombres.

Seguramente, cuando mañana empiecen a salir a la calle después de más de un mes encerrados tanto en el Complejo Celeste Celeste como en la Posta del Lago, podrán percibir lo que han conseguido.
Los pararán en la calle, no podrán caminar como siempre en el shopping, les tomarán fotos y les terminarán doliendo las muñecas de firmar tantos autógrafos.

Estas tres semanas, aunque para ustedes es casi un año de trabajo, les ha cambiado la vida.

Argentina se quedó el título. Ese gol sorpresivo de Driussi y la corrida de Correa alcanzaron para llevarse la copa para la vecina orilla. Hubo chances para ganarlo, claro que sí, pero la suerte no estuvo de este lado del Río de la Plata. De todos modos, nada va a opacar esta campaña. A ustedes, muchachos, los avalan los números y el rendimiento que mostraron durante todo el Sudamericano.

Ustedes nos llenan el pecho de orgullo. Son el futuro y hay que brindar por eso. Como siempre dice Diego Lugano: “Salú, salú”.

URUGUAY 2-1 ARGENTINA

Cancha: Estadio Centenario.

Árbitro: Ricardo Marques (Brasil). Asistentes: Kleber Lucio (Brasil) y Jairo Romero (Venezuela). Cuarto árbitro: José Argote (Venezuela).

Uruguay: G. Guruceaga, G. Cotugno (86' F. Boné), E. Cabaco, A. Ale, M. Suárez, N. Nández, M. Arambarri (69' R. Guerra), G. Pereiro, F. Castro, R. Amaral (46' J. Báez) y F. Acosta. D.T. F. Coito.

Argentina: A. Batalla, T. Casasola, E. Mammana, F. Monteseirín, F. Cardozo (46' R. Moerira), N. Tripichio, L. Vega (87' J. Ibáñez), T. Martínez, S. Driussi (53' C. Espinoza), Á. Correa y G. Simeone. DT: H. Grondona. 

Goles: 6' G. Pereiro (U), 35' S. Driussi (A) y 80' Á. Correa (A).

Amarilla: 17' T. Martínez (A).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)