CONMEBOL

Un freno a Chile y una cena con Platini

Día positivo para la estrategia política de la AUF culminó en una velada de aproximación entre América y Europa

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wilmar Valdez

Todo pasó —o se centró— en San Petersburgo, al fin y al cabo; porque pocos lo saben, pero la AUF no recibió ninguna comunicación oficial de la Conmebol acerca del fallo emitido ayer por la Comisión Disciplinaria del organismo rector del fútbol continental, que archivó la denuncia presentada por Chile contra Fernando Muslera, José María Giménez, Diego Godín, Álvaro González, Jorge Fucile y Cristhian Stuani a raíz de los incidentes registrados sobre el final del partido que los chilenos le ganaron a Uruguay el 24 de junio pasado por los cuartos de final de la Copa América en Santiago.

El aviso acerca de dicha decisión le llegó, casi en forma personal, a Wilmar Valdez, que está en Rusia junto a Alejandro Balbi y Roberto Pastoriza, para asistir al sorteo del calendario de las Eliminatorias previas al Mundial 2018, que se realizará en la presente jornada.

Lo cierto es que, más allá de los aspectos formales, esa resolución de la Conmebol significó no sólo un alivio para Uruguay, ya que —salvo el caso de Fucile, que al haber sido expulsado ahora deberá cumplir al menos una fecha de suspensión automática— los futbolistas denunciados están habilitados para jugar desde el comienzo de las Eliminatorias: el fallo representa un acierto de la estrategia desplegada por el Consejo Ejecutivo y el departamento jurídico de la AUF al denunciar a Gonzalo Jara por su provocación a Edinson Cavani, desechando la velada amenaza de Chile en el sentido de que si Uruguay obraba de esa forma pediría a la Conmebol una sanción de oficio para los jugadores uruguayos que, incluido el lateral que recibió la segunda tarjeta amarilla por un foul a Alexis Sánchez, tuvieron actitudes que no quedaron registradas en el informe del árbitro.

En realidad, lo que se planteó fue una lucha de poder, porque la AUF se proponía denunciar a Jara sólo como parte de la estrategia para la defensa de Cavani, tratando de demostrar lo que no había sido apreciado por el juez: la provocación del zaguero local al uruguayo, que reaccionó tras haber sido sometido a una injuria por parte de su adversario, y Chile quiso frenar esa acción con su amenaza que, luego de concretada, era lo que más preocupaba a la AUF, pues si la Conmebol fallaba en contra de los celestes, siete de ellos no iban a poder jugar en el inicio de las Eliminatorias, previsto para octubre del corriente año.

Así, con lo que Valdez supo ayer en San Petersburgo, se disipó el mayor peligro, pues la denuncia de Chile se tomó como infundada, mientras siguen en curso los casos de los denunciados por el árbitro: Cavani, Fucile, Rebollo y Tabárez; y, al fortalecerse la defensa del primero con la denuncia a Jara, quizá la pena que le quepa —igual que al lateral— no vaya más allá de la fecha de suspensión automática.

Pues bien, si la noticia recibida a la hora del té en Rusia era para celebrar, más lo fue el "menú" de la cena a la que los tres dirigentes uruguayos asistieron junto a otros pares de América para conversar hasta altas horas de la noche con los que hoy son "popes" de la UEFA y pueden serlo de la FIFA a mediano plazo.

En efecto, en el encuentro con Michel Platini y Giannni Infantino, titular y secretario general del organismo rector del fútbol europeo, se habló de la relación entre los bloques continentales y de un futuro que, según Valdez, "será muy beneficioso para el fútbol sudamericano y, en particular, el uruguayo".

Un cambio que deja sospechas

El sorteo del calendario para las Eliminatorias del Mundial 2018 se hace hoy en San Petersburgo a las 12:00 de Uruguay, con un cambio: el ex capitán del equipo ruso, Alexey Smertin, sustituye en el grupo de colaboradores invitados que integran Diego Forlán Samuel Eto´o, Oliver Bierhoff, Rinat Dasaev, Alexander Keezhakov, Fabio Cannavaro, Rabah Madjer y Pedrag Rajkovic, al brasileño Hulk.

Según la FIFA, este último fue pedido por el Zenit de San Petersburgo para un partido de mañana; pero su salida se produjo luego de decir que los problemas por racismo "pasan en casi todos los partidos en Rusia, y no se pueden superar de un día para otro o en sólo dos años".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados