Nacional

Franco los hace durar 90’

El preparador físico de Nacional es el encargado de seguirle el tren a Munúa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Franco se sumó a Munúa y Berman el 30 de junio, cuando fueron presentados. Foto: Gerardo Pérez

Por estos días es "vox populi" la intensidad y dinámica con la que juega Nacional, tanto en el Torneo Apertura como en la Copa Sudamericana. Dichas ideas, impulsadas por el cuerpo técnico que comanda Gustavo Munúa, quedaron evidenciadas en el partido que Nacional le ganó a River Plate 2-1 con dos goles en los últimos diez minutos, cuando los tricolores perdían frente a un equipo que también llevó adelante un juego moderno, de constante ida y vuelta.

Pese a que contra los darseneros quedó de manifiesto la propuesta, ante Villa Teresa y Oriente Petrolero (principalmente en el partido de ida en Santa Cruz de la Sierra) también quedó demostrado a lo que apunta esta nueva versión de Nacional 2015.

Claro que para que dicha propuesta luzca, es necesaria una muy buena preparación física en el marco de una planificación adecuada. De lo contrario, sería inviable pensar en un equipo con la intensidad —y lo que es más importante, con la prolongación de la misma a gran parte del partido— que está mostrando Nacional en este inicio de temporada.

"Desde que se planteó la pretemporada y la modalidad de trabajo que íbamos a tener con Gustavo y con Christian (Berman) y el resto del cuerpo técnico en cuanto a poder aplicar una metodología que conjugue todos los componentes que tiene el fútbol, nosotros estamos enfocando los trabajos de esa forma desde el primer momento. Obviamente que es una búsqueda de una dinámica adecuada a las estrategias que se plantean en cada uno de los partidos", sostuvo el preparador físico de los tricolores, Jorge Franco.

El "profe" de Nacional agregó que "nuestro trabajo tiene que ver con el modelo y el estilo de juego que se presente, con los hábitos que requieren los jugadores para ese estilo, con la propuesta en la cancha de cada uno de los futbolistas, primero de forma individual y en su línea de acción táctica que tienen y luego con lo que es la totalidad del grupo. Nosotros tratamos de fusionar y de integrar las condiciones y los componentes físicos en esa modalidad, para que tengan que ver con lo que luego se va a jugar. Por eso, en los trabajos diarios nosotros buscamos llevar de la mano esos componentes y organizar y coordinar los esfuerzos que se van a realizar".

Nacional ha demostrado ser un equipo compacto en los primeros partidos de la temporada aunque cuando Munúa decidió rotar el equipo (en el encuentro de vuelta ante los "refineros", donde el entrenador realizó seis cambios) las diferencias se notaron porque hubo futbolistas que no jugaron con la intensidad de los habituales titulares. Ejemplo de ello fue Sebastián Eguren.

Quizás tener a todos en igual forma para afrontar la competencia sea una de las tareas más complicadas para el preparador físico de Nacional, quien fue parte del cuerpo técnico de Víctor Púa en las selecciones juveniles durante muchos años.

Por último, Franco concluyó que "con el paso de los partidos se va consolidando la idea, la propuesta. Por mejor que uno prepare, el mejor diseño de amistosos o de pretemporada, si luego no se va reafirmando durante la misma temporada competitiva no se llega a buen puerto. La misma competencia nos va dando un afianzamiento de ese estilo de trabajo y de esa aplicación de la modalidad de juego y, por lo tanto, que los componentes físicos de esa modalidad se vayan consolidando. El desafío está en que todos los muchachos vayan teniendo un volumen adecuado de aplicación de esa modalidad y que todos vayan manteniendo un nivel parejo de ritmo".

"Tiene una propuesta adecuada a sus antecedentes".

Franco dio su visión sobre Munúa como DT: "Lo encuentro en una propuesta profesional muy adecuada por sus antecedentes de juego tanto aquí, a nivel de selección, como en Europa. Es decir, como un conocedor y un participante activo de lo que fue el alto nivel; eso sin duda que lo ha marcado y está comenzando un camino muy positivo, donde hay que trabajar siempre con los pies sobre la tierra y tener en cuenta que el perfil tiene que ser muy bajo, tiene que apegarse mucho a la constancia del trabajo, a la constancia de la aplicación porque la idea es poder lograr una consolidación del rendimiento y que la mayoría de los partidos estemos en un nivel alto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)