EL OJO CRÍTICO

Francia y su exquisito fútbol de los 80

EDWARD PIÑÓN

El mundo de la evolución futbolística nunca se detiene. Detrás de un crack viene otro, a un gran equipo que hace historia lo supera uno nuevo. La pasión nunca se diluye y un campeonato glorioso siempre puede quedar semioculto por un acontecimiento más reciente. Es la vida. Se pasa página porque se empuja hacia adelante. Pero hay veces que está bueno detenerse y reconocer a los que trascendieron porque lograron dejar una marca muy grande.

EDWARD PIÑÓN

Y ahí, en ese rubro, entra la Selección de Francia de los 80. El fallecimiento de Michel Hidalgo, el motor que impulsó a una generación de talentosos a dejar un recuerdo imborrable me permite evocarlos como lo merecen.

Pude ver y disfrutar a aquel fabuloso equipo. Reconozco que es cuestión de gustos futbolísticos, pero Francia embelesaba a quienes se identifican con los conjuntos que juegan pensando en el gol. Platini, Tigana, Giresse, Genghini, Rocheteau y Six, entre otros, deleitaban por la forma en la que elaboraban la acción que después iba a terminar con el mayor grito de felicidad.

Aquel fútbol champán, como se le denominó, conquistó la veneración de aficionados de todas partes del mundo. Y tener una camiseta de los “Bleus” de aquella época era un mimo al corazón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados