PEÑAROL

Para la foto: ¿Zalayeta tiene que salir...?

La titularidad del capitán en medio de la pugna entre un código del fútbol y la presión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Zalayeta

Gerardo, pasáme una del Peñarol campeón del (Torneo) Clausura 2010" es, por ejemplo, el pedido desde Ovación a uno de los editores de la sección Fotografía de El País, y no hace falta decir más nada; la costumbre es también, al menos en este caso, una herramienta de trabajo: Gerardo Pérez va al archivo digital y al rato nomás la foto solicitada ya está puesta en la página; es la del día de la consagración de los aurinegros , el 10 de abril de 2010, cuando Peñarol le ganó de atrás a Fénix por 2 a 1 y conquistó el título de campeón del segundo torneo oficial de la temporada, un objetivo que alcanzó tres fechas antes del final del mismo y en la que era la antesala del clásico, porque aquella fue una campaña realmente fantástica: el equipo dirigido por Diego Aguirre fue una "Fiera" y ganó 43 de los 45 puntos disputados.

" Nico´, pasáme una del Peñarol campeón del (Torneo) Apertura 2012", puede ser también, por ejemplo, el pedido desde Ovación a otro de los editores de la sección Fotografía de El País, y otra vez no hace falta decir más nada; Nicolás Pereyra va al archivo digital y al rato la foto solicitada ya está puesta en la página: es la de la tarde de la consagración, el 2 de diciembre de 2012, cuando Peñarol le ganó por 2 a 0 a Juventud, que fue el rival que los aurinegros, ese año con Jorge "Polilla" Da Silva como entrenador, tuvieron en la penúltima fecha del primer torneo oficial de la temporada.

Redoblona.

" Darwin", pasáme una del Peñarol campeón del (Torneo) Clausura 2015", podría ser la solicitud desde Ovación a otro de los editores de la sección fotografía de El País, y tampoco habría que agregar más nada: Darwin Borrelli irá al archivo digital y al rato la foto solicitada ya está puesta en la página: es la del día de la consagración, el 7 de junio del corriente año, cuando Peñarol —con Pablo Bengoechea como técnico— empató con Racing 2 a 2 en la última fecha del segundo torneo oficial de la temporada pasada, pero igual se quedó con el título de campeón porque, en Jardines del Hipódromo, Danubio completó la redoblona al gaarle 2 a 0 a River Plate, que era el único rival que tenía posibilidades matemáticas de alcanzarlo.

Maracaná.

Costumbre. O también asociación de ideas, acaso. Da igual. Es algo, prácticamente, automático: sin necesidad de cursar ni preguntar más datos ni señales, "la foto del campeón" que se publica, sobre todo si ha transcurrido un tiempo desde la conquista, es la de la jornada en la que el logro queda plasmado.

Siempre. En todos los casos. Desde los de menos repercusión histórica a los de mayor resonancia. La foto del equipo de Uruguay campeón mundial de 1950 es, quizá, el ejemplo más claro; la que se publica en forma simbólica es la de la final de Maracaná, con Schubert Gambetta y Ruben Morán en lugar de Juan Carlos González y Ernesto Vidal, que fueron los titulares desde el comienzo del campeonato.

Es más, se trata de algo que en la interna de los protagonistas del fútbol, se conoce, y hasta tiene cierto peso, al menos para ser incluído como parte de los llamados "códigos" que se manejan en ese ámbito; porque jugadores, técnicos y dirigentes saben que "la foto del campeón" que pasa a la posteridad, incluso porque es la que se cuelga en las paredes de las distintas instalaciones del club, es la del equipo que empieza jugando el partido en el cual se concreta la conquista del campeonato.

Por eso, pues, aunque ayer Pablo Bengoechea hizo a puertas cerradas en Los Aromos un segundo trabajo de carácter táctico apuntando directamente al partido de mañana contra Juventud, y Marcelo Zalayeta no empezó la práctica alineando en el equipo titular, igual que como ya había ocurrido también en el entrrnamiento del jueves por la tarde, no es seguro —y menos aún se puede dar por hecho— que en el último partido del Torneo Apertura será la primera vez que el capitán no comenzará jugando.

Es cierto, Zalayeta —que hoy, justamente, cumple 37 años— no ha rendido, sobre todo en materia de vivacidad, no de capacidad técnica, en la medida de sus posibilidades. Jugó 982 sobre un total de 1.260, fue titular en los 14 partidos diputados por Peñarol, pero salió durante el transcurso de 10 de ellos; y, algo que resulta un dato clave: hizo un sólo gol; lo que para un punta es un registro muy escaso.

debate.

Por esto último, precisamente, la inclusión de Zalayeta ha sido motivo de debate en el seno de la propia hinchada; que lo idolatra, y por eso mismo no lo resiste, ni lo critica, pero buena parte de ella ha visto con recelo —o preocupación— que Bengoechea lo haya mantenido como titular a ultranza, incluso cuando más señales previas dio el entrenador de que lo podía sustituir, tal como sucedió después de la derrota de Peñarol con Defensor Sporting y antes del encuentro frente a Fénix, en el que Zalayeta empezó de titular en el ataque.

De modo que…sí, de acuerdo a cómo paró el equipo Bengoechea ayer en el trabajo táctico, la más probable integración de Peñarol será con: Guruceaga en el arco; Aguirregaray, Valdez, G. Rodríguez y D. Silvestre en la retaguardia; Píriz y Aguiar en la contención del mediocampo; Albarracín, Forlán de tres cuartos de cancha hacia adelante; e Ifrán y Palacios en el ataque.

Crédito.

Sin embargo, no por eso el citado equipo deja de ser sólo el más probable. No en vano Bengoechea tuvo la firmeza,y la convicción, de mantener a Zalayeta —el capitán— en la titularidad durante 14 partidos, pese a que el entrenador haya admitido que el jugador es conciente de que no ha rendido en la medida de sus posibilidades, como el propio delantero lo dejó entrever, además, en forma implícita, cuando en la mitad del Torneo Apertura dijo que estaba pensando en retirarse al final de la temporada.

Si Zalayeta no es titular por primera vez justo en el último partido, eventualmente el de "la foto del campeón", no será porque se le acabó el crédito al jugador con el entrenador, sino porque se le agotó el crédito al respeto que siente Bengoechea por quien quiere como ex compañero, amigo, y tal vez hasta casi un hermano.

Concretamente, si Zalayeta debe "salir" de "la foto del campeón" es porque para Peñarol el partido contra Juventud es una situación, ya no límite, sino extrema, como lo prueba que ayer se llevaban vendidas 29.847 entradas, y que hoy en Los Aromos, en vez de 18 jugadores, como ha sido habitual, quedan concentrados 20; incluídos Nahitan Nández, que está suspendido, y Leyes, lesionado y descartado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)