ESPAÑA

Una foto por 55 carteles

Vos no tendrías que estar en el liceo?”, le preguntó la madre a Martín Barcelona, un joven uruguayo de 18 años que vive en España y estaba llegando a su casa cuando debería estar en clase.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Twitter

Es que el joven, como lo había hecho más de una vez hasta ese momento, había faltado a sus actividades para ir al entrenamiento de Barcelona e intentar cumplir su gran anhelo: tomarse una foto con Luis Suárez.

Esa, como otras tantas veces que lo había intentado, terminó en un fracaso. La gran cantidad de gente que va a cada práctica hace que sea casi imposible tomarse una foto con Suárez.

Pero en enero de 2016 su suerte cambió, aunque no mucho. Martín volvió a probar y tuvo éxito. Vio a Suárez, lo llamó y el futbolista accedió. Se tomó una selfie pero cuando la vio estaba movida y el salteño ya se había ido. Fue el detonante para una insistente campaña que comenzó en Twitter.

Martín se propuso subir una foto diaria a la red social junto a un cartel en el que expresaba su deseo. Variando los diseños y las formas, lo hizo durante 55 días.

Lo que seguramente nunca imaginó fue que el lunes 11, cuando nuevamente subió una foto y etiquetó a diversos periodistas y medios conocidos, recibiría una respuesta particular.

Sofía Balbi, esposa del delantero de Barcelona, le escribió un mensaje y lo contactó con el “Pistolero” para coordinar el encuentro. Lo pactaron para el día siguiente a la mañana.

El joven se despertó a las 6:00 para poder tomarse el tren con tiempo y llegar al lugar pactado media hora antes de lo estipulado, no sea que un nuevo infortunio frustre otra foto.

Llegó al lugar y comenzó a temblar y a llorar. En una escalera lo esperaba el “Pistolero”, que al verlo lo reconoció y ordenó a un guardia que lo deje pasar.

Martín lo saludó, charlaron, se tomó fotos y logró que Suárez le firme una camiseta.

“El martes fue inolvidable; el mejor día de mi vida, sinceramente. Cuando lo vi empecé a llorar de la emoción y él me abrazó”, contó el joven, aún radiante.

Cuando llegó a la escalera escuchó una frase conocida: “¿Vos no tendrías que estar en el liceo?”, le preguntó Luis Suárez a Martín Barcelona, pero el joven sonrió y respondió que había faltado para cumplir su sueño. Suárez, cómplice, también rió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)