TORNEO CLAUSURA

La fórmula ganadora de Nacional: Bergessio hace los goles; Rochet y Orihuela los evitan

El argentino recuperó el gol justo a tiempo: uno en cada uno de los últimos cuatro partidos. El arquero da seguridad y el zaguero quita y pasa al ataque.

Gonzalo Bergessio
Gonzalo Bergessio y su festejo de gol junto a Renzo Orihuela, quien armó la jugada. Foto: Estefanía Leal

La diferencia es que Nacional gana y Peñarol no. La frase la tiró un compañero en la redacción mientras veía cómo Progreso metía debajo de su arco al tricolor en los últimos minutos. Y la verdad que sí, que esa es la explicación. El tricolor volvió a jugar mal —tanto como lo había hecho el aurinegro 24 horas antes en Cerro Largo— y, al igual que su rival de todas las horas, terminó defendiéndose, aunque en su caso con éxito.

Así y todo, la diferencia sustancial pasa por los resultados, porque el triunfo 1-0 en la visita a Progreso dejó a Nacional 10 puntos arriba del carbonero en la Anual y encaminado a ganarla. Y esa diferencia la hace en la cancha por la simple explicación de que sus futbolistas hacen el trabajo que deben.

Por supuesto que al hincha de Nacional le gustaría que esa labor de los jugadores tuviera más brillo, pero en definitiva los que tienen que atacar y anotar goles lo hacen y los que deben defender y evitarlos, también. Pero además los defensas le suman apoyo al ataque, entonces las posibilidades de éxito son mayores.

Ahí está el caso del joven Renzo Orihuela. Flaco y alto, este botija de solo 19 años que ya fue vendido al Grupo City incluso antes de afianzarse en primera anda por todo el frente de su área desplegando una velocidad que le permite hacer uno, dos... varios cierres justo a tiempo para cortar el cable de la bomba cuando está a punto de estallar.

Es tan elegante para salir jugando como para marcar, porque tiene una técnica que en los zagueros parecía perdida en los últimos años. Pero además tiene personalidad como para irse al ataque, dejar rivales por el camino y meter un pase de gol. Lo hizo en el minuto 44 para habilitar a Gonzalo Bergessio y permitirle definir. En la segunda mitad tuvo otra similar, porque le devolvió una pared al capitán que éste no pudo definir.

Otra explicación es el propio Bergessio, que estuvo unos cuantos partidos con la pólvora mojada pero cuando la secó, volvió a ser mortal. Volvió al gol en el 3-0 a River Plate y desde entonces no paró de marcar: uno a Montevideo City Torque, otro a Plaza Colonia y el de ayer a Progreso. Cuatro goles en cuatro partidos. “Lavandina” volvió a ser él. Esto es: no dispone de muchas situaciones de gol por partido, pero una al menos la convierte y ese es un diferencial que tiene Nacional a su favor.

Del resto se encarga Sergio Rochet. El arquero, otro de gran técnica, resuelve los problemas que le suelen generar los rivales a la defensa tricolor principalmente por las bandas, porque Orihuela cubre los espacios por el centro pero no es infalible. Rochet resuelve sencillo y no necesita andar volando de un lado para el otro porque siempre está bien ubicado.

Sergio Rochet
Sergio Rochet se queda con el cabezazo a Alex Silva. Foto: Estefanía Leal

Entonces: Nacional tiene quién haga los goles y tiene quién o quiénes los eviten. Esa es la fórmula para ganar y el tricolor la tiene. Sin embargo, le falta mucho más de lo que posee, porque si bien lo que cuentan son los puntos, a la larga la falta de juego termina pasando factura.

Ante las bajas en el medio de Gabriel Neves y Emiliano Martínez, el técnico Jorge Giordano cambió la figura táctica por un 4-2-3-1. Al medio le faltó contención, especialmente en el segundo tiempo, pero sobre todo generación de juego. Brian Ocampo desbordó pero no culminó bien, en tanto Alfonso Trezza decididamente nada aportó. Fue interesante la posición de Pablo García, jugando por detrás de Bergessio. Allí tuvo libertad y encaró, pero le faltó filtrar pases. Quizás sería una buena idea del técnico seguir probándolo por allí.

Cuando Nacional se cansó de correr detrás de la pelota en el medio, Progreso lo arrinconó y le pudo haber robado un empate. Pero como están Rochet y Orihuela, no pudo hacerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados