PEÑAROL

Sin Formiliano, la zaga aurinegra no es lo mismo

El zaguero está casi afuera del duelo ante Fénix, pero, ¿lo sentirá el equipo del "Memo" López?

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Se lesionó frente a Rampla Juniors, pero la entrega que lo identifica llevó a Fabricio Formiliano a seguir jugando pese a la fractura que había sufrido. Mano vendada prácticamente hasta el antebrazo y jugar hasta que termine el partido, entendiendo también que el equipo podría necesitar variantes en el ataque.

Lo cierto es que con la derrota consumada y los estudios necesarios realizados, se constató que sufrió fractura en el tercer metacarpiano de su mano derecha, lo que lo deja prácticamente afuera del duelo ante Fénix, sobre todo porque a falta de tres días para el duelo ante los albivioletas, el zaguero está utilizando un yeso en la zona lesionada y la recomendación es que lo siga utilizando durante varios días más y con ese elemento no puede jugar.

El cuerpo técnico tampoco se plantea que se quite el yeso, primero que nada porque la salud del deportista es lo primordial y segundo porque la prioridad que juegue el clásico, un duelo que por el rival y por lo que se juega Peñarol puede definir la temporada.

¿Cómo le ha ido a Peñarol sin uno de sus zagueros titulares? Cabe recordar que el “Tito” formó, junto al “Cachila” Arias, una línea final férrea y que fue clave en la consagración aurinegra en 2017, tanto en el Clausura como en las finales del Campeonato Uruguayo.

Lo cierto es que desde que llegó Formiliano al plantel mirasol, faltó solo a cinco partidos y el saldo es de tres triunfos y dos derrotas.

El domingo 19 de noviembre de 2017, Fabricio Formiliano se perdió el primer encuentro con Peñarol. Una lesión lo marginó del duelo ante Plaza Colonia, donde los aurinegros terminaron superando 3-0 a los patablanca y su reemplazante fue Yeferson Quintana.

El juvenil también fue titular tres días después, en el partido de Peñarol ante River Plate, en el Saroldi, donde los aurinegros perdieron por 2-1.

Ya en 2018 también se perdió un juego ante Fénix por una distensión muscular. Peñarol ganó 3-0 y su lugar fue ocupado por Luis Maldonado. Formiliano fue cuidado para poder jugar el clásico y por eso ante Libertad, por Copa Libertadores, volvió a jugar el “Toco”, en lo que fue derrota por 2-1 en Asunción.

La última ausencia fue el 7 de junio de este año en el triunfo por 3-1 ante Defensor Sporting, donde lo suplantó Enzo Martínez. El juvenil, al igual que Emilio McEachen, corren varios cuerpos por detrás de Carlos Matheu para jugar ante Fénix.

FABRICIO FORMILIANO

Un zaguero con gol.

En un equipo que tenía ciertos problemas defensivos, Fabricio Formiliano se identificó desde el primer momento con la camiseta que portaba y gracias a eso y a los goles que anotó con la camiseta de Peñarol se ganó a la hinchada mirasol.

Es que el “Tito” tiene un gran promedio de gol desde que llegó al conjunto mirasol, ya que anotó más tantos de los que había hecho en toda su carrera previo a lucir los colores amarillo y negro.

Previo a su llegada a Peñarol, Formiliano había marcado cinco goles y en un año y tres meses que lleva en el conjunto aurinegro ya anotó siete y muchos de ellos fueron importantes.

Defensor Sporting (en un par de ocasiones), Fénix, Boston River, Danubio, Atenas de San Carlos y Cerro fueron las víctimas de un zaguero que va muy bien por arriba y que no tiene problemas para salir jugando desde el fondo con la pelota al pie. Formiliano se adaptó bien al cambio de compañero luego de la partida de Ramón Arias y la llegada de Carlos Rodríguez, con el que ha compartido gran parte de los partidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º