PEÑAROL

De la formación a la consolidación

Promete: un fondo joven y con carácter.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Peñarol

Todavía queda una fecha para cerrar el Torneo Apertura y los siete u ocho partidos del Intermedio, pero en Peñarol ya comenzaron a sonar varios nombres para reforzar al equipo en la segunda mitad del año. Sebastián Sosa, Walter Gargano, Egidio Arévalo Ríos y Gastón Ramírez, ya aparecieron sobre el tapete.

La idea del representante de Gastón Guruceaga es colocarlo en el exterior y Guzmán Pereira retornará a la Universidad de Chile, por lo que el arco y el mediocampo prometen cambios obligados. En el ataque también se esperan caras nuevas a pesar de que aún resta por renegociar un nuevo contrato con Mauricio Affonso.

No quiere decir que no venga nadie, pero el fondo se entiende que es una de las zonas que menos retoques necesita. Tuvo errores, es cierto, pero teniendo en cuenta que era una línea de cuatro totalmente nueva y con un promedio de 23 años, el semestre que viene puede llegar a ser el de la consolidación.

"En esta formación de equipo hemos mejorado en algunas cosas. Hoy el plantel tiene una identidad, pero por momentos salieron a la luz cosas típicas de uno en formación, con fallas que pueden darse y a medida que transcurran los torneos se irán solucionando", explicó Leonardo Ramos.

El entrenador tocó toda la última línea en su arribo y pasó de jugar con Alex Silva, Carlos Valdez, Bressan y Mathías Rodríguez a Hernán Petryk, Yeferson Quintana, Ramón Arias y Lucas Hernández.

Con los dos primeros, encontró la solución en la propia materia prima del club. Dos futbolistas que entrenaban en Primera pero que no tenían espacio. "Apenas lo vi, me interesó muchísimo. Ahora, por suerte es un jugador importante", dijo el DT sobre el zaguero. Los otros dos fueron pedidos suyos y le respondieron. "Sabemos que en lo futbolístico estamos en el debe, pero no vamos a bajar la cabeza. Me voy a quedar. Yo vine por un objetivo y quiero salir campeón con Peñarol", comentó el "Zurdo" Hernández.

Encontró dos laterales con buen manejo de pelota y que resultaron determinantes también en el buen rendimiento de Nahitan Nández y el "Cebolla" Rodríguez, los dos volantes por afuera. Asimismo, conformó una zaga con presencia, personalidad y buen juego aéreo.

El paraguayo Iván Villalba, que arrancó como titular hasta la aparición de Quintana, terminó siendo la primera opción de recambio. Ronaldo Conceiçao, el más experiente (30 años), apenas estuvo en un encuentro por el campeonato local y no pudo afianzarse. Maximiliano Perg, que había tenido gran participación en el semestre anterior, en este 2017 solo jugó un partido por el Apertura y los descuentos ante Palmeiras en Brasil por la Libertadores. Mathías Rodríguez, en tanto, no tuvo participación en el primer equipo. Fabián Píriz, otro producto de la cantera, comenzó a ganarle la pulseada en las últimas convocatorias. Alex Silva, por otra parte, terminó conformando mucho más jugando como volante por el sector derecho.

Peñarol está a punto de cerrar un Torneo Apertura que lo tuvo como uno de los animadores hasta tres fechas antes del cierre. La gran cantidad de empates (siete) lo alejó antes de lo previsto de la lucha por el título. El equipo mostró una mejoría y buenos síntomas, pero piensa en algunos retoques para ir en busca del salto de calidad. En la defensa, hay confianza. Se entiende que ahora puede llegar el campeonato de la consolidación.

H. Petryk:

Nació el 21 de octubre de 1994 en Punta del Este. Llegó al mirasol para comenzar la pretemporada de 2016 luego de defender a Atenas de San Carlos durante cuatro temporadas (una de ellas incluso en la máxima categoría). Desembarcó como "una apuesta" y por eso hizo sus primeras armas tomando rodaje en la Tercera División. Leonardo Ramos le dio la confianza en este 2017, ante la suspensión que arrastraba Alex Silva, y no la desaprovechó. Un lateral con subida, buen manejo de pelota y que tiene la ventaja de que puede desempeñarse por los dos costados de la cancha. Se transformó en el mejor socio de Nahitan Nández, el punto más alto del equipo en la temporada. Este año jugó 12 partidos por el Torneo Apertura (1057 minutos) y cuatro (358) por la Copa Libertadores de América.

Y. Quintana:

Nació el 17 de abril de 1996 en Bella Unión. Producto genuino de la cantera, se encuentra en el club desde 2013 tras destacarse defendiendo a la selección de Artigas en la Copa Nacional de Selecciones del Interior sub 18 de 2013/2014. Se caracteriza por su gran porte físico (mide 1,92 y pesa 89 kilos) y su fuerte carácter. Aporta presencia y voz de mando pese a la corta edad y experiencia en el primer equipo. Debutó en el Uruguayo Especial de 2016 de la mano del "Polilla" Da Silva y Ramos lo consolidó en este semestre. Desde su aparición en Primera División, disputó un total de 11 partidos a nivel local (905 minutos) y tres (270) por la Libertadores.

R. Arias:

24 años - Made in "Pichincha": Nació el 27 de julio de 1992 en Montevideo. Producto genuino de Defensor Sporting, donde estuvo en Primera por cuatro temporadas: de 2011 a 2015.

Juega de todo... ¡hasta de golero!: Juega de zaguero, pero puede ir como lateral izquierdo. En Puebla es recordado por haber atajado los últimos cinco minutos de un partido y mantener el cero.

No te deja nunca tirado: Desde su llegada al mirasol participó en 14 partidos del Apertura (1260) y cuatro (360) de la Libertadores. Marcó un gol en el encuentro ante Palmeiras en Brasil. Uno de los líderes que tiene este plantel.

Ya tiene roce internacional: Tras su pasaje por Defensor, donde ganó dos Clausura, pasó por Puebla (2015/16) y Liga de Quito (2016) hasta llegar este año a Peñarol. Fue Celeste en sub 17, sub 20 y en los JJ.OO.

L. Hernández:

Nació el 5 de agosto de 1992 en Montevideo. Surgió de las divisiones formativas de Wanderers, donde solo pudo jugar dos partidos en Primera División. En busca de rodaje, en el año 2013 se fue a defender a Huracán en la Segunda División. Disputó 14 partidos y en su regreso al conjunto bohemio quedó libre. Cerro, atento, se hizo del jugador. En el Villero, donde estuvo de 2014 a 2016, logró consolidarse llegando incluso a ser capitán del equipo. Este año fue uno de los refuerzos de Peñarol. Llegó y de entrada se ganó el puesto. Un lateral criterioso, con ida y vuelta y que tiene el plus de que se hace cargo de las pelotas paradas. Estuvo en 13 partidos del Apertura (1163 minutos) y cuatro (360) de la Copa. Además, marcó un gol en la victoria ante Atlético Tucumán en el Campeón del Siglo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados