Peñarol

Forlán siguió los impulsos del corazón

Peñarol ganará en calidad dentro del campo y fuera; el Balón de Oro del Mundial 2010 será imagen del club.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Forlán gritará sus próximos goles en el fútbol uruguayo. Foto: Archivo El País.

La decisión de Diego Forlán de dejar el fútbol de Japón luego de terminar su contrato con Cerezo Osaka, que concluirá el 27 de julio, y de expresar su deseo de continuar su carrera en Peñarol, es para los aurinegros la mejor noticia de carácter deportivo que pudo recibir el club en décadas. Sin invadir la polémica que genera el parangón con otros jugadores históricos, el delantero, mejor jugador del Mundial de 2010 y con una referencia profesional intachable decidió llegar a Uruguay aún en buena forma física y futbolística, lo que implica para Peñarol ganar prestigio en todas las áreas y jugar el valor agregado de su marca, en el cada vez más redituable mundo del marketing.

¿Qué falta aún para que Forlán llegue en el próximo período de pases? El jugador expresó su voluntad de defender a Peñarol. Desde el club, el presidente y el técnico, se mostraron dispuestos a hacerle un lugar en el plantel. Por tanto, ahora el tema pasa sólo por cuestiones contractuales.

¿Le podrán pagar el sueldo a Forlán? "Si quisiera hacer dinero no iría a Uruguay, eso lo tengo claro. Quiero ir porque me siento bien, es un desafío muy grande, uno de los más importantes de mi carrera y me siento capaz física y mentalmente para afrontarlo. Si fuera a retirarme, no iría", explicó ayer el jugador a Ovación. El tema económico no será un impedimento. El delantero tiene ofertas de mercados que le pagan más que en Uruguay, pero los descartó.

No obstante, la llegada de Forlán implicará un contrato con un futbolista que es una marca. Será imagen del club.

¿Por cuánto tiempo? Forlán, de 36 años, llega con la intención de quedarse el mayor tiempo posible. Un contrato a largo plazo le permitirá al club ofrecerle una buena paga.

¿Por qué ahora? "Cumplí 18 años jugando en el exterior y es momento para jugar en el club del que soy hincha y en el que jugó mi padre", explicó.

¿Con qué número jugará? En los últimos tiempos, utilizó el 10. Su padre con el 4. "Aún no sé", dijo.

¿Con la llegada de Forlán, se van los históricos? Al final de la temporada culminan 12 contratos en el plantel, incluido el de Antonio Pacheco. Por su padre, Forlán tiene buena relación con "Tony"; nunca jugaron juntos.

¿Llega motivado por inaugurar el estadio y jugar la Libertadores? "No, no es por eso", explicó a Ovación.

¿Qué dice el presidente Damiani? "Está bueno que la gente sepa de las ganas que tiene Forlán de venir. Tiene un gran compromiso, el mismo con el que ha encarado todo en su vida: su papel de futbolista, de embajador de Unicef, de hijo, de hermano. Está realmente ilusionado con venir; está entusiasmado con hacer historia en Peñarol. Ojalá se pueda concretar su llegada. Nos encantaría tenerlo, pero debe ser algo confortable para él y para el club desde el punto de vista económico".

¿Qué pasó cuando fue distinguido como socio 40.000 del club? "Fue la primera vez que generó una repercusión local única, fue tapa de todos los diarios deportivos y primeras planas, y repercusión Mundial", explicaron desde el club.

La llegada de Forlán, mejor jugador del Mundial 2010, que da un paso para cumplir un sueño, implicará para Peñarol la movida de marketing y refuerzo futbolístico como pocos en la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º