¿QUÉ ES DE TU VIDA?

“Forlán estudiaba a los arqueros, y le pegaba donde quería”

Líber Vespa fue ídolo en Cerro, y después confirmó su estirpe de caudillo en Rosario Central, Arsenal y Huracán de Buenos Aires. Jugó en la selección uruguaya y hoy se dedica a su escuelita de fútbol a la espera de un llamado. “Quiero dirigir, me siento capacitado”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Líber Vespa

-¿Qué se extraña del fútbol?

-Todo. Pero en esta etapa de entrenador, la adrenalina del día a día. El estar en todos los detalles, planificar, trabajar.

-El jugador hace rato que ‘ya fue’.

-Síii…. Hace mucho. Nunca dudé. Cuando decidí retirarme, lo tenía más que asumido. Me fui con 33 años, en 2006, podía haber seguido. Estaba muy bien en Wanderers, pero tenía dolores en una de las rodillas, me jorobaba bastante, y decidí dejar. Siempre lo tuve claro. Además, dejé todo. Creo que hasta subí un esaloncito más del que podía. Jugué en la selección, fui parte de una Copa América (Paraguay 1999) y estuve diez años en el fútbol argentino con fenómenos en cancha. Yo que sé, ‘Polillita’ Da Silva, ‘Gaby’ Cedrés. Quedé muy contento, estaba claro que no había ido a pasear, fui a jugar y jugué. En Central, todavía tengo muchos amigos, es un club bárbaro.

-¿Y la gerencia deportiva?

-Me gusta. Pero hoy quiero entrenar. Quiero estar en cancha. Quizás sea por un tema de edad, pero quiero trabajar en cancha. Quizás más adelante, regrese a la gerencia deportiva porque me gusta, y me preparé para ello. Y además, me fue bien. Empecé como gerente deportivo en Torque y logramos el ascenso a la B. Después asumí en Cerro. Ganamos una Liguilla y jugamos la Libertadores. Capaz, si las experiencias no hubiesen sido buenas, dejaba de lado lo de la gerencia deportiva, pero me fue bien en los dos proyectos que encabecé. No me puedo quejar.

-Una de las nuevas tareas del fútbol de hoy.

-Cierto. Cuando debuté en 1989 era impensado que hubiese un gerente deportivo. Estaba la vieja y querida comisión de fútbol que la integraban los dirigentes que podían dedicarle más tiempo al club. Pero todo cambió. El fútbol, el mundo, hoy hay un montón de accesorios que antes no había, y lograron cambios en el fútbol, pero hay cosas que no van a cambiar jamás: un jugador que tranque fuerte, uno que pase bien la pelota, y uno que haga goles, esos van a estar siempre por más tecnología que haya. Esas son las claves en el fútbol. Siempre van a tener un lugar en cualquier equipo. Todo lo demás ayuda a que el fútbol sea más elaborado, que hoy se pueda sacar alguna ventaja desde lo científico o lo tecnológico, que tengas más y mejores herramientas que otros, pero la esencia del jugador no va a cambiar jamás. Podés pasarle 15 videos a los jugadores, que vean y estudien a los rivales, y eso ayuda. ¿O pensás que (Diego) Forlán pateaba sin saber a dónde pateaba? Estudiaba a los arqueros rivales y sabía qué palo les costaba más… cuáles eran los puntos flojos, y ahí les apuntaba. No tiraba a cualquier palo… bueno eso te lo de la tecnología, son accesorios que sirven, que ayudan, pero si no sabés pegarle a la pelota, no sirven de nada.

-¿Y hoy qué es lo que hace Líber Vespa?

-Pude hacer realidad un viejo sueño. Tengo una escuelita de fútbol (La Tribu dos cabezas, en Tres Cruces), algo que tenía pendiente desde hace cinco años y ahí entreno y preparo a niños de seis a nueve años. Está habilitada hasta niños 12 años, pero no hay ninguno. Es mixta, pero hasta ahora tengo solo varoncitos. Voy martes y jueves, y mi anhelo es poder tener otras escuelitas en la Costa de Oro, en el Cerro, en Rivera… abrir varias tribus. Así que mientras espero que suene el teléfono, hago docencia. Me encanta.

-¿Se hace cada vez más difícil poder dirigir en nuestro fútbol?

-Es bravo. Hay muchos entrenadores y pocos clubes. Esa es la realidad. Soy consciente que hay muchos técnicos, muy capacitados con mucha experiencia, que también están en la misma que yo. Sigo preparándome, preocupándome, estudiando, se que puedo, ya dirigí y me fue bien en Torque, en Villa Española, tuve una notable experiencia con el ‘Vasco’ Arruabarrena en Nacional, en fin… espero que suene el teléfono, preparado estoy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)